Cómo calcular tu producción

Cómo calcular tu producción
Última actualización

¿Sabes qué tienen en común los pescadores y los cultivadores? Ambos dejan ver una clara tendencia a exagerar cuando se trata de describir sus logros. Seguramente, cualquier cultivador sabe a lo que me refiero. Algunos de nosotros vamos aumentando la cantidad de kilos por lámpara que llegamos a producir, y compartimos estas experiencias extraordinarias con nuestros amigos. Sin embargo, la realidad tiende a ser mucho más sobria: no todas las cosechas dan buenos rendimientos. Veamos cómo calcular tu producción de manera adecuada.

¿Cuánto puede producir una planta?

Uno de los parámetros de cosecha más mencionados es la cantidad de cogollo seco por planta. No obstante, este dato no dice mucho del rendimiento real de tu cuarto de cultivo. En realidad, la información relativa a la cantidad de cogollo cosechado por planta dice más del tamaño de la planta que del rendimiento.
Lógicamente, una planta que da 15 gramos debe de ser mucho más pequeña que una planta que produce 50 gramos. Estos números tampoco revelan mucho sobre el tiempo que han de cultivarse las plantas hasta alcanzar la cosecha final. El peso total cosechado por planta puede ayudarte a calcular la cantidad de flores por metro cuadrado.
Cuanto mayor sea el rendimiento por planta, menor será el número de plantas en el espacio de cultivo. Es importante observar que estamos hablando de cultivo en interior. Al aire libre, el rendimiento por planta difiere en mayor medida debido a variaciones por múltiples factores. Una sola planta normal (no autofloreciente), cultivada al aire libre, puede producir desde unas pocas decenas de gramos, hasta varios cientos o miles.
Por ahora, nos centraremos en el cultivo de interior. Calcular la producción real por planta se complica aún más al comparar distintos cuartos de cultivo con parámetros diferentes. Cuando un cultivador pone cuatro plantas bajo una lámpara, y otro pone doce plantas en un espacio equivalente, difícilmente puede evaluarse su rendimiento a partir de la producción de plantas individuales.
Cómo calcular  tu producción

¿Cuánto cosechas por metro cuadrado?

Otro dato que suele tomarse como indicador del éxito de un cultivador es la producción por metro cuadrado. Esta información es mucho más útil. De esta forma, puede calcularse cuántos gramos obtiene el cultivador en un espacio concreto, y comparar con facilidad el rendimiento de varios cuartos de cultivo con parámetros distintos.
Ya no es relevante la cantidad de plantas que se cultivan. La comparación que incluye el tamaño del cuarto de cultivo es mucho más sencilla y precisa. Sin embargo, incluso con este método, seguimos sin tener el cuenta el tiempo y el dinero invertido hasta obtener la cosecha. Resulta importante saber cuánto duró la fase vegetativa porque, en dicho periodo, el ciclo de luz consume más electricidad que durante la fase de floración. Por lo tanto, hay que incorporar otros parámetros.

¿Cuántos gramos por vatio produces?

Los cultivadores más avanzados miden su eficiencia de cultivo comparando la potencia lumínica y la cosecha final en gramos. Puedes cuantificar este factor dividiendo el peso total de cogollo seco por la potencia de la iluminación medida en vatios. Por ejemplo, si obtienes 450 gramos de cogollos secos utilizando una lámpara de sodio de 600 vatios, divides 450 entre 600.
En este caso, el resultado es 0,75, lo cual significa que la eficiencia del cultivo son 0,75 gramos por vatio. Una cifra aceptada generalmente como buen rendimiento es 1 gramo por vatio. De esta manera, nos acercamos aún más a los números que reflejan la realidad de tu eficiencia de cultivo.
Puede verse con claridad que no importa lo grande que sea un cuarto de cultivo, la cantidad de plantas que haya en él, o cuánto material cultives por metro cuadrado. Imagina a un cultivador que es capaz de obtener 400 gramos con una lámpara de 400 vatios en un metro cuadrado, mientras que otro consigue la misma cosecha con una lámpara de 600 vatios.
Si los dos cultivadores se encuentran y comentan su producción, podría parecer que ambos tienen un éxito similar. Por supuesto, en tal caso, el cultivador que utiliza la lámpara de 400 vatios es el más exitoso, ya que su rendimiento es un gramo por vatio, mientras que el otro cultivador sólo produce 0,67 gramos por vatio.
Cómo calcular  tu producción

Hablemos de kilovatios por hora

El criterio más preciso para especificar tu eficiencia de cultivo ha de incluir todos los gastos ocasionados por cada cosecha, dividiendo el resultado por la cantidad total de gramos de cogollo seco. En la cuenta de gastos, tienes que añadir el coste de la electricidad, de los fertilizantes, del medio de cultivo, del agua y del desgaste del equipamiento de cultivo utilizado. Además, habría que añadir el coste del tiempo que has pasado trabajando en el cuarto de cultivo. La mayoría de cultivadores no incluyen todos los gastos de cultivo, y casi nadie cuenta el tiempo empleado en el proceso. Cuando los cultivadores hablan entre amigos, suelen referirse únicamente al rendimiento por metro o por planta, y pocas veces tienen en cuenta la potencia de sus sistemas de iluminación.
A pesar de lo que pueda creerse, puedes calcular con bastante facilidad la mayor parte de los costes habituales de cultivo; sólo necesitas tener en cuenta el coste de la electricidad utilizada por las lámparas, el tiempo y la potencia lumínica que se emplea hasta la cosecha. Probemos con un ejemplo: un cultivador obtiene 400 gramos de cogollo seco usando una lámpara de 400 vatios. Pongamos que dedicó 10 días al crecimiento vegetativo, y 60 días a la fase de floración. Ahora se trata de saber la cantidad de electricidad consumida en kilovatios por hora (kWh). Durante 10 días, el cultivador utilizó la lámpara de 400 vatios 18 horas al día.
400 vatios equivalen a 0,4 kilovatios. Al multiplicar este número de horas al día que la lámpara está encendida, obtenemos el gasto en kWh. En números: 0,4 kW x 18 horas = 7,2 kWh. Esta cifra es el consumo eléctrico diario durante la fase de crecimiento. Diez días equivalen a 72 kWh. Para la fase de floración, utilizamos una fórmula similar: 0,4 kW x 12 horas = 4,8 kWh. 4,8 kWh x 60 días = 288 kWh. 72 kWh + 288 kWh = 360 kWh. Al dividir este número por los 400 gramos de producción, obtenemos 1,1 gramos por cada kWh de electricidad consumida.
Con 20 días de crecimiento vegetativo, la eficiencia serían 0,93 gramos por kWh. Ahora ya sabes cómo calcular el rendimiento, y la próxima vez puedes alardear de habilidades matemáticas con tus amigos, y de un conocimiento casi científico en lo que respecta a tu eficiencia de cultivo.

¿Necesitas ayuda porque tienes un problema relacionado a las drogas? Conversalo con tus amigos y familia. Busca un médico realmente especializado y amigable. Los grupos de reducción de riesgos y daños también pueden ayudar. También piensa si es el único problema que tienes. O “el problema” viene por otro lado. En caso de intoxicación: no lo dudes, llama al servicio médico.

Deje una respuesta

Recientes

Sobre Soft Secrets

Acerca de los secretos suaves Soft Secrets es la principal fuente de cultivo, legalización, cultura y entretenimiento de la cannabis para su dedicado y diverso público en todo el mundo. La clave es conectar a las personas mediante información pertinente y actual con el mismo interés que la salud, el estilo de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis.