Las raíces españolas de la ola mundial de marihuana CBD y otros nuevos cannabinoides como CBG, CBDV o THCV

Hugo Madera
12 Jul 2021

En 2011 empecé una serie de artículos sobre el origen español de las variedades de CBD que empezaban a extenderse por el mundo, en aquel entonces todavía ningun periodista se había ocupado del tema y fueron los primeros artículos que trataron el tema. Desde entonces se ha avanzado mucho. Desde proyectos oficiales de gobiernos, hasta grandes empresas y sobre todo autocultivadores lúdicos y medicinales en todo el mundo. Es increíble la importancia de las semillas de marihuana CBD en los desarrollos de países como Israel, Estados Unidos, Canadá, Uruguay, Chile Tailandia, Italia, Suiza o muchos más. En estos años, la primera generación de criadores, con métodos más artesanales, ha dado el relevo a los criadores 2.0, que combinan el talento con el uso intensivo de la analítica. Una extensión y evolución que he descrito en una serie de artículos.


Para celebrar los 10 años del primer artículo, preparo esta recopilación web, para dejar claro de una vez que la actual ola CBD salio de España, donde además de realizarse la crianza y estabilización de diferentes ratios, se ha añadido una capa de tecnología extra, al hacer versiones feminizadas, autoflorecientes y rápidas. Gracias al trabajo de los bancos de semillas españoles, ya no es cierto que el autocultivo medicinal no ofrezca un producto estandarizado, ya que los pacientes pueden elegir entre una gran panoplia de variedades muy bien estandarizada. Tras muchos años de trabajo intenso, las variedades españolas de CBD y otros cannabinoides siguen como referencia del trabajo de calidad en todo el mundo

En 1980, Raphael Mechoulam y otros científicos publicaron “Chronic Administration of Cannabidiol to Healthy Volunteers and Epileptic Patients” (Cunha et al., 1980). En este estudio afirmaban que el CBD podía ayudar a pacientes epilépticos y que no mostraban signos de toxicidad, ni contraindicaciones importantes. A pesar de esto, el CBD pasó décadas casi desapercibido, hasta la difusión masiva actual del CBD, que surgió a partir del 2009, cuando se empezaron a extender, por todo el mundo, las variedades españolas altas en CBD.

EL CBD se trata de un mercado en crecimiento y con mucho potencial. De hecho, The CBD Report (Hemp Bussines Journal, 2017) valora que el mercado del CBD para 2020 habrá alcanzado los 2.100 millones de dólares. Según una proyección de Bloomberg (Dench, 2018) el mercado de las bebidas de cannabis con CBD alcanzará en 2022 los 600 millones de dólares. A pesar de ello, es poco conocido que la mayoría de las variedades mundiales altas en CBD descienden de trabajos de cría de los bancos de semillas españoles (Observatorio Europeo para el Consumo y Cultivo de Cannabis, 2020).

 

Encuentro de Jaime y Ringo, uno de los criadores americanos de CBD
Encuentro de Jaime de Resin Seeds y Ringo de Sohum Seeds en Estados Unidos. Foto de Fred Garner proporcionada por Martin Lee.

Cannatonic y Juanita: La verdadera historia

Linaje Chemdawg: el largo camino

Los dos primeros artículos (Madera, 2011a; Madera, 2011b) publicados en el mundo sobre los orígenes de la actual ola de variedades CBD, incluyen una entrevista con los dos criadores claves: Jimmi de Reggae Seeds y Jaime de Resin Seeds. Jimi de Reggae Seeds empezó la saga a partir de un macho de la variedad Diesel del banco Soma Seeds, transmitiendo CBD a distintas variedades de su banco, Reggae Seeds, como Kalijah, Dancehall, Dub o Juanita la Lagimosa.

Jaime de Resin Seeds recibió de un exsocio, Alex, un lote mezclado de semillas regulares de Dancehall y Dub, asegurándole este que se trata de un cruce de Mk Ultra x G13 Haze. Desde estas semillas Jaime seleccionó varios fenotipos que son la base de Resin Seeds y en un primer momento creó Cannatonic y Dieseltonic. En la copa High Times del 2008 sucedió un hecho histórico, ya que por primera vez triunfó un banco de semillas español. Se trataba de Resin Seeds con la variedad Cannatonic que ganó un tercer premio en la categoría de Sativas, pues en aquel momento ni siquiera había categoría de variedades con CBD, al no ser conocidas.

En la feria Spannabis de 2009, Iñaki García de la Fundación Canna analizó Cannatonic y descubrió su alto contenido en CBD. Es en ese momento cuando empezó la carrera de las variedades CBD y más bancos empezaron a presentar variedades con CBD en todo el mundo, surgiendo una amplísima gama de productos CBD

Ola Marihuana CBD. Primer decenio (2004-2014). La llegada a Israel

El artículo detalla la colección genética que realizó Jimmi de Reggae Seeds a partir del macho Diesel que transmitió CBD a parte de su descendencia. Una factura de 2008 prueba que el lote de donde se seleccionaría Cannatonic constaba de 5000 de semillas de Dub y 2000 semillas de Dancehall.

En 2009, después de descubrir el alto contenido en CBD de Cannatonic, se asoció con Mr Nice Seedbank para crear CBD Crew, agrupación con la que lanzó al mercado en 2012 la primera gama de variedades con el alto contenido en CBD estabilizado, pues hasta el momento las variedades de Reggae Seeds y Resin Seeds presentaban el contenido alto en CBD solo en algunos fenotipos.

En 2010 Resin Seeds publicitó por primera vez en la historia una variedad alta en CBD, en el catálogo europeo de variedades de Soft Secrets. La compañía israelí Tikun Olam recibió de un amigo común unas 300 semillas feminizadas de Z6 y Z7, los primeros prototipos de CBD Crew, luego descartados. Tikun Olam sencillamente las cultivó y analizó, presentándolas al mundo como si fueran variedades estabilizadas desde un trabajo propio, Avi-Dekel (16.3% CBD), Midnight (12.4 % CBD), El-Na (6.5 % CBD) o Rafael (18.6% CBD). A pesar de no respaldar sus afirmaciones con prueba alguna ni ofrecer las semillas, sí emprendieron una campaña de marketing con cientos de noticias en prensa atribuyéndose haber descubierto una “marihuana medicinal”.

Cannatonic: piedra angular de la crianza de la marihuana CBD en América

Jaime de Resin Seeds viaja a Estados Unidos, promocionó las variedades CBD y regaló miles de semillas de Cannatonic, de donde surgieron nuevas selecciones de clones altos en CBD que se empezaron a distribuir por todo el país (Madera, 2016). Entre los clones relacionados con Cannatonic, unos heredaron su nombre como Cannatonic #4, Cannatonic X o Cannatonic B, pero otros le cambiaron el nombre por diversos motivos. Es el caso de ACDC, Oracle o Huel Perkins.

En el recuento realizado en 2016 más de 20 bancos de semillas estadounidenses usaban la Cannatonic. Por otra parte la revista High Times había creado ya una categoría de mejores variedades CBD en la que tuvo gran relevancia la familia Cannatonic. Según el artículo The Best CBD Strains of 2015, ese año hubo copas en las que Cannatonic y sus descendientes ganaron el primer, segundo y tercer puesto, tanto en flores, como en extracción. Se puede decir, por tanto, que esta variedad se convirtió en piedra angular de la crianza del CBD en Estados Unidos.

Variedades de Cannabis de las farmacias de Uruguay

Las variedades CBD que se venden legalmente en Uruguay son un trabajo conjunto de dos bancos españoles, Positronics y CBD Crew (Madera, 2017c). Ambos bancos fueron seleccionados por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) para desarrollar las variedades de cannabis que se ofrecían a la venta en las farmacias de Uruguay. Los dos equipos colaboraron en crear las genéticas, además de dar asesoramiento sobre su cultivo.

El cultivo se ha realizado por las dos empresas seleccionadas: ICcorp y Symbiosis, en un predio propiedad del gobierno y custodiado por el ejército. Se utilizaron invernaderos preparados para la producción de más de 2 toneladas, equipados con tecnología de última generación.

 

Ana Ramón en el laboratorio de Élite Seeds
Ana Ramón en el laboratorio de Élite Seeds, para Élite Seeds la analítica es una herramienta fundamental con la que estabilizar los ratios CBD/THC de sus variedades

La rica Auto CBD: marihuana autofloreciente del año 2016

Solodiol, nueva fuente de CBD

Novedad mundial: variedades con alto contenido en THCV y CBDV estabilizado

Elite Seeds es otro de los bancos que aparecen desde el principio en la crianza y estabilización de variedades CBD y por ello en su proceso de crianza han dado una gran importancia a las analíticas por cromatografia y el método científico. Durante el desarrollo de sus variedades con CBD, se dieron cuenta de que necesitaban un laboratorio de uso exclusivo, pues la necesidad de análisis era continua, tanto para las fotodependientes como para las autoflorecientes.

La calidad científica del laboratorio ya venía asegurada por su localización, en el Parc Científic de la Universitat de València. Gracias a ello, Élite Seeds diseñó protocolos propios para las analíticas. De esta forma fueron capaces de localizar, en las analíticas masales, cannabinoides únicos y excepcionales, como el CBDV y THCV, que hubiera sido imposible encontrar usando configuraciones comerciales, destinadas a la analítica del público general.

Desde su variedad La Rica crearon, por sucesivos cruces y selecciones, La Rica CBD (Madera, 2016d), donde toda la descendencia tenía estabilizado el rasgo de ser altas en CBD, con el ratio CBD:THC en torno a 1:1 en la mayor parte de ejemplares. Desde ahí lanzaron La Rica Auto CBD, que pertenecía a la primera colección de autoflorecientes con el alto contenido en CBD estabilizado, un trabajo complicado, pues los parentales no se podían guardar en forma de clon y seguían creciendo mientras los analizaban y seleccionaban.

Solodiol viene de un trabajo largo y en profundidad, desarrollado para buscar alto contenido en CBD, bajo contenido en THC y sin que se diera consanguineidad, lo que generaría problemas añadidos, como plantas más débiles o que presentasen malformaciones (Madera, 2017b). En Élite Seeds querían buscar una fuente de CBD alternativa al Diesel Soma que usaban la mayoría de las CBD hasta el momento, además de evitar el parentesco entre los progenitores, y buscando cambiar otros factores, como por ejemplo, el sabor. Así, buscaron una nueva fuente de CBD y la encontraron en una landrace asiática. Aunque ya sospechaban que era diferente por su sabor y olor hicieron una análisis genético para comprobarlo. Este aspecto incrementó los conocimientos sobre el efecto séquito, es decir, el hecho de que ciertas personas notaban efectos más beneficiosos bajo la extracción directa de la planta, con todos sus cannabinonides, terpenos y flavonoides y las interacciones entre ellos, que con el CBD puro o el THC puro. Al encontrar una nueva fuente de CBD, con otra combinación de terpenos y flavonoides, este efecto séquito también era distinto.

En el proceso de la Solodiol, consiguieron localizar parentales que contenían THCV y CBDV. Cultivaron más semillas de ese lote y se pusieron a hacer más cruces y testados, analizando cómo se realiza la transmisión de estos cannabinoides en la progenie. En el periodo de crianza, realizaron distintos ensayos, pues el sistema de crianza de las CBD no funcionaba con estos cannabinoides, por lo que tuvieron que probar nuevas vías de trabajo hasta crear su propio sistema. Después de varios cruces y muchos análisis, ya comenzaron a obtener resultados, consiguiendo transmitir los cannabinoides, a la vez que empezaron a mejorar la presencia y paladar, así como incrementar la cantidad de resina. Además trabajaron en tres vías a la vez, con éxito en todas ellas, por lo que desarrollaron tres nuevas variedades, Novarín con ratio THC:THCV de 1:1, Sedativa con ratio CBD:CBDV de 1:1, y Quatrovarín que incluye los 4 cannabinoides, THC, THCV, CBD y CBDV, en ratio 1:1:1:1.

Además se estabilizó un alto contenido, es decir, se garantizó que las THCV rich y las CBD rich llegaran como mínimo al 4% de contenido en estos cannabinoides (Madera, 2017d). Tras la creación de las variedades, afinaron los últimos detalles. Luego pasan a un periodo de cultivo y testado de cannabinoides, tanto en interior, como en exterior. Ahí comprobaron que la calidad y contenido en cannabinoides eran rasgos estables. Entonces decidieron anunciar al mercado este trabajo pionero, pues hasta el momento ningún banco habia ofrecido un catálogo con tantos cannabinoides diferentes, que además se presentaron estabilizados y con distintos ratios.

 

Muestras de variedades CBD listas para el análisis
El análisis masivo es la principal herramienta de la crianza del CBD 2.0 para conseguir estabilizar los ratios de cannabinoides en el punto deseado

Semillas con CBD: la gran selección

Analítica y crianza 2.0 del CBD

Dinamed: llegan las CBD dominantes

Dinamed Reina en Suiza

La colección CBD del banco de semillas Dinafem partió de un meticuloso trabajo de crianza, originado en el uso de 4000 semillas que Dancehall adquirió de Reggae Seed. Desde ahí, por repetidas analíticas, seleccionaron varios machos y hembras dominantes en CBD (Madera, 2016b). En la analítica partieron de cero debido que el método de análisis no era correcto, así que tuvieron que diseñar y validar su propio sistema. Desde las primeras pruebas incrementaron el nivel de exigencia, hasta llegar a una precisión de análisis que les resultara fiable.

Entonces realizaron varias generaciones de cruces y analíticas para introducir el alto contenido en CBD a distintas variedades de su catálogo. Además de informar sobre los niveles de cannabinoides, la analítica también sirvió para profundizar en el conocimiento de las genéticas. Así, por ejemplo, hacer la distribución de los quimiotipos que presenta una variedad ayudaba a determinar el estado del material de base, si era una F1, una F2 o una F3.

En este proyecto, como trabajaban solo con los quimiotipos deseados se facilitaron las selecciones amplias, al poder descartar un gran número de individuos, por lo que se favoreció mucho encontrar los mejores. En primer lugar, separaron los quimiotipos de CBD dominante, que tenían concentraciones variables, por lo que eligieron las plantas con mayores niveles de cannabinoides (Madera, 2016c). Tras realizar la analítica de poblaciones completas hicieron gráficas donde veían cómo se distribuían, especialmente cuando empiezaron a trabajar con un material genético concreto, para comprobar si las plantas se comportaban como ellos esperan. Este mapeado también sirvió para descartar el conjunto de plantas sin interés para el proyecto. Al realizar analíticas en distintas fases, constataron que no se puede juzgar totalmente una planta hasta que llega a término, pues no todos los fenotipos maduran a la vez y de esta forma la mejor de un grupo a los 30 días podría ser solo más temprana, mientras que la mejor del mismo grupo a los 60 días sería otra distinta.

Trabajaron con varios quimiotipos de CBD para crear Dinamed (Madera, 2017a), la primera variedad feminizada que presentaba estabilizado el alto contenido en CBD y bajo en THC. Hasta el momento, varios bancos de semillas tenían fenotipos CBD dominantes, pero, por miedo a plagios, los usaban para hacer variedades con ratio THC:CBD de 1:1, en lugar de comercializarlos directamente.

Aún a riesgo de que otros bancos de semillas les copiaran el trabajo, Dinafem decidió presentar Dinamed por responsabilidad social con las personas enfermas que lo pudieran necesitar. Al poco de presentar esta variedad, hubo un gran desarrollo del mercado del CBD en Suiza y Dinamed pasó a ser una de las variedades más cultivadas.

 

Salvador Soler en el cultivo de marihuana donde surge Panakeia
Panakeia viene de una colaboración entre Hemp Trading y la Universidad Politécnica de Valencia, para hacer la selección, donde aparecen los ancestros de esta planta sin THC, solicitaron una licencia de investigación a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, AEMPS.

Panákeia: primera variedad sin THC y con CBG

Una colaboración entre Hemp Trading y la Universidad Politécnica de Valencia es el origen de Panákeia, primera variedad sin Tetrahidrocannabinol (THC) y alta en Cannabigerol (CBG). Panakeia sale de un proyecto para el desarrollo varietal de cáñamos industriales medicinales. El objetivo era obtener, por medio de cruces, variedades altas en CBD y de contenido en THC inferior al 0,2%. En este caso, necesitaban trabajar con ancestros que superan esos niveles del 0,2% por lo que el equipo de la UPV gestionó una licencia de investigación ante la Agencia Española del Medicamentos y Productos Sanitarios, AEMPS. Tras analizar una gran cantidad de cáñamos industriales, provenientes de distintas regiones geográficas, se comprobó que la mayor parte de las variedades certificadas, en las últimas semanas de floración, sobrepasan el límite legal de THC. Si se analizan en la última semana de cultivo, son típicos valores de 0,3% de THC, incluso encontraron muestras que llegaban hasta valores como el 4,65% de THC o el 6,07%. Además de la genética, la acumulación de THC en la planta depende de muchos otros factores, como fertilización, cantidad de sol, momento en que se realizan los análisis o forma de recoger la muestra.

Dentro de este programa de desarrollo de cáñamos medicinales, se identificó un individuo con alto contenido en cannabigerol (CBG), en el que no se detectaba THC. Un análisis genómico, por medio de secuenciación masiva, reveló que esta planta ha sufrido la pérdida de material genético, concretamente varios fragmentos del cromosoma 6, que corresponden a las regiones donde se localizan los genes que codifican la THC sintasa y la CBD sintasa. Estas enzimas son las responsables en transformar el CBG en THC y CBD respectivamente y, por tanto, al no poder sintetizar dichos cannabinoides, el CBG se acumula. Por medio de cruces con plantas de alta producción de resina, se ha llegado a estabilizar la variedad Panákeia, cuya acumulación en CBG alcanza valores15% sin ninguna traza de THC. Las variedades que acumulan CBG como cannabinoide predominante no son una novedad y están descritas en la literatura científica. Sin embargo, salvo algunos cáñamos con una carga de resina y cannabinoides muy baja, todas ellas producen cierta cantidad de THC. Esto es un impedimento a la hora de introducirlas en programas de mejora con el fin de producir CBG. Tal como se promueve su acumulación, también se aumenta la de THC, dejando muy poco margen para no sobrepasar el límite legal. Este hecho sugiere que el mecanismo molecular que rige la síntesis de cannabinoides en estas plantas es distinto al de Panákeia porque, a pesar de provenir de hibridaciones con genéticas muy resinosas y alto contenido en cannabinoides, en ningún caso produce trazas de THC.

Sologerol Auto: la primera variedad autofloreciente sin THC y alta en CBG

Cuando Élite Seeds inauguró su laboratorio, empezaron de inmediato con el testado intensivo de esta colección, a la búsqueda de nuevos cannabinoides. Al descubrir una variedad alta en CBG, sin apenas contenido de THC, la conservan en forma de semillas para futuros desarrollos. Cuando comprueban la lentitud que presenta hacer una variedad alta en CBD y con menos de 0,2% de THC, abren esta línea de trabajo alternativa, en la que deciden introducir el alto contenido en CBG y bajísimo en THC en las variedades de Élite Seeds, e incluso añadir el gen autofloreciente. ``Comprobamos que en variedades de menos de 0.2% de THC, es difícil que los niveles de CBD pasen del 6%, así que nos pusimos a desarrollar las variedades CBG como alternativa y vimos que los resultados eran correctos´´ explica Ana. En estos desarrollos buscaron mantener altos niveles de CBG, que sean morfológicamente interesantes, con cogollos duros, compactos, con resina y presencia de terpenos, tanto más cítricos, como más Haze. Aunque esos objetivos ya se consiguieron, siguen trabajando para mejorar su morfología, así como el contenido en cannabinoides. En este proceso, elaboraron primero la variedad fotodependiente con altos contenidos en CBG estabilizados, a continuación la cruzaron con las autoflorecientes de Élite Seeds durante varias generaciones, hasta conseguir que toda la descendencia fuera autofloreciente. Hubo que trabajar muchísimo para que cogieran mejor morfología y más contenido en cannabinoides, además de conseguir hacerlas autoflorecientes. El resultado final tiene similitudes con Solodiol, variedad que han usado en la cría porque resulta sencilla, homogénea y estable.

 

Varios criadores recogen muestras en un cultivo de variedades CBD
La recogida de muestras y su análisis es fundamental en la crianza de variedades CBD con ratios estabilizados

Declaraciones de los criadores CBD

Los entrevistados aportaron sus reflexiones sobre el cannabis medicinal, el CBD y la situación actual. A continuación presentamos dos de las muchas que podría seleccionar y que bien pueden servir de conclusión previa.

"Las farmacéuticas que emplean cannabis quieren monopolios. Monetizar al máximo es su principal criterio, muy por encima del sufrimiento de las personas o de la mejora de la base genética del cannabis. Desde los años 80 del siglo pasado, gracias a las investigaciones de Mechoulam, sabemos que las variedades CBD dominantes pueden ayudar a personas que sufren dolencias graves, como por ejemplo la epilepsia infantil, pero se han hecho pocos avances en mejorar la calidad de vida de estos enfermos. Si podemos ayudar, como empresa tenemos una responsabilidad social. Me sentiría mal si hago un trabajo de crianza que puede ayudar a niños epilépticos y me lo guardo para sacarle el máximo rendimiento económico. Somos conscientes de que nos copiarán, pero lo damos por bien empleado si ayudamos a estos niños y de paso empujamos a la industria cannábica en una dirección que creemos buena. Nosotros tenemos una vocación por ayudar a la gente" (Profesor O.G., Dinafem).

"Siento mucha pena, impotencia y rabia al ver que, mientras en España, los usuarios lúdicos pueden adquirir sin muchos problemas su hierba en las distintas asociaciones repartidas por toda la geografía española, los usuarios medicinales no tienen reconocidos sus derechos a poder utilizar la marihuana y sus diferentes derivados para conseguir los beneficios que nuestra querida planta puede ofrecerles para, al menos, poder llevar un mejor nivel de vida. Beneficios que ya están probados y documentados en numerosos ensayos clínicos y reconocidos en muchos países, incluso de nuestro entorno europeo, pero que todavía no lo están en España, siendo nuestro país cuna de las principales genéticas medicinales que hoy se están utilizando en todo el mundo. Ya es hora de que nuestro gobierno empiece a reconocer que el cannabis tiene propiedades medicinales, hay muchas patologías susceptibles de ser tratadas con él y muchas personas que necesitan información, para poder decidir libremente sobre la opción de seguir un tratamiento determinado con el uso del cannabis" (Jaime Carrión, Resin Seeds).

Conclusiones

En diciembre de 2017, la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization, 2017) emitió un informe sobre el CBD. Estableció entre sus conclusiones que el CBD, además de no estar fiscalizado como el THC de forma expresa por los convenios internacionales no parecía tener un potencial adictivo ni psicoactivo. En definitiva, no le observaron ningún efecto perjudicial en la salud, careciendo de toxicidad.

A pesar de este contexto mundial favorable y la posición de país pionero, los cultivadores de cáñamo alto en CBD y también las tiendas de productos con CBD han sufrido numerosas intervenciones. Las tiendas restantes venden sobre todo producto de importación, elaborado en muchas ocasiones con variedades de procedencia española. Aunque sus variedades han llegado a los mercados legales de Estados Unidos, Canadá, Uruguay, Israel o Suiza, tampoco los criadores españoles del CBD han encontrado facilidades para registrar sus trabajos y proteger su propiedad intelectual.

Urge una ley del cannabis medicinal completa, como la propuesta de Ley Cannabis Medicinal y Terapeútico del  Observatorio Europeo de Consumo y Cultivo de Cannabis que presentó en el II Congreso Científico Cannabis de Catoira. Dentro de esta propuesta se solicita la creación de un Instituto Español del Cannabis, donde los bancos de semillas podrán pedir los permisos de investigación para el desarrollo y registro de sus variedades. De esta forma, gracias a la riqueza de su crianza y tradición de cultivo de cáñamo, España se puede convertir en un actor de referencia en el creciente mercado mundial del CBD.

Bibliografia

Cunha, J.M., Carlini, E.A., Pereira, A.E., Ramos, O.L., Pimentel, C., Gagliardi, L., Sanvito, W.L., Lander, N., & Mechoulam, R. (1980). Chronic administration of cannabidiol to healthy volunteers and epileptic patients. Pharmacology, 21(3), 175-185. http://doi.org/10.1159/000137430.

Dench, C. (2018). Cannabis-Laced Drinks could be a $600 million market in U.S. by 2022. Bloomberg. Recuperado de https://bloom.bg/38fwAqv

Hemp Business Journal. (2017). The CBD Report 2017. London: New Frontier Data.

Madera, H. (2011). Cannatonic y Juanita: la verdadera historia. Soft Secrets (3), 72-75.

Madera, H. (2011b). Linaje Chemdawg: el largo camino. Soft Secrets (3), 77-78.

Madera, H. (2014). Ola CBD. Primer decenio (2004-2014). Soft Secrets (3), 30-35.

Madera, H. (2016). Cannatonic: piedra angular de la crianza del CBD en América. Soft Secrets (5), 16-20.

Madera, H. (2016b). Semillas con CBD: la gran selección. Soft Secrets (3), 59-60.

Madera, H. (2016c). Analítica y crianza del 2.0 del CBD. Soft Secrets (6), 29-30.

Madera, H. (2016d). La rica Auto CBD: autofloreciente del año 2016. Soft Secrets (2), 19

Madera, H. (2017a). Dinamed: llegan las CBD dominantes. Soft Secrets (2), 72-73.

Madera, H. (2017b). Solodiol: nueva fuente de CBD. Soft Secrets (6), 38-39.

Madera, H. (2017c). La satisfacción del trabajo reconocido. Soft Secrets Latam (5), 36.

Madera, H. (2017d). Novedad mundial: variedades con alto contenido en THCV y CBDV estabilizado. Soft Secrets (4), 59-60.

Observatorio Europeo de Consumo y Cultivo de Cannabis (OECCC). (2019). Documento de trabajo: Ley del cannabis medicinal y terapéutico. Madrid: Cannabis Research Institute.

Observatorio Europeo para el Consumo y Cultivo de Cannabis (OECCC). (2020). CBD, razones para la regulación inmediata. Madrid: Cannabis Research Institute.

World Health Organization. (2017). Cannabidiol (CBD) Pre-Review Report. Agenda Item 5.2. Expert Committee on Drug Dependence Thirty-ninth Meeting. Geneva: WHO.

H
Hugo Madera