Sistema hidropónico de cannabis para novatos

hidroponia indoor
¿Buscas un sistema hidropónico de cannabis para novatos barato, simple de instalar, que no necesite electricidad, que el mantenimiento te lleve poco tiempo, funcione sin tu presencia y sea muy resistente? Si es así, continua leyendo. 

Sistema hidropónico de cannabis para novatos: la teoría

El sistema hidropónico de cannabis para novatos más fácil de construir y de mantener es el sistema de mecha. Su primo, el sistema de depósito, ocupa el segundo lugar. Fíjate cómo funcionan estos sistemas: En la parte inferior instalamos una bandeja llena de agua con nutrientes; este es el depósito. En el interior del depósito se encuentra un recipiente de plástico tipo jaula, el cual debe estar apoyado en unos tacos de madera o plástico para separarlo del fondo y así permitir que la mecha cuelgue. Un contenedor o maceta especialmente preparada se ubica dentro de la jaula. Una mecha sale de cada uno de los agujeros del contenedor de la planta.

El sistema funciona absorbiendo la humedad del depósito a través de las mechas hacia el recipiente; la planta utiliza el agua que necesita y el resto se evapora en el aire. El sistema es autorregulable. Sólo absorbe la cantidad de agua que necesita por capilaridad, la misma fuerza que absorbe el agua en un pañuelo de papel. Mientras exista agua en el depósito, las plantas nunca se secarán.

Sistema hidropónico de cannabis para novatos: Equipamiento

 BANDEJA / DEPÓSITO

Una bandeja con una altura mínima de 15 cm con un espacio suficiente para albergar la maceta o macetas de tu plantación. El tamaño del depósito se puede ajustar para una o varias macetas. Para construir el depósito, podemos utilizar bandejas de cocina, recipientes de plástico, o una piscina para niños.

SOPORTE DE LA MACETA

Bandejas para alojar los recipientes en el depósito. Deberían ser lo suficientemente amplias como para mantener los recipientes de forma segura en posición vertical. Entre los distintos artículos que pueden ser utilizados como soportes encontramos a la jaula plástica utilizada en las verdulerías como la mejor opción.

MACETA

Macetas de plástico normales. Pueden ser de cualquier tamaño. Igual que con las técnicas de plantación estándar, elige la maceta en función del tamaño de la planta que desees. Utiliza macetas pequeñas para cultivos S.O.G. o macetas más grandes para plantas más grandes.

MECHA

Mecha trenzada de nylon de 1-2 cm de diámetro. Para macetas de 15-20 cm, tendrás suficiente con una mecha de 1 cm. Para macetas de 25-30 cm, utiliza mecha de 1,5 cm y para macetas más grandes, utiliza mechas de 2-2,5 cm. No utilices mecha de algodón porque se pudre y el resto de materiales no ofrecen esta acción capilar.

Sistema hidropónico de cannabis para novatos: sustrato

Si quieres conseguir un sistema hidropónico completo, puedes utilizar vermiculita, una mezcla de vermiculita y perlita al 50%, o bien, leca. Yo he utilizado todos estos sustratos y funcionan muy bien.

Si quieres, puedes probar una mezcla de sustratos de plantación de hidropónico que a menudo se utiliza en la comercialización de plantas con maceta. Se conoce con el nombre de fertirrigación. Utiliza una mezcla sin nutrientes como la turba. Esta mezcla no lleva ningún tipo de nutriente en el embalaje. La fertirrigación es más resistente que la hidroponía directa porque el medio en sí mismo y los microorganismos que se desarrollan en la superficie retienen los nutrientes y los regulan, ayudando a prevenir el desequilibrio.

Otra opción es utilizar un sustrato enriquecido con nutrientes. Existen en el mercado mezclas de excelente calidad, enriquecidas con nutrientes orgánicos que aportan a la planta sales que puede absorber durante varios meses. Aunque los macronutrientes, especialmente el nitrógeno (N), pero también el fósforo (P) y el potasio (K) puedan agotarse antes de que termine la época de cultivo, los suplementos fertilizantes orgánicos aportaran los micronutrientes necesarios durante este periodo. La solución acuosa proporcionará macronutrientes durante toda la etapa de crecimiento para que las plantas tengan las fuentes de nutrientes necesarias. Este es un método casi infalible.

Existen unos cuantos sustratos enriquecidos con fertilizantes de liberación lenta y disponen de todos los nutrientes que la planta necesita durante la etapa de cultivo.

 

Sistema hidropónico de cannabis para novatos: fertilizantes y accesorios

Utiliza un fertilizante hidropónico. Todos son completamente solubles en agua y contienen las cantidades necesarias de nitrógeno, fósforo y potasio (NPK).

 ACCESSORIOS

* Kit de medición del pH: Aunque existen muchos métodos, un medidor de pH y una solución para bajar o subir el pH te ayudarán a mantener el nivel en el intervalo adecuado.

* Regadera.

* Balde de 20 litros.

OPCIONAL

* Pequeña bomba sumergible (acuarios) para hacer circular y airear el agua.

* Tapa del depósito para evitar el crecimiento de algas.

Sistema hidropónico de cannabis para novatos: primeros pasos

En primer lugar, planifica el tamaño de tu cultivo y selecciona su ubicación. A continuación, elije la distribución de la bandeja. Podría ser una bandeja grande, varias bandejas o, incluso, una bandeja separada para cada maceta. Coloca las bandejas en la zona del jardín.

Corta las mechas con el tamaño adecuado. Los dos extremos de una mecha deberían colgar de los agujeros de la parte inferior de la maceta y ser lo suficientemente largos como para llegar al fondo del depósito. En las macetas más grandes, con cuatro agujeros en la parte inferior, podrías colocar dos mechas. 

Añade sustrato a las macetas. Si utilizas leca, llena la parte inferior de la maceta con una capa de unos dos centímetros de vermiculita y, a continuación, añade las piedras. Llena las macetas hasta tres cuartas partes aproximadamente. Coloca un esqueje enraizado o un brote en el centro de cada una de las macetas, sin estropear las raíces o el cepellón. Añade más mezcla, dejando un espacio entre el sustrato y la parte superior de la maceta de unos cuatro centímetros.

Mezcla agua con los nutrientes en el balde de veinte litros. Si el cultivo es pequeño, veinte litros serán suficientes para llenar la o las bandejas hasta una altura de unos diez centímetros. En un cultivo más grandes, prepara un concentrado en un cubo de veinte litros, añade la cantidad adecuada al depósito y, a continuación, llena con agua. Si utilizas tierra fertilizada como sustrato, diluye una cuarta parte de hidrofertilizante durante las primeras dos o cuatro semanas y aumenta la concentración hasta la mitad de las cantidades recomendadas en el paquete del fertilizante durante el resto de la etapa de crecimiento. Si utilizas un sustrato con fertilizantes que se liberan gradualmente utiliza una cuarta parte del líquido o fertilizantes hidropónicos solubles en agua para todo el ciclo de crecimiento.

Después de añadir fertilizante, el pH equilibra la mezcla de nutrientes y agua hasta un valor de 6.2 aproximadamente. Utiliza un medidor o papel de pH para determinarlo y, a continuación, realiza los ajustes necesarios con una solución para subir o bajar el pH.

Coloca las macetas en los soportes o jaula. Asegúrate de que las mechas cuelguen de la maceta hasta la parte inferior de la bandeja. Riega las macetas con agua de pH 6.2 hasta que se escurra al depósito. Este proceso humedece el sustrato y las mechas se empapan. Una vez las mechas estén empapadas, aprovecharán el agua del sustrato y de las raíces para conservar un nivel de humedad constante.

MANTENIMIENTO: Sistema hidropónico de cannabis

Añade agua al depósito cada dos días para que el nivel se mantenga bastante constante. Asegúrate de añadir el pH a toda el agua, pero no añadas fertilizante al agua nueva.

Drena la mezcla de agua y nutrientes del depósito cada tres semanas y riega las macetas con agua de pH 6.2 desde la parte superior hasta que se escurra un 20% del agua. La bomba sumergible es útil para vaciar el agua del depósito en un recipiente o al desagüe. Enjuaga las macetas para disolver el agua de las sales nutritivas que se han acumulado en el sustrato. Puedes utilizar la mezcla y el agua drenada para tus plantas domésticas o para tu jardín exterior.

 Después de drenar el depósito, añade una nueva mezcla de agua y nutrientes.

 A algunos jardineros les gusta que el agua circule. El agua en movimiento pierde dióxido de carbono (CO2) y disuelve el oxígeno (O2). Las raíces no necesitan el CO2 pero se desarrollan mejor en un entorno con elevado O2. La bomba sumergible consume poca electricidad y conserva el agua en movimiento. Esto es más importante si las raíces crecen fuera de la maceta, debajo de la mecha y dentro del depósito. Las raíces que crecen en el agua tienen un aspecto diferente al de las raíces que crecen en sustratos. Las raíces del agua son más gruesas y no les crecen pelos radiculares finos. Sin embargo, ayudan a la planta porque pueden suministrar fácilmente agua de la fuente abundante.

 Si el agua del depósito recibe luz, crecerán algas. Para detener el crecimiento de estas algas, cubre el depósito con una tapa o con un plástico negro opaco. El polietileno blanco/negro, que encontramos en algunos centros de jardinería, puede utilizarse con el color blanco hacia arriba. Refleja la luz hacia el jardín pero mantiene el depósito oscuro.

 

Más sobre hidroponía.
Cultivo en solución, cultivo en medio, hidroponía y cultivo en contenedor.
Aeroponía: haciendo clones en el aire
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.