Evitando problemas en el cultivo de exterior

Evitando-problemas-en-el-cultivo-de-exterior

Ocho errores frecuentes para evitar

El cultivo de cannabis al aire libre brinda muchas satisfacciones. Pero también es una incubadora de riesgos. Los factores importantes para que el ciclo de la planta se complete con éxito incluye la medición del pH y electroconductividad. También ser prudente en el riego. Tener un plan de seguridad que incluya la evaluación del clima y aprender a fertilizar, prevenir plagas y hongos.

Como asesor de cultivo en México durante los últimos tres años me he percatado que la mayoría de las personas cometen los mismos errores en sus cultivos de exterior. ¿Será porque hay poca información sobre cultivos de cannabis, consecuencia de la prohibición? Aquí les dejo una recopilación de los errores más frecuentes que he encontrado. Y también cómo evitarlos.

No controlar el pH

El pH es el conteo de iones de hidrógeno que contiene una solución. Según la cantidad, la solución es ácida o alcalina. La tabla de conteo va del 0 al 14. Siendo 0 el punto más ácido y 14 el más alcalino.

Si el pH del sustrato es demasiado ácido, la planta comienza a absorber demasiado aluminio y manganeso. Así trunca su crecimiento general y la absorción de otros nutrientes esenciales como lo son el Nitrógeno, Fósforo y Potasio (NPK). Si es demasiado bajo la consecuencia final para la planta es la muerte. Si el pH es muy alcalino, la planta también verá truncado su crecimiento general al no poder absorber el hierro en el sustrato. Mi recomendación es la siguiente. PH en etapa vegetativa entre 6 y 6,5. Y en etapa de floración entre 6,5 y 7 para obtener resultados óptimos.

Genéticas deficientes

Muchas veces tomamos el riesgo de plantar semillas que salieron en nuestro guato (bolsita de cannabis) adquirido a bajo costo. Llega con un montón de semillas que son gratis. Aunque es muy tentador plantar todas estas semillas, les dejo una breve explicación de por qué esta decisión puede ser demasiado arriesgada en tiempo e inversión.

Las semillas desconocidas pueden traer una predisposición a ser hermafroditas. También a mutaciones no inducidas, a enfermarse fácilmente por no tener armas para combatir plagas. Incluso se observan daños internos en la semilla al no haber una selección genética profesional.

Con suerte, puede que obtengas una planta genial de estas semillas. Pero es muy arriesgado. Más tomando en cuenta que harás una inversión en todo lo demás. Lo mejor es saber la procedencia de la semilla, tener la ficha técnica y el respaldo del banco. El inicio de un cultivo exitoso es la genética.

Evitando-problemas-en-el-cultivo-de-exterior

Identificar tarde plagas y hongos

Muchas veces el cultivador con poca experiencia se percata de una plaga o un hongo cuando es demasiado tarde. Cuando los síntomas visibles son extremadamente avanzados. Podemos ver que hay muchos huevecillos en la parte posterior de las hojas, moho en varias de las flores o decoloración concentrada extrema.

En este caso hay que intervenir con algún fungicida o insecticida químico para intentar salvar la planta. Lo mejor es prevenir desde el inicio del cultivo y darte cuenta de síntomas menos avanzados.

Al encontrar uno que otro huevecillo en los tallos inferiores. O decoloración concentrada en alguna hoja baja. Incluso algo de moho en la base de los tallos que puede parecer como pelusa sobre el tallo, podemos aplicar aceite de neem en combinación con una quinta parte de aceite de ricino como emulsionante.

También podemos utilizar jabón potásico en complemento con el neem en etapa vegetativa. Hay que tener mucho cuidado con el hongo llamado Botritis que ataca desde adentro de la planta hacia afuera. Para evitar contraerlo hay que revisar seguido el interior de las flores en formación con mucho cuidado.

Es importante que tengas mucha ventilación si la humedad natural de tu zona está arriba del 65% para cuando estés florando. Si la humedad es alta y hay poca ventilación, puedes simular el olear del viento de lado a lado con ventilación al interior de las flores. Con esto puedes evitar el contagio en la planta, aunque las esporas estén volando cerca.

Exceso de riego

En México las mamás nos enseñaron que las plantas de sol lo único que necesitan es sol y agua todos los días. Desafortunadamente esto no es verdad para nuestro cultivo de mariguana. Es muy común que rieguen sus plantas de cannabis en exceso y esto cause que las plantas adopten una postura decaída, como si estuvieran tristes.

En casos severos, esto va a causar que las raíces se pudran y la planta muera. Mi recomendación es regar un tercio del tamaño total de la maceta. Si cultivas directo al suelo, riega proporcional al tamaño de la planta. Para saber si es momento de regar de nuevo, inserta cinco centímetros tu dedo índice en el sustrato. Y si está completamente seco es momento de volver a regar. Tus plantas de cannabis agradecerán menos agua. Y será más sencillo aplicar estrés con las podas y/o amarres.

Evitando-problemas-en-el-cultivo-de-exterior

Seguridad

Dada la situación legal de nuestra planta sagrada, hay que tener mucho cuidado con la seguridad del cultivo. Es importante no discutir sobre nuestras plantas con extraños y/o conocidos. Si subes fotos a redes sociales, asegurarse que no incluyan datos de la locación o datos personales.

Intenta no mover plantas de una locación a otra. Ni pedir herramientas de cultivo directo a la locación donde está el cultivo. Para cuidar las plantas de avistamientos aéreos pueden emplear una malla sombra de ser necesario o hacer cultivo guerrilla alrededor de vegetación tupida para camuflar las plantas de cannabis.

También hay que tener cuidado de los vecinos. Y a veces hasta de la misma familia. Si una persona con acceso directo al cultivo no está de acuerdo, lo mejor es no cultivar. En caso de que los vecinos puedan ver las plantas, tapa la línea de visión directa. Puedes usar lonas, una cerca de madera, construir un pequeño invernadero o tapar con otras plantas. Toma esto muy en cuenta antes de empezar.

Utilizar demasiado fertilizante

Este es un error común incluso en cultivadores experimentados. Si estás nutriendo a tus plantas con fertilizantes en bote de origen mineral, déjame contarte un secreto. La mayoría de los fabricantes de nutrientes muestran una ficha que detalla las concentraciones y horarios de alimentación dependiendo de la semana de tu planta. Pero las recomendaciones son increíblemente altas.

Mi recomendación es iniciar con un tercio de lo recomendado en estos productos. E ir subiendo lentamente según la respuesta positiva de la planta. De lo contrario encontrarán quemaduras causadas por el exceso de nutrientes en las plantas.

Si piensan utilizar algún guano, lombricomposta y harinas hay un margen de error más grande. Pueden utilizar la lombricomposta en la mezcla inicial del sustrato, de 20 a 35%. Los guanos y harinas se requieren en menos cantidad. Al utilizar alguno hay que tomar en cuenta también el NPK (cantidad de macro nutrientes). Así que lo mejor es adquirirlos en un fabricante que entregue las fichas técnicas. Así sabrán qué nutrientes tiene y en qué cantidades. Muchas recetas también tendrán ingredientes adicionales, por eso la ficha técnica es importante para saber qué contienen los productos que quieras utilizar.

Factor climático

Factores como mucha lluvia, mucho frío o calor excesivo con humedad, pueden terminar matando a las plantas o limitando mucho la producción final. Siempre ten en cuenta algún techado sencillo, ya sea con lona, lámina o malla por si hay tormentas.

Contra el frío no hay mucho que se pueda hacer excepto mantener buena ventilación y darles el mayor acceso posible a sol directo. Si hay demasiada humedad estarán propensas a contraer hongos. Con calor y humedad estarán muy propensas a contraer plagas. Pero si las plantas están sanas se puede combatir fácilmente en ambos casos.

Cosechar antes de tiempo

A veces nos podemos impacientar al momento de la cosecha. Queremos que las flores estén listas lo más pronto posible pero un error cosechando muy temprano tendrá un impacto muy grande en el producto final. Lo más sencillo para revisar los tricomas de tu planta es una lupa joyera.

Si los tricomas están transparentes todavía es temprano para cosechar. Mi preferencia es con alrededor del 60% de los tricomas lechosos, 20% ámbar y 20% transparentes. La maduración del tricoma es importante pero también lo son los pistilos. La mayoría deben haber cambiado de color y reducir su tamaño.

Con una buena nutrición, buena iluminación y controlando pH, los cálices que aportan mayor densidad a la flor, los pistilos y tricomas maduran a la par. Una vez que estén lechosos la mayoría de los tricomas y maduros los pistilos, es momento de cortar.

Buena cosecha. Y buen cultivo.

 

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario