Cultivo de marihuana en invernadero – segunda parte

Cultivo de marihuana en invernadero - segunda parte
Este artículo es la segunda parte de un extracto del capítulo dedicado a los invernaderos en la nueva edición de Marijuana Horticulture (también conocida como La Biblia), de Jorge Cervantes. La séptima edición de Marijuana Horticulture estará disponible en otoño de 2021. Puedes encontrar los libros de Jorge en las tiendas Amazon de todo el mundo.
Cultivo de marihuana en invernadero - segunda parte
Cubre los pasillos entre las hileras de plantas con tela para jardines con el fin de impedir el crecimiento de malas hierbas y mantener apartado el barro.
Cultivo de marihuana en invernadero - segunda parte
Si vives en un clima frío, debes conocer la capacidad de carga de nieve de tu invernadero. La nieve pesa mucho y puede romper el techo.

Tipos de invernaderos

El tipo de invernadero que elijas dependerá del clima de tu zona, así como de tu presupuesto y tus deseos. En climas suaves o frescos, un invernadero protege las plantas de las lluvias fuertes, los vientos que resecan, y los depredadores de gran tamaño.

También evita que las plantas se enfríen por la noche. Estos invernaderos sin calefacción que alargan la temporada son la mejor opción para plantas pequeñas y delicadas, y puede retirarse a medida que las plantas maduran. Los invernaderos desmontables pueden equiparse con calefacción y ser instalados en cualquier sitio.

Los invernaderos accesorios se conectan con otra estructura, requieren menos materiales de construcción y su calefacción y refrigeración suele resulta más económica. El tamaño y la forma del invernadero depende del clima y de hasta qué punto el sol afecta dentro a la temperatura y a la humedad. La cantidad y el tamaño que tengas pensado para las plantas, así como la anchura de los pasillos y de la zona de trabajo para trasplantes y demás, y el espacio para herramientas y materiales, determinarán el tamaño final.

Los pasillos entre los lechos de plantas deberían tener una anchura de 50/60 cm como mínimo. Si tienes previsto manejar carretillas y demás contenedores con ruedas, será necesario disponer de más anchura. Deja siempre espacio para que las plantas puedan rebasar las hileras, especialmente si van a medir más de 90cm de altura. En caso de que añadas bancos, deja 60/90 cm a cada lado. Los bancos que se colocan en los laterales del invernadero necesitan una isla central entre ellos. Los bancos de los laterales no deberían medir más de 90 cm para que puedas tener buen acceso a toda su extensión desde un lado solamente. Una bancada central en medio de la estructura, con pasillos a cada lado, puede medir 120/180 cm.

Puedes aumentar hasta un 20% el espacio de cultivo en el invernadero instalando lechos rodantes sobre bancos. Siempre se deja un espacio libre, y sólo hace falta un trabajador para llevar los lechos de un lado a otro. Las plantas pequeñas, de menos de 90 cm, son las mejor adaptadas a lechos rodantes. Si planeas cultivar debajo de los bancos, necesitarás más espacio entre los bancos para mover los contenedores. Además, tendrás que considerar el uso de lámparas bajo los bancos.

Los invernaderos son más largos que anchos, de manera que el sol tiene tiempo de calentar la estructura a lo largo de su recorrido de este a oeste. Un invernadero que mida el triple de largo que de ancho es lo mínimo para lograr una “ganancia solar” adecuada. Si la proporción de longitud por anchura sobrepasa 1:5, los problemas de ventilación y microclima se hacen excesivos y caros de resolver. Busca en internet “ganancia solar en invernaderos” si quieres ampliar la información sobre este tema.   

El índice de carga de nieve es la fuerza gravitacional añadida por el peso de la nieve y hielo acumulados sobre el techo de un invernadero. Un pie cúbico de nieve mojada contiene unos 28,5 litros de agua, y pesa alrededor de 28,5 kilos. La nieve polvo pesa unos 57 kilos por metro cúbico. Un invernadero de 3×6 metros puede tener más de 5.455 kilos de nieve en el techo. La carga de nieve se mide en kilos por metro cúbico, o en libras por pie cúbico.

Si vives en un clima frío, debes conocer la capacidad de carga de nieve de tu invernadero. La nieve pesa mucho y puede romper el techo.

La mejor forma de calcular la carga de nieve es utilizar una calculadora de carga de nieve para invernaderos. Encontrarás bastantes para elegir en internet. Observa que la nieve mojada pesa más que la nieve seca y ligera. Puedes evitar la mayoría de los problemas, debidos a la carga de nieve, dejando 120 cm de espacio entre los listones o los aros del invernadero, y manteniendo el plástico muy tenso. El cable añadido de acero no tiene sustituto. La nieve no puede acumularse en las zonas de caída del techo.

Cultivo de marihuana en invernadero - segunda parte
Los Wall-O-Water son unos de mis invernaderos pequeños favoritos.
Cultivo de marihuana en invernadero - segunda parte

Invernaderos para alargar la temporada de primavera

Utiliza invernaderos en miniatura (campanas, garrafas de plástico, Wall-O-Water, etc.) para adelantar 2/6 semanas la temporada de plantación, en primavera, si el clima es frío o moderado. Los invernaderos en miniatura protegen las plantas del frío, la lluvia y el viento. También son prácticos para aclimatar trasplantes de Cannabis. En muchos climas, adelantar la temporada de primavera te da tiempo suficiente para plantar, tanto un cultivo de primavera, como un cultivo de otoño.

Las campanas son cubiertas protectoras individuales que mantienen calientes las plantas durante la noche. Puedes fabricar una campana simple usando una garrafa de agua, cortando la base y retirando el tapón para ventilar. Puedes comprarlas, o hacerlas con garrafas de plástico o de cristal. Las campanas comerciales están hechas de plástico rígido transparente, o de papel encerado resistente. Su uso resulta sencillo, y se guardan apiladas. En mi localidad natal, Ontario, en Oregón, comprábamos “capuchas calientes” todos los años para cubrir las tomateras y protegerlas de las heladas nocturnas.

Con la ferralla de refuerzo para la construcción pueden hacerse unas jaulas estupendas para el cannabis. Une los trozos de ferralla con ataduras de cable plastificado. Instala las jaulas cuando pongas los trasplantes al aire libre. Forra las jaulas con plástico transparente, y cubre la parte de arriba para formar un invernadero. Acuérdate de dejar un paso de ventilación natural, que entre por la base y salga por la parte alta. 

Un Wall-O-Water es un tipi relleno de agua que emplea las propiedades que tiene el agua para emitir calor con el fin de proteger las plantas tanto del calor excesivo como de la congelación. Contiene el agua en tubos verticales que van conectados y encaja sobre la planta. La parte de arriba se abre durante el día, para que haya ventilación, y se cierra por la noche; a medida que baja la temperatura, el agua libera calor, manteniendo las plantas en un entorno agradable. El Wall-O-Water funciona bien en primavera, cuando las temperaturas caen por debajo del punto de congelación. Puede proteger la planta hasta -7 ºC.

Los invernaderos de perfil bajo son perfectos para cultivos de plantas pequeñas. Instala un discreto invernadero de aros para cubrir pequeñas plantas. Retira la cubierta de plástico cuando el tiempo se caldee, y sustitúyela por una red para formar un enredado.

Los túneles para hileras pueden estar hecho de fibra de vidrio corrugada transparente, se dobla formando un arco y se fija sobre el jardín. Las cubiertas comerciales para hileras están disponibles en muchos tamaños distintos; algunas pueden incluso cubrir arboles frutales enanos. Las cubiertas de polipropileno protegen las plantas hasta unos 5 ºC.

Puedes cubrir los invernaderos pequeños con una sábana o una manta en caso de emergencia. Instala una bombilla eléctrica de poco vataje debajo de la cubierta para elevar la temperatura 5,5/8 ºC. Emplea únicamente material con toma a tierra, y no permitas que toque con ninguna parte de la cubierta para evitar el riesgo de incendio.

Las cubiertas flotantes de hilera a base de fibra tejida, como Agronet™ and Reemay™, protegen del mal tiempo los trasplantes de primavera y las plantas pequeñas, y mantienen alejadas a la mayoría de las plagas. Incluso protegen de la congelación hasta -20 o -22 ºC, según el grosor de la tela. Las cubiertas flotantes para hileras están fabricadas con propiedades de protección solar, y pueden utilizarse varias temporadas si se cuidan bien.

Instala aros de perfil bajo sobre tu jardín, y estira material flotante de cobertura por encima de ellos. Ancla firmemente la tela a lo largo de los bordes usando tierra. La lluvia, la nieve y el hielo pueden añadir mucho peso a la tela, lo cual podría aplastar las plantas. Y el contacto con la tela puede congelar las hojas y dañar el follaje. De igual forma, el viento puede rasgar las hojas y romper ramas.

Este artículo es un extracto de la nueva edición de Marijuana Horticulture (también conocida como La biblia), de Jorge Cervantes. La séptima edición de Marijuana Horticulture estará disponible en otoño de 2021. Puedes encontrar los libros de Jorge en las tiendas Amazon de todo el mundo.

Recientes

Sobre Soft Secrets

Acerca de los secretos suaves Soft Secrets es la principal fuente de cultivo, legalización, cultura y entretenimiento de la cannabis para su dedicado y diverso público en todo el mundo. La clave es conectar a las personas mediante información pertinente y actual con el mismo interés que la salud, el estilo de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis.
¿Necesitas ayuda porque tienes un problema relacionado a las drogas? Conversalo con tus amigos y familia. Busca un médico realmente especializado y amigable. Los grupos de reducción de riesgos y daños también pueden ayudar. También piensa si es el único problema que tienes. O “el problema” viene por otro lado. En caso de intoxicación: no lo dudes, llama al servicio médico.

Deje una respuesta