Haciendo manteca cannábica

Soft Secrets
16 Nov 2018
La manteca cannábica es una buena forma de conservar la psicoactividad de la manicura. La manteca es muy fácil de preparar y de saborear en decenas de platos y momentos. No es la única manera, pero es una de las básicas. Los puristas usan solo los cogollos, pero una de las maravillas de la manteca cannábica es que permite sacar provecho a las hojas de la manicura fina llenas de tricomas. Para empezar debemos eliminar la amargura. La clorofila y el gusto a yuyo verde desagradable en boca y pueden darnos la sensación que estamos comiendo pasto. Técnicas Por eso debemos sumergir las hojas en agua hirviendo para que pierdan la clorofila. Luego calentamos una olla con dos litros de agua. Cuando llega a punto de ebullición le tiramos nuestras hojas. Luego, bajamos el fuego y dejamos cocinar por diez minutos a fuego lento. Otra técnica consiste en verter el agua tibia en el recipiente donde pusimos las hojas. Allí dejamos macerar la infusión durante media hora. Usando un colador tradicional, escurrimos las hojas y presionamos para sacar el agua. Luego, hervimos dos litros de agua en una olla grande. Cuando está a punto de hervor agregamos toda la manteca. Así, removemos con una cuchara de madera hasta que se disuelva completamente. Agregamos nuestras hojas trituradas sin pigmentos ni clorofila. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocinar al menos una hora. Los tiempos de cocción varían mucho de un autor a otro. Hay quienes aconsejan hasta 10 horas, otros sugieren media hora. Lo más importante es tener presente que el THC necesita calentarse por encima de 60°C para disolver la materia grasas. Pero pasados los 200°C puede destruirse. Después de la hora de cocción escurrimos las hojas en un colador. La misma operación se puede hacer usando una gasa, tapando el recipiente y sosteniéndola con una goma gruesa. Luego, vertemos un poco de agua caliente (no más de dos tazas) sobre la materia verde para recuperar toda la manteca. Dejamos enfriar y cuando llegue a temperatura ambiente lo colocamos en la heladera. Al enfriarse, el agua y la manteca se separan. El agua quedará abajo y la parte sólida de nuestra manteca verde quedará arriba. Es aconsejable dejar la solución en la heladera por una noche. Así la manteca se solidifica bien. Al día siguiente, podemos sacar la manteca cannábica con una espumadera. Luego pásala a otro recipiente. O tápalo, dejándolo respirar y dale vuelta para que escurra. Nuestra ‘mantecannábica’ está pronta para usar. La podemos consumir untada sobre tostadas, derretida sobre verduras o carnes. Es preferible consumir un máximo de una cucharada de café. Ingredientes Dosis recomendada para 500 grs. de mantecannábica - Hojas de manicura de 10g a 20g. - Cogollos curados de 5g a 10g. Dosis recomendada para un adulto de 70 kgs. - Hojas de manicura de 0,5gr a 2g - Cogollos curados de 0,1gr a 0,5gr      
S
Soft Secrets