Plagas y plaguicidas en la marihuana

Soft Secrets
02 Apr 2018

Todos los años aparecen plagas en las mismas fechas, por eso hay que conocer los plaguicidas de la marihuana. Las pestes vienen a arrasar nuestros paraísos personales. Repelerlas está en tus manos. No hay peor plaga que el abandono.

Por Bosterix

Las plagas pueden ocasionar daños que van desde arruinar el olor y el sabor de la planta, hasta dejarla inutilizada para el consumo. Si no las tratamos adecuadamente, nos arruinará la inversión de tiempo, dinero y esfuerzo hecho para procurar una buena cosecha que alcance hasta la siguiente.

Existen varias estrategias para proteger nuestro jardín, lo fundamental es distinguir sus límites y adaptarlos a nuestras necesidades. Desde la protección física, como por ejemplo redes para protegerla de pájaros, o mosquiteros para evitar las orugas, preventivos y curativos.

La protección física

Utiliza un medio físico para aislar y proteger la planta. Hay mosquiteros y telas de ocultación para evitar el contacto con pájaros y mariposas. En las tiendas de cultivo hay productos líquidos que crean una fina capa protectora.

Los preventivos son repelentes, actúan mediante disuasión, generan un ambiente incómodo para el insecto, hongo o ácaro que pretenda alojarse en la planta. Se aplican antes del ataque de la plaga. Son ideales para interior o exterior en jardines, pero en áticos y balcones su acción está limitada. En los balcones, al no tener otra planta para elegir donde alojarse, las plagas hacen caso omiso de los repelentes. No deben confundirse los preventivos con plaguicidas sistémicos que sí que matan al insecto, ácaro u hongo y por tanto son curativos.

El preventivo también actúa por contacto, en menor proporción de lo que lo haría un insecticida, aunque son útiles para lavar las plantas. Por ejemplo, el jabón potásico es muy bueno para lavar la planta de pulgones y de la melaza que desprenden. La mayoría de los preventivos son más útiles en un armario de cultivo o en un jardín. En un ambiente desequilibrado como un ático o un balcón es más difícil su utilización, incluso plantas beneficiosas como es la albahaca o el romero para ahuyentar pulgones están más limitadas en un balcón. Sin embargo, existen preventivos muy útiles para los cultivadores de áticos y balcones, el hongo tricoderma ayuda a proteger a las plantas de los hongosPythium y del Fusarium. Además, debido a su acción de descomponer la materia orgánica, asociado a micorrizas: aporta nutrientes. Los curativos, por su acción, se pueden dividir en plaguicidas de contacto, sistémicos y translaminares.

Plaguicidas de contacto

Funcionan como si arrojásemos una bomba, mata a los insectos con los que tiene contacto y permanece en la planta unos días más hasta que desaparece. Actúa sobre la parte de la planta que pulverizamos, por lo que es importante pulverizar también la cara inferior de las hojas.

Plaguicidas sistémicos

Pueden ser absorbidos por la planta sin afectarla, siguen actuando durante más tiempo que un insecticida de contacto, es efectivo en las hojas nuevas que nazcan después de la aplicación

Plaguicidas translaminares

Penetran en los tejidos y los protegen. La diferencia con los sistémicos es que actúan solo sobre las hojas que hemos fumigado, las nuevas no estarán protegidas. Por lo que es recomendable su utilización en plantas grandes.

Es interesante saber diferenciar su acción para elegir el más apropiado en la etapa de cultivo que estemos llevando. Por ejemplo, si la planta infectada es pequeña y aún no está en floración, es recomendable usar un insecticida de contacto, en vez de uno translaminar, ya que cuando crezca la planta no va a estar protegida en su totalidad.

Por orden de aparición las principales plagas que afectan al cannabis son:

Minadores de hojas

Hacen poco daño, pero en el peor momento. Afectan sólo a una parte de la hoja, pero al atacar en primavera, como las plantas son pequeñas no hay que descuidarse. Se puede prevenir con aceite de neem y jabón potásico. Si está muy comprometida, evalúa quitar la hoja. Generalmente no produce mayor daño, por lo que no es necesario utilizar ningún producto tóxico para el medioambiente. En casos muy extremos el insecticida a utilizar es Abamectina.

Pulgón

Son más fáciles de encontrar en la parte baja de la planta y en el envés de la hoja. Son visibles a simple vista, se ven sus excrementos blancos y la melaza que segregan atrae hormigas. Además del daño que produce en la hoja y la melaza que ensucia, es vector de enfermedades para la planta y afecta mucho al sabor. Son principalmente activos en primavera y otoño, según el momento del ataque es posible repelerlos con preventivos o con curativos de baja toxicidad, como el aceite de neem, jabón potásico, etc. En caso de que por inacción la plaga se haya establecido con fuerza y la planta aún no esté en floración, deberás usar piretrina, un insecticida de contacto, o incluso en casos extremos algún plaguicida sistémico como el imidaclorprid. Si están en floración deberás limpiar las hojas con jabón potásico o eliminarlos a mano según esté de avanzada la floración. Siempre es importante prevenir.

Fusarium

Se identifica por manchas en el tallo y ramas que se secan en la base de la planta.Afectan en rendimiento ycalidad. Como las plantas afectadas no se pueden curar, es muy importante la limpieza y prevención mediante la aplicación de antagonistas como Tricoderma, que compiten con el hongo dañino en la colonización de la raíz y de esta manera la protege. Para prevenir es conveniente no reutilizar la tierra. En caso de infección extremar cuidados con las plantas que están al lado.

Araña roja y acariosis

A simple vista se ven pequeños puntitos blancos en la superficie, el daño, y en la base de las hojas unos puntitos negros que si pasas la mano por encima te deja un reguero de color rojizo en el dedo, esos son los ácaros. Son visibles con un microscopio de 50 aumentos. Afectan el sabor y la producción. Llegando al final del cultivo con una planta muy débil, que da menos cantidad de cogollos. El calor y clima seco favorecen su reproducción, por lo que en pleno verano se reproducen muy rápidamente. Los acaricidas de contacto como las piretrinas no terminan con los huevos, por lo que es habitual que la plaga vuelva si no se realizan varias aplicaciones. En caso de plantas muy afectadas y en crecimiento es recomendable utilizar Abamectina, un acaricida translaminar. Si las plantas están en floración se pueden realizar tratamientos para que no se extienda la plaga con jabón potásico o con extracto de canela.

Oídio

Se ve como un polvo blanco, como si fuera cal o harina en la cara superior de la hoja. Aparece primero en las hojas a las que no les llega el sol. La planta queda no consumible, por lo que es indispensable extremar cuidados. Las esporas de oídio están en el aire, lo mejor es usar un preventivo ya que cuando las esporas tienen el clima favorable para desarrollarsees tiempo de floración, lo que hace que no podamos usar la mayoría de los fungicidas, debido a los plazos de seguridad y los productos con los que se pueden tratar las plantas. Requieren un uso tan continuado que afectan, mucho y mal, a la calidad de los cogollos. Algunas soluciones son elegir variedades más tempranas y recoger la cosecha antes de las grandes lluvias de otoño. Si en tu región es habitual la presencia de oídio año tras año, es conveniente utilizar un fungicida sistémico como el Triadimenol, un excelente fungicida natural es el Oídio Prot. En regiones donde no afecta tanto se puede prevenir con propóleo o con harina de ortiga.

Orugas

Visibles a simple vista, aunque generalmente están escondidas, se identifican fácilmente por el daño, si la planta no está en floración verás hojas mordidas. Si está en floración, al sacudir un poco la planta, verás deshacerse los cogollos. Son una vía de infección de botritis con sus desechos. Aparecen desde la primavera, pero cuando los cogollos empiezan a engordar, causan mucho daño, afectando directamente a la producción por las grandes cantidades de cogollos que deberemos descartar por botritis. Se trata con mucha efectividad con extracto de naranja o con Bacillus Thurigensis.

Botritis o moho gris

Se ven los cogollos de color marrón y se deshacen al tocarlos. Para prevenir hay que extremar la higiene, luego de cortar las partes afectadas limpiar las tijeras y las manos con alcohol. Si cada año pierdes gran cantidad de plantas por botritis busca variedades más sativas o que no cogollen de manera tan apretada y permanece atento a las lluvias antes de recoger la cosecha. Una gran solución es el Botryprot, tanto para prevenir, como para curar.

No obstante, hay una plaga que es la peor de todas, el abandono, es la madre de las demás plagas. La principal arma de los insectos es su multiplicación rápida en condiciones idóneas, por lo que tendrás que estar prevenido, no dejar pasar los días y utilizar un tratamiento correcto. Es indispensable la limpieza permanente del lugar de cultivo, revisar diariamente las plantas, ver debajo de las hojas y los lugares donde la planta recibe menos sol.

Hace años, uno de los mayores problemas, sobre todo para los que cultivábamos por primera vez, era identificar la plaga. Con la llegada de internet se popularizaron métodos y trucos para identificarlas. Antes había que ir a una biblioteca y buscar entre libros de agricultura y jardinería, muchas veces se optaba por una solución generalista, como aplicar piretrinas. En la actualidad, identificar la plaga es muy sencillo, basta con incluir en un buscador una pequeña descripción del daño, o del insecto, junto a la palabra cannabis y aparecerán muchas imágenes donde podremos buscar un daño similar al que tienen nuestras plantas o ver primeros planos de nuestro insecto enemigo. En la actualidad los mayores errores se dan al aplicar una mala solución, generalmente un mal uso, a un problema bien identificado.

Un ejemplar plantado directamente en suelo en un jardín grande o en el campo, se encuentra en un sistema equilibrado. Una maceta en un balcón no va a tener antagonistas naturales a la plaga que la ataque, lo que hará que la plaga tenga las mejores condiciones para reproducirse. Otro inconveniente habitual para los cultivadores de balcones y áticos son los vecinos que no cuidan sus plantas, son un foco de infección constante para nuestras plantas.

Una cuestión a tener en cuenta al analizar la acción contra las plagas es la diferencia entre un armario de cultivo y un balcón. Al estar en un sitio cerrado, el armario, al igual que el balcón, no está en equilibrio. Pero la ventaja del armario es que está mucho más resguardado de plagas. En cambio, un balcón es un sistema en desequilibrio y en constante amenaza, por lo que hay que tomar las debidas precauciones y analizar los pasos a seguir para erradicar la plaga.

Siempre, antes de utilizar cualquier tipo de producto, ya sea preventivo, insecticida, fungicidas de origen biológico o mineral, lee la instrucciones y respeta los plazos de seguridad. Si no aparece el cannabis entre las descripciones utiliza la regla de comparar con el tabaco, el lúpulo o la vid, o usar el plazo de seguridad multiplicado por dos. Utiliza protección adecuada, no fumes ni consumas alimentos mientras fumigues, limpia bien toda la ropa y báñate después de fumigar.No fumigues si va a llover, la lluvia ayudará a limpiar la planta de insectos, fumiga cuando no llueva para darle tiempo de actuar a los productos que utilizamos. Recuerda que el horario de aplicación de los plaguicidas es siempre a última hora de la tarde. Prepara la cantidad exacta de plaguicida que necesites, ayudará a ahorrar dinero y no contaminar el planeta. Ten en cuenta los alcances del producto que utilicemos, actúa en el momento indicado, te ayudará a mantener el jardín a salvo de males y llegar a la floración con plantas sanas, que puedan expresar todo su potencialen intensos sabores.

S
Soft Secrets