Produce más resina estresando la marihuana

Producir más resina estresando a las plantas
No todo estrés es necesariamente malo para el cannabis. Para mejorar la producción final de resina es posible modificar el riego, la temperatura, incluso el sistema de iluminación y conseguir cosechas más pegajosas con tricomas mas regordetes.

Produce más resina estresando al cannabis. Todos los cultivadores desean la mejor cosecha. Algunos se centran en la cantidad cosechada, otros buscan el mejor sabor y algunos intentan obtener las dos cosas. El sabor y la potencia son las cualidades que más le importan a la gente cuando hablan de la calidad del cannabis. Hoy veremos qué posibilidades hay para maximizar la calidad de ambos.

Algo de información sobre Cannabinoides

Antes de que nos sumerjamos en las técnicas para aumentar la potencia de la hierba, vamos a refrescar nuestra memoria sobre dónde y de qué manera se producen los principios activos del cannabis.
Esta planta contiene 1269 sustancias conocidas en total, de las cuales 144 son cannabinoides, 150 terpenos y terpenoides, y 50 flavonoides. El cannabinoide más psicoactivo es, por supuesto, el tetrahidrocannabinol (THC). El cannabidiol (CBD) es otro importante cannabinoide. Estos dos cannabinoides son los más abundantes en el cannabis. Se encuentran en el centro de atención de los usuarios recreativos porque ambos contribuyen a la experiencia psicoactiva.
Producir más resina estresando a las plantas
Los dos tienen efectos médicos significativos. Esa es la razón por la que el cannabis es utilizado en medicina desde hace miles de años. Otro cannabinoide interesante desde el punto de vista médico es el cannabicromeno (CBC).
Los efectos de los cannabinoides individuales todavía están siendo explorados. Gracias a que el cannabis está siendo aceptado por la medicina moderna podemos esperar descubrimientos cada vez más interesantes.

Produce más resina estresando la marihuana: terpenos

Los cannabinoides tienen muchos efectos interesantes, pero carecen de cualquier tipo de sabor. Si alguna vez pensaste que el característico olor del cannabis estaba causado por un cannabinoide, estabas equivocado, al igual que muchos otros.
El sabor y el olor del cannabis es el resultado de una mezcla única de terpenos, muchos de los cuales también se pueden encontrar en otras plantas totalmente diferentes. Los mismos terpenos tienen una gran variedad de propiedades terapéuticas tanto físicas como mentales.
Los terpenos más abundantes en el cannabis son mirceno, pineno, limoneno, linalool, cariofileno y eucaliptol. El mirceno se puede encontrar en los mangos y el lúpulo. El pineno en los pinos. El limoneno en las frutas cítricas. El linalool en la lavanda. El cariofileno en la pimienta y el clavo de olor. El eucaliptol en el eucalipto. Estos nombres se usan a menudo para describir el sabor y el olor de determinadas variedades.
El mango y los cítricos incluso aparecen en los nombres de las variedades cannábicas, Mango, Lemon Haze, etc. La diferenciación entre variedades se puede basar en el llamado perfil de terpenos que mide la presencia y proporción de cada terpeno. También parece que los terpenos modifican el efecto de los cannabinoides.
Lo que es seguro es que los terpenos influyen en los efectos médicos del cannabis a causa de la sinergia entre todas las sustancias que contiene la planta. Esto quiere decir que, si le damos a alguien THC puro, el efecto será bastante diferente al que produciría la gama completa de sustancias activas presentes en la planta de cannabis principalmente en su resina. Los cannabinoides, terpenos y otros compuestos trabajan juntos e influyen en el efecto general de la planta sobre su consumidor.
Producir más resina estresando a las plantas

Produce más resina estresando al cannabis

Los cannabinoides y terpenos son metabolitos secundarios que se encuentran en la resina del cannabis formada por los tricomas. Hay un gran número de plantas que tienen tricomas. Tienen varias funciones: la más importante es proteger a las plantas de peligros exteriores como las plagas o los animales.
Las plantas también pueden usar los tricomas para comunicarse con el mundo exterior gracias a los metabolitos secundarios. Cuando una planta quiere atraer a un polinizador produce una fragancia que atrae una especie determinada de insecto.
Cuando quiere repeler a los parásitos produce un aroma desagradable que repele parásitos. Las plantas crearon sus propios cócteles de metabolitos secundarios con distintos efectos.
El cannabis tiene dos tipos de tricomas: no glandulares y glandulares. Los primeros se parecen a los glandulares, pero no producen resina. Como estamos interesados en el sabor y la potencia, los tricomas glandulares nos interesan ya que crean resina rica en cannabinoides y terpenos.
La mayor cantidad de resina se produce en los tricomas de las flores femeninas. Los tricomas sirven principalmente como mecanismo de defensa. Así que produce más resina estresando la marihuana.
Existe una relación probada entre la producción de resina y el nivel de estrés que la planta siente. La mayor cantidad de resina se produce cuando se siente amenazada. ¡Bingo!

Estresa y el cannabis produce más resina

Una planta estresada produce más resina, pero no alcanza su máxima producción. Esto quiere decir que si exponemos las plantas al estrés debemos esperar una cosecha más baja. El grado exacto depende de qué método utilicemos para estresarlas.
Aquellos que tengan experiencia en el cultivo puede que se hayan dado cuenta de que, incluso si la producción no es ideal, el producto puede tener un gran sabor y un gran efecto. Esto puede suponer un gran problema si estamos buscando calidad y cantidad.

Técnicas de riego para aumentar la producción de Marihuana

Probablemente la forma más fácil de estimular la producción de resina es modificar el ciclo de riego. Los riegos inadecuados son los que funcionan mejor. Cuando la planta no recibe suficiente agua se marchita, se estresa y desencadena una mayor producción de resina.
Los riegos inadecuados pueden realizarse tanto en interior como en exterior, aunque el cultivo de exterior depende del clima. Cuando se cultiva dentro de un invernadero hay tantas posibilidades como en un cultivo de interior con luces artificiales.
Las plantas pueden ser estresadas durante todo el ciclo de crecimiento regándolas sólo cuando comienzan a marchitarse. No debemos pasarnos. En las fases iniciales las hojas empiezan a verse más caídas y blandas al tacto, aunque la parte superior de la planta todavía permanezca erguida.
En la segunda fase las hojas empiezan a apuntar hacia el suelo y las puntas de las ramas también empiezan a descender. En la tercera fase las hojas están visiblemente arrugadas, los peciolos de las hojas crecen más pequeños y la planta empieza a perder color.
Cuando se estresa a la planta durante el ciclo de cultivo se debe llegar, como mucho, a la segunda fase antes de regar, aunque lo ideal es regar antes de que comience esta fase. Si se deja sin agua hasta la fase tres puede que la planta no se recupere completamente. Las hojas caen y partes de las flores se pueden secar.
Este método de estimulación de la producción de resina es a largo plazo y la cosecha resultante es considerablemente más pequeña, aunque muy potente. Este método tiene el riesgo de que se puede morir la planta si nos pasamos con él.
El siguiente método de estresar con el riego es mucho más seguro y es mi favorito. Se trata de crecer y regar las plantas durante todo el ciclo de cultivo hasta las últimas una o dos semanas. En la penúltima semana antes de la cosecha se dejan marchitar las plantas hasta la fase dos. Entonces se riegan para que se puedan recuperar.
Durante los cinco últimos días antes de la cosecha no se riegan en absoluto. En el día de la cosecha deberían estar en la fase dos de nuevo. Es un método fácil de usar tanto en interior como en un invernadero.
En exterior, las plantas deben ser protegidas de la lluvia y la humedad, algo que puede ser difícil especialmente durante el otoño. Este método tiene otro efecto positivo, reduce el riesgo de hongos. Cuando la planta no consigue suficiente agua hay un descenso de la humedad en el interior de sus flores que es donde aparece más frecuentemente el moho.
Los hongos necesitan humedad y calor, así que al eliminar la humedad la vida del hongo se vuelve considerablemente más dura. Poniendo la planta bajo estrés durante las dos últimas semanas de su vida apenas tiene efectos negativos sobre la producción, cuando se compara con el estrés a largo plazo.

Aumentar la temperatura para conseguir más resina

Otra manera de estresar tus plantas es mantener temperaturas muy altas. Esto va de la mano con el método anterior hasta cierto punto. Las altas temperaturas provocan que el agua se evapore con rapidez, lo que lleva a un marchitamiento más rápido.
Esto, a su vez, lleva a una mayor producción de resina. Las temperaturas, de todos modos, no deben exceder los 40ºC (104ºF). Este método es bastante complicado ya que la regulación de la temperatura es más difícil que modificar el ciclo de riego. Por esta razón realmente no lo recomiendo, aunque es necesario mencionarlo.

Luz UV-B

El último método para incrementar la producción de resina es el empleo de luz UVB. La luz ultravioleta, con una longitud de onda entre 280 y 315 nanómetros, llega a la Tierra en cantidades muy pequeñas y debemos agradecer que así sea. La luz UVB causa cáncer de piel y daños en la visión.
A las plantas tampoco les gusta mucho porque reduce la efectividad de la fotosíntesis e incluso afecta al tamaño de las hojas. La luz UVB estresa a las plantas que es justo lo que queremos ahora. La luz UVB aumenta de intensidad a mediados de primavera, por eso las plantas cosechadas en julio y a principios de agosto tienen más principio activo que las planta cosechadas durante el otoño. Cuando cultivamos en interior podemos usar luz UVB artificial.
Se pueden comprar lámparas que emiten luz UVB en tiendas especializadas de cultivo y acuarios. Estas fuentes de luz se deben añadir a las luces ya existentes. Por cada 100 w. de luces de cultivo clásicas, introduciremos 10 w. de luz UVB.
Esto significa que debe añadirse una lámpara UVB de 60 w. por cada lámpara de cultivo de 600 w.. Es importante pensar en tu propia salud. Cuando entres en un cuarto de cultivo con una lámpara UVB debes apagarla primero o proteger tu piel.
Cuando se emplea luz UVB es suficiente con estresar las plantas durante cinco o seis semanas antes de la cosecha. La luz UVB también erradica, hasta cierto punto, el moho, lo que resulta un efecto secundario positivo. El método con luz UVB es un poco caro, pero es fiable y no afecta demasiado a la producción. Produce más resina estresando la marihuana.

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario