Fundamentos del cultivo de marihuana

Los fundamentos del buen cultivo de marihuana son el mejor sustrato posible y acompañar cada momento de la planta con lo que necesita.

Fundamentos del cultivo de marihuana: sustrato

Para lograr un buen sustrato es importante darle un buen espacio ya sea en tierra directa o maceta. También es importante conseguir una buena textura. Es decir que la tierra no sea ni arcillosa ni arenosa. Su equilibrio da la esponjosidad que se obtiene con los materiales orgánicos y algún componente para airear como la perlita.


El pH equilibrado es fundamental en todo sustrato de marihuana. Y claramente debe ser rico en materia orgánica que mejora la textura del suelo y beneficia el desarrollo de las raíces. Para todo esto es imprescindible un buen drenaje para conservar el estado de las raíces y con ello la salud de la planta.


La preparación del sustrato para el estado vegetativo y trasplante de semillas a macetas o clones necesita una buena base de materia orgánica. Es decir, debe estar compuesto por humus y compost alto en macro y micronutrientes. Los microorganismos benéficos como las micorrizas son infaltables en este preparado.

Cuidado de las raíces en el cultivo de cannabis

El cuidado de las raíces durante la fase vegetativa nos va marcar la calidad y cantidad de los frutos obtenidos. Una vez que las plantas han vegetado y llega el verano empiezan a sentir los calores y es necesario darle buena maceta y no excederse ni en riego ni en fertilizantes.

A medida que la planta crece y madura las raíces adquieren funciones específicas. La parte central y los tramos más gruesos se encargarán del transporte de agua y nutrientes.

Las puntas de las raíces producen células de crecimiento y siguen adentrándose en la tierra en busca de agua y nutrientes.

 Y las raíces capilares son las encargadas de absorber agua y nutrientes. Son muy sensibles y se pueden dañar con facilidad si no se tratan con delicadeza en los trasplantes por ejemplo. Hay que prestar mucha atención y tener mucho cuidado al manejar el pan de raíces.

Cuando los trasplantes estén listos y el vegetativo en marcha es ideal ir compostando un nuevo sustrato para floración y probablemente hacer un transplante si usas macetas. Al mismo compost le incrementas el fósforo y potasio.

Fundamentos del cultivo de marihuana: tallo

A medida que el tallo se estira produce nuevas yemas. La yema apical o central dirige el crecimiento hacia arriba y las yemas laterales se convierten en hojas o ramas. Hay que tener en cuenta que el crecimiento vegetativo de una planta es diferente si se trata de plantas provenientes de esquejes o de semillas. 



Las plantas que nacen desde semilla tienen que crecer y desarrollarse hasta cierto tamaño antes de alcanzar la madurez adecuada para comenzar su ciclo de floración. Solo cuando las plantas jóvenes alcancen su madurez sexual decidirán seguir creciendo o comenzar a florecer.

Lo harán en función de las horas de luz que reciban. Por otra parte, los esquejes se hacen de plantas madre sexualmente maduras, una vez enraizados florecen inmediatamente si el ciclo de luz lo permite.

Ojalá estos trucos sobre los fundamentos del cultivo de marihuana sean de utilidad.

¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.