Nutrición y calidad del agua para el cultivo

Nutrición-y-calidad-del-agua-para-el-cultivo-de-cannabis
Última actualización
Para que tus plantas crezcan como deseas, debes crear las condiciones ideales para ellas. Los aspectos más importantes incluyen nutrientes adecuados y agua de alta calidad. Estas dos cosas están estrechamente relacionadas. Sin agua, las plantas no serían capaces de absorber los nutrientes. Además, la calidad del agua también puede influir en el medio de cultivo, o los fertilizantes, de una forma u otra.

Cómo las plantas absorben los nutrientes

Las plantas obtienen nutrientes a través de sus raíces, pero también pueden absorberlos, hasta cierto punto, a través de sus hojas. Cada planta necesita tener un sistema de raíces sano y adecuadamente desarrollado para poder recibir suficientes nutrientes.

Además, es importante que el medio de cultivo sea el adecuado para la absorción y el almacenamiento de nutrientes. En lo que respecta al cultivo hidropónico, el medio de cultivo, -el agua-, no contiene ningún nutriente. Por lo tanto, las plantas recibirán el alimento directamente de los fertilizantes.

Cuando se cultivan en el suelo, los nutrientes están en el sustrato. Después del riego, algunos se disuelven en agua permitiendo que las plantas los absorban a través de sus raíces. Puedes ver que el agua influye significativamente en el proceso de nutrición de las plantas. Por eso es tan importante su calidad.

Las raíces sanas son el fundamento de toda buena cosecha. Nunca olvides mantenerlas en condiciones apropiadas. Las raíces se desarrollan mejor y absorben más nutrientes en temperaturas en torno a los 20°C.

También necesitan oxígeno, que absorben y usan para prevenir la pudrición de la raíz y otros agentes patógenos. Sin acceso al oxígeno, las raíces comienzan a pudrirse y no pueden absorber los nutrientes del medio de crecimiento.

Tanto el agua para el riego, como la solución de nutrientes, deben estar oxigenadas. Puede usar un compresor de aire para acuario o una pequeña bomba de circulación. Tan pronto como el agua comienza a moverse, se oxigena ligeramente.

Nutrición-y-calidad-del-agua-para-el-cultivo-de-cannabis
Sistema de filtración sencillo para la eliminación de impurezas y cloro.

Importancia del pH y la EC

El pH y la EC del agua y el sustrato también tienen un gran impacto en la absorción de nutrientes. Si los valores de pH o EC son demasiado bajos o demasiado altos, las plantas no pueden absorber los nutrientes como lo harían en circunstancias óptimas.

El valor del pH dirá cuánto de ácida o alcalina es el agua, la solución de nutrición o el medio de cultivo. Algunos elementos, como por ejemplo el calcio o el magnesio, son más accesibles para las plantas cuando el valor de pH es más alto (alcalino), mientras que otros elementos, como por ejemplo el hierro o el zinc, son más accesibles cuando el valor del pH es más bajo (ácido).

Para que el cannabis absorba todos los elementos necesarios en cantidades óptimas, se recomienda mantener el pH entre 5.5 y 6.3 para el cultivo hidropónico y entre 5.8 y 6.5 para el cultivo en tierra. Si el pH baja o aumenta demasiado, tus plantas no absorberán los nutrientes de manera uniforme, y éstos se acumularán en el medio de cultivo mientras las plantas sufren debido a la escasez de alimento.

Puede ocurrir un llamado bloqueo de nutrientes (una situación en la que los nutrientes están presentes, pero la planta no puede absorberlos), lo que puede conducir a un desequilibrio de sustancias, a la formación de sustancias tóxicas y a la creación de condiciones óptimas para los patógenos.

Un control regular del pH es increíblemente importante para una cosecha exitosa. El agua del grifo suele ser un poco alcalina, lo que significa que su pH es superior a 7. El agua de un pozo o de lluvia suele ser neutra, con una ligera tendencia a ácida, con un pH entre 6,5 y 7. Si utilizas un medidor de pH electrónico, no olvides calibrarlo regularmente todos los meses.

Los electrodos de pH tampoco duran para siempre, y también hay que reemplazarlos al menos una vez al año. Este mantenimiento es costoso, pero vale la pena. Al fin y al cabo, la medición del pH es prácticamente inútil si no es precisa.

Otro factor crucial para la absorción de nutrientes es la electroconductividad (EC). Este valor te indica cuántos nutrientes contiene el agua, el medio de cultivo y la solución de nutrientes. Las plantas de cannabis pueden absorber nutrientes disueltos con un valor de EC de hasta 2.4 µS / cm2 o 1200 ppm (puede escoger la unidad de medida que prefiera).

La conversión de EC a ppm se puede hacer fácilmente multiplicando el valor de CE por 500. Si el agua base de tu fuente tiene CE 0.3 µS / cm2, puede proporcionar a las plantas hasta 2.1 µS / cm2 de nutrientes en la proporción que necesiten. Sin embargo, si el agua de tu fuente tiene una EC de 0.7 µS / cm2, solo puede proporcionar a las plantas 1.7 µS / cm2 de nutrientes.

Si deseas averiguar qué nutrientes contiene tu agua base, debes enviarla a analizar en un laboratorio. Sin embargo, nunca tendrá una composición tan idónea como aquella del agua que podrías preparar tu mismo para sus plantas. Por lo tanto, cuanto menor sea la EC de tu agua base, mejores soluciones nutritivas puede elaborar.

Nutrición-y-calidad-del-agua-para-el-cultivo-de-cannabis
Se debe usar un equipo de calidad para medir los niveles de pH y EC. Este medidor combinado de EC y pH es perfecto para el cultivo hidropónico.

El cloro del agua

Si usas agua del grifo y no tienes ningún filtro de agua especial, debes tener en cuenta que este tipo de agua contiene cloro. Se le agrega como desinfectante para eliminar bacterias, virus y otros patógenos.

Es higiénico, sin duda, pero no le conviene al medio de cultivo. Para empezar, el cloro puede dañar las raíces más débiles: es algo que definitivamente hay que evitar. Surge otro problema, cuando se utilizan microorganismos beneficiosos, ya que el cloro no solo mata a los patógenos, sino que también mata todos los hongos y las bacterias saludables que has criado cuidadosamente en tu medio de cultivo. El cloro hace que utilizar hongos micorrízicos, trichoderma o nematodos contra las plagas sea menos efectivo.

Como el cloro es un elemento gaseoso, eventualmente se evapora. Muchos productores cuentan con eso. Simplemente llenan un tanque de agua y dejan que el cloro se evapore. Pero, ¿cuánto tiempo hace falta para que desaparezca todo el cloro? ¿Son suficientes 24 horas? No hay una respuesta clara debido a las muchas variables: el tamaño de su tanque, la temperatura ambiental, nivel de agua, etc…

La evaporación se puede acelerar utilizando un compresor de aire para acuario o una bomba de circulación. Aun así, es difícil saber si el cloro se ha evaporado por completo. Si quieres asegurarte al 100% debes filtrar el agua.

Fertilización

A estas alturas, creo que queda demostrada la importancia de la calidad del agua para el cultivo. No importa si cultivas hidropónicamente o en el suelo. Para asegurar que su solución de nutrientes es adecuada y que tus plantas puedan absorberla, debes medir los valores de pH y EC del agua limpia, entonces los mismos valores de agua con fertilizantes y, a veces, incluso los valores del agua que gotea de tu medio de cultivo.

Mide el pH y la EC diariamente o cada dos días. Esto le dará una buena visión general de cuántos nutrientes suministra a sus plantas y cuántos usan. Cualquier desviación de los valores ideales de pH y EC se pueden ajustar rápidamente.

Como se indicó anteriormente, las plantas pueden absorber hasta 2.4 µS / cm2 de nutrientes. Sin embargo, no olvides que los nutrientes no pueden permanecer demasiado tiempo en el medio de cultivo.

Es necesario eliminar los nutrientes que no se han utilizado por un tiempo y dar paso a otros nuevos. Si cultivas en macetas, debes regarlas con tanto líquido que se pierda un tercio. De esta manera, eliminarás todos los nutrientes disueltos en el agua.

Riega tu marihuana con esta intensidad al menos una vez a la semana. En caso de que estés cultivando cannabis hidropónicamente, sea en macetas o en un sistema de cultivo diferente, debes lavar el sustrato regularmente con agua limpia y de pH modificado. Cada siete a diez días, realiza un lavado y renueve por completo la solución de nutrientes en su tanque.

Niveles de EC constantemente altos y la ausencia de lavado del sustrato conducen a la degradación del medio de cultivo, lo que daña el sistema de raíces e impide que crezca más. Además, el pH cambia bastante rápido, lo que conlleva otros problemas.

Nutrición-y-calidad-del-agua-para-el-cultivo-de-cannabis
El desequilibrio de nutrientes y la sobrefertilización se manifiesta en las hojas de manera discreta al principio, pero más claramente después de algún tiempo.

Tratamiento del agua

Ahora vamos a revisar posibles ajustes activos del agua. Debes haber oído hablar del filtrado, la ósmosis inversa y la radiación UV. Los tres métodos mejoran la calidad del agua, pero cada uno de ellos tiene diferentes usos y resultados.

La filtración del agua es una forma bastante barata de tratamiento que elimina la contaminación mecánica y química. Además, el filtro adecuado  puede eliminar inmediatamente el 99% del cloro mencionado anteriormente.

Si tiene problemas con agua impura o clorada, utilizar un sistema de filtración es una solución económica y fiable.

El filtro se puede conectar fácilmente a una fuente, desde la que bombea agua a tus plantas.

Para una pequeño cultivo casero, un sistema así costaría aproximadamente el precio de diez gramos de hachís de primera calidad. Los cartuchos del filtro deben cambiarse dos veces al año, pero vale la pena, por los beneficios que tiene para el cannabis.

La filtración eliminará el cloro y las impurezas, pero si tu agua base tiene altos niveles de EC, debes llevar el tratamiento al siguiente nivel. Si la EC de tu agua alcanza o supera 0.5 µS / cm2, ya es demasiado.

En este caso, considera utilizar un sistema de ósmosis inversa. Esto consiste en conducir el agua a alta presión a través de varias capas de membrana fina, que filtra impurezas de hasta 0,0001 micras, metales pesados, sales y otras sustancias químicas.

El nivel de EC se reduce a cero o a un valor muy cercano a cero; eso depende de la calidad del agua y del sistema que utilices. Otra ventaja de la ósmosis inversa es que el agua obtiene un pH de alrededor de 6.5, que es un muy buen punto de partida para el cultivo de cannabis. En términos generales, la ósmosis inversa te permite tener un control completo sobre los nutrientes; la cantidad y  concentraciones que proporcionas a tus marihuanas. Naturalmente, un sistema así te costará más.

Aún puedes toparte otro problema relacionado con la calidad del agua. El agua puede contener una cantidad indeseable de bacterias y otros patógenos orgánicos. Este problema es más común cuando se usa agua de pozos.

La radiación UV es una gran herramienta para matar bacterias. Para utilizarla, solo debes conectar unos tubos especiales con tu fuente de agua y enchufar. Una lámpara UV se enciende en el interior e irradia el agua que fluye a su alrededor, pero la luz no sale del sistema.

Este tratamiento te permite matar bacterias dañinas sin usar soluciones químicas. Antes de usar la radiación UV, debes analizar el agua para determinar la cantidad de bacterias presentes en ella, y así evitar gastar dinero innecesariamente.

¿Necesitas ayuda porque tienes un problema relacionado a las drogas? Conversalo con tus amigos y familia. Busca un médico realmente especializado y amigable. Los grupos de reducción de riesgos y daños también pueden ayudar. También piensa si es el único problema que tienes. O “el problema” viene por otro lado. En caso de intoxicación: no lo dudes, llama al servicio médico.

Deje una respuesta

Recientes

Sobre Soft Secrets

Acerca de los secretos suaves Soft Secrets es la principal fuente de cultivo, legalización, cultura y entretenimiento de la cannabis para su dedicado y diverso público en todo el mundo. La clave es conectar a las personas mediante información pertinente y actual con el mismo interés que la salud, el estilo de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis.