Aloe vera: enraizante natural del cannabis

Última actualización

Las tunas de nuestros jardines (o de alguno por ahí) pueden ser fabulosas aliadas para hacer que las raíces broten y se afiancen del tallo, fortificando el esqueje. Las propiedades benéficas de esta planta, tan habitual en América Latina, la hacen una amiga fiel. Una niñera para la primer infancia de nuestra niña.
 
Una de las maneras más sustentables y baratas de mantener el cultivo de marihuana siempre activo es a través de la propagación de copias genéticas. También llamados “clones”, los cortes hechos en lugares estratégicos de las plantas también ayudan a preservar las genéticas, garantizando cosechas constantes, certeras y mucho más rápidas en relación a las semillas.
Para ayudar al proceso de enraizamiento de los esquejes, muchos cultivadores optan por productos sintéticos, que son fabricados a partir de hormonas específicas. Por ejemplo el popular gel comercializado con el nombre Clonex.
Pero lo que poca gente sabe es que existe una manera fácil, barata, eficaz y 100% natural para garantizar el enraizamiento de las plantas. Se trata del famoso aloe vera, que puedes cultivar en el jardín de la casa sin muchos cuidados, o inclusive en un recodo de tu propia sala de vegetativo, utilizando hasta los restos de sustratos de cultivos anteriores de cannabis.

Una planta, muchos beneficios

Originaria del norte de África, el aloe vera pertenece a la familia Aloaceae, que incluye aproximadamente 15 géneros y 800 especies distintas. Ésta planta herbácea, que recuerda a un cactus por sus pequeñas espinas en la punta de sus hojas suculentas, crece en cualquier tipo de suelo. Pero se adaptada mejor a los sustratos leves y arenosos, exige poca agua para su desarrollo.
Su gel incoloro, la pulpa viscosa del interior de las hojas, está constituido principalmente por agua y polisacáridos, además de por lo menos otros setenta componentes, tales como vitaminas A, B, C y E, más calcio, potasio, magnesio y zinc, diversos aminoácidos, enzimas y carbohidratos.
Así como el cannabis, el aloe vera también tiene diversas utilidades y propiedades terapéuticas. Muy utilizada por la industria cosmética en la fabricación de pomadas, cremas y productos diversos, posee propiedades antibacterianas, antivirales, antioxidantes, antiinflamatorias, cicatrizantes e hidratantes, siendo comúnmente administrada en casos de problemas dermatológicos como psoriasis, acné y quemaduras, entre otras. Hay quien llega a decir que ingerida en forma de jugos o cápsulas, la planta brinda sus propiedades anticancerígenas y digestivas.

Aloe para hacer clones

Muchos jardineros alrededor del mundo usan la planta también como método para enraizar diversas especies vegetales, incluido el cannabis, justamente por su capacidad de cicatrizar y promover la asepsia donde se aplica. La asepsia siempre es buena, por lo menos hasta donde me enseñaron, evita hongos y/o bacterias que tal vez hagan daño al esqueje. La capacidad de cicatrizar hace que la planta desarrolle raíces más rápido para recuperarse. El resultado es óptimo.
Utilizar al aloe vera como enraizador es muy simple. Para comenzar, corta una hoja de aloe vera desde la base. Pero con atención, cuidado con el líquido amarillo y el olor fuerte que saldrá en ese momento. Es bueno dejarlo escurrir durante algunos minutos antes de iniciar la extracción del gel.
Para extraer el gel que contiene en su interior basta retirar la parte superficial de la hoja con ayuda de un cuchillo o pelador de frutas. Coloque la extracción en un vaso con agua mineral y mezcle bien. Si es posible, también coloque algunos pedazos de la hoja de aloe vera cortada bien pequeñita en esa solución. Lo ideal es sumergir el esqueje, recién cortado de tu planta favorita, en el vaso con agua y el gel por 24 horas, a temperatura ambiente, protegidos al sol, en los almácigos o en la sala de vegetativo. Luego la transfiere al sustrato o lana de roca. Antes de transferirla al sustrato o lana de roca, es ideal que se pase el tallo del esqueje por el gel una vez más.
Al día siguiente, retire los clones y envuelva los tallos nuevamente en el gel del interior de las hojas da aloe vera, y transfiéralos inmediatamente para una base de lana de roca, jiffy o hasta en un vaso con turba o perlita. Mantenga los clones bien hidratados en lugar iluminado, pulverice agua constantemente y aguarde las raíces entre siete y 10 días. Período similar al que usan los productos enraizantes comerciales.

¿Necesitas ayuda porque tienes un problema relacionado a las drogas? Conversalo con tus amigos y familia. Busca un médico realmente especializado y amigable. Los grupos de reducción de riesgos y daños también pueden ayudar. También piensa si es el único problema que tienes. O “el problema” viene por otro lado. En caso de intoxicación: no lo dudes, llama al servicio médico.

Deje una respuesta

Recientes

Sobre Soft Secrets

Acerca de los secretos suaves Soft Secrets es la principal fuente de cultivo, legalización, cultura y entretenimiento de la cannabis para su dedicado y diverso público en todo el mundo. La clave es conectar a las personas mediante información pertinente y actual con el mismo interés que la salud, el estilo de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis.