Brownie cannábico, activa tu anandamida con esta receta

Soft Secrets
09 Nov 2015

Una mezcla perfecta de chocolate, hachís, cacao y una buena dosis de manteca harán un brownie de lujo, para exaltar tus papilas gustativas y activar todos tus sentidos. La felicidad tiene su química, nosotros te la presentamos en un brownie.


Receta: cómo hacer brownie cannábico

Por Celine

La receta del brownie cannábico es el mejor amigo del bajón y también puede ser el mejor postre psicodélico. Se denomina brownie cannábico a un sinfín de tortas cannábicas, no es necesario que contengan trazas de cacao, el solo factor de ser psicodélica, consigue el producto, el nombre, sin carecer del placer.

La receta del brownie cannábico es simple y rápida, esto suele explicar en parte el suceso entre los bajoneros dulces de la comunidad cannábica. Sin embargo, la relación entre chocolate y cannabis va más allá de un simple deseo azucarado y la asociación de sus diferentes componentes químicos puede ser un pasaje a la dicha eterna.

El chocolate contiene sustancias estimulantes como la teobromina y cafeína, también contiene feniletilamina, uno de los químicos que el cerebro libera cuando uno se enamora. Al comer chocolate, el cerebro libera serotonina y endorfinas, sustancias que actúan sobre el humor y la euforia.

El chocolate tiene más de 300 substancias químicas y una tiene en común con el cannabis. En los noventa, los científicos descubrieron a la anandamida, como uno de los compuestos orgánicos que componen el sistema endocannabinoide. La anandamida participa en la comunicación entre neuronas y permite que los sentimientos de felicidad se trasmitan fácilmente. Las investigaciones mostraron la presencia de anandamida en el cannabis y otras investigaciones demostraron su presencia también en el chocolate.

Sin embargo, los experimentos permitieron concluir que el efecto de la anandamida producido por el cannabis era diferente del efecto producido por el del chocolate. Desafortunadamente, la dicha no es tan eterna como uno lo desea y una vez cumplida la función, la anandamida se destruye atacada por enzimas.

El chocolate no solo contiene anandamida pero también otras sustancias inhibidores (N-oleolethanolamine y N-linoleoylethanolamine) que bloquean las enzimas encargadas de destruir la anandamida, produciendo una acumulación y un alargamiento de la sensación de placer.

La asociación de chocolate y cannabis se suman para regalarnos la combinación perfecta para un coctel con alto contenidos en sustancias de la felicidad que permiten prolongar el efecto de la anandamida naturalmente presente en algunas partes del cerebro.

Brownie de marihuana vegano

Existen muchas formulas que varían la cantidad de los ingredientes básicos, además según los gustos de cada uno se le puede agregar nueces, pepitas de chocolate, dulce de leche o jengibre para los más aventureros. Depende del estilo de brownie que cocinemos, la proporción de los ingredientes podrá variar.

Un brownie sin huevo, con igual proporción de chocolate, azúcar, manteca y poca harina, terminará con una textura más comparable a la de una trufa que de una torta. Por el contrario, un brownie con huevos, crema de leche, más harina y polvo de hornear, nos dará un resultado mucho más cerca de un brownie bizcochuelo.

Lo más importante, como siempre cuando cocinamos con marihuana es la calidad de la materia prima, en este caso además de un buen cannabis, es esencial un chocolate de calidad con alto contenido de cacao, es el secreto para avivar tu paladar. La receta que presentamos fue elaborada a lo largo de varios años de experimentación culinaria cannábica, alcanzando su apoteosis con el agregado de otro chocolate y un hachís extraído en seco gracias a un shaker.

En el caso de no poder emplear hachís, una manteca o aceite de coco infusada en cannabis, será un muy buen sustituto. En ese caso habrá que disminuir la cantidad de manteca proporcionalmente.

El chocolate al igual que la marihuana no soporta altas temperaturas, entonces debemos hacer el preparado con tranquilidad sin pasarse de cocción y antes que todo preparar un baño maría. El chocolate derretido con grasa siempre es brillante, tan brillante que refleja como un espejo, si no es el caso y que pierde el brillo es que te pasaste de cocción. Esto cambiara el sabor y la textura de tu preparación. Asi que dale con moderación al fuego.

Manos a la receta del brownie cannábico

Para hacer el brownie cannábico hay que trozar el chocolate y tirarlo en una olla a baño maria, disponer de la manteca y el café. Dejemos derretir y luego agregamos el hachís en polvo recién extraído de nuestro shaker, mezclamos todos los ingredientes para lograr una mezcla uniforme y brillante que reservamos para que se enfrie.

Mientras tanto en un bowl, mezclamos los ingredientes secos: el azúcar, la harina, el cacao puro, una pisca de sal y la cucharada de polvo de hornear. Cuando la mezcla de chocolate enfrie, la integramos a la mixtura de los ingredientes secos, usando una cuchara de madera unimos hasta conseguir una masa uniforme.

Luego, añadimos los huevos, uno atrás del otro, incorporando bien cada huevo a la masa. Terminamos con una cucharadita de esencia de vainilla y lo que le desiemos agregar para darle un gusto especial: nueces picadas, jengibre rallado, pasas de uvas, lo que te guste.

Finalmente, vertemos la mixtura en un molde enmantecado y colocamos en el horno pre-calentado, cocinamos a 180°C de 20 a 25 minutos como máximo. Es muy importante controlar la cocción sobre el final, lo ideal sería que el centro sigua un poco húmedo y que se haya formado una capa craquelada en la superficie. ¡Ojo! No te quedes colgado por darle unas pitadas a tus porros, que con unos pocos minutos de más tus brownies en el horno pueden cambiar la textura y todo el goce de comer este brownie de la felicidad y del placer se pueden ir al tacho de basura.

Ingredientes de brownie cannábico 8 personas

200g de chocolate negro de calidad.
200g de manteca. (O aceite de coco para los vegetarianos)
3 huevos. (O tu engrudo vegano preferido para sustituir)
150g de azúcar.
50g de cacao.
80g de harina.
1 cucharita polvo hornear.
1 pisca de sal.
1 cucharita de esencia de vainilla.
3 cucharas de café fuerte.
4 grs. de hachís.


¡Coma despacio!
Como siempre: hay que consumir con cuidado. Es preferible experimentar con dosis bajas para empezar y luego aumentar poco a poco hasta encontrar la medida que te conviene para disfrutar y solo disfrutar. Es necesario ser cuidadoso con la dosis empleada, la calidad de la materia prima, la situación de consumo y si tenemos el estomago vacío serán condicionantes para tener en cuenta. No es recomendable mezclar comida cannábica con alcohol u otras drogas.

 

   

S
Soft Secrets