CBD-A, propiedades de la forma ácida

24 Nov 2020

La forma ácida del Cannabidiol (CBD-A) es la cruda, la que está en la planta que no ha sido curada. Se obtiene del cannabis verde, que no ha sido descarboxilado. Desde hace algún tiempo se conoce que el CBDa es un potente antiinflamatorio que bloquea la enzima COX-2 super importante en el desarrollo de las prostaglandinas asociadas a varias enfermedades inflamatorias.

En 2012 se encontró que el CBD-A aliviaba las náuseas en roedores y los vómitos en las musarañas de forma mucho más eficiente que el CBD curado. El mismo año se encontró su potencial (todavía en estudio) para frenar la reproducción de células cancerosas en varios tipos de tejidos, entre ellos los de mama.

Este año la farmacéutica GW, que distribuye el Epidiolex y Sativex, patentó su uso junto al de otros cannabinoides. “En particular CBD, CBD-A y sus derivados ácidos, se proporcionan para uso como sustancia farmacéutica activa en el tratamiento de náuseas, vómitos y mareos. En particular, se presentan extractos de plantas de cannabis que son ricos en estas sustancias y aptos para uso farmacéutico”, señala la aprobación de la patente en Estados Unidos.

Según los estudios de GW Pharmaceuticals el CBD-A es más biodisponible que el CBD. Por ello su dosis para el control de las convulsiones puede ser menor que la dosis de CBD habitual. Otra patente de 2012 señala que el uso de CBD-A podría atenuar los impactos de la epilpesia en el 30% de pacientes que no reportan beneficios con la medicación convencional.

“El CBD-A se puede usar concomitantemente con uno o más fármacos antiepilépticos. Alternativamente, el CBDA puede formularse para su administración por separado, secuencial o simultáneamente con uno o más antiepilépticos”, señalan los investigadores.

Más de las formas ácidas del cannabis Descaboxila la maría Haz tu jugo de marihuana