Diagnóstico: problema en tus esquejes

Los esquejes son hoy en día la opción de muchos cultivadores. Funcionar con ellos nos permite tener certeza en la calidad de la genética y garantiza la homogeneidad de los ejemplares a cultivar, por ello se simplifica todo. En este artículo vamos a repasar como se hacen y vamos a ver alguno de los errores que yo mismo he cometido o visto en gente de mi entorno.

¿Qué son? ¿Cómo enraízan? ¿Que influye?

Los esquejes, clones, gajos, estaquillas… son fragmentos de plantas a los que se les induce a formar raíces para dar origen a un individuo nuevo. Este nuevo individuo es una copia genética idéntica a la “madre” de la que se ha obtenido, conseguimos plantaciones uniformes que responden exactamente igual ante los factores del cultivo. Esta técnica de reproducción asexual es ampliamente usada en jardinería y agricultura, no solo en cannabis.

La teoría del proceso es relativamente sencilla, conseguir rizogénesis endógena en un fragmento de planta cortada para crear un individuo completo. El primer paso para la planta es contar con tejido meristemático. Este suele provenir de la desdiferenciación de células medulares parenquimáticas o del cambium que es un meristemo secundario que origina el xilema y floema. Estos células han de diferenciarse ahora en primordios de raíz que se unirán a los elementos del sistema vascular y emergerán al exterior para hacer su función.

Hay varios factores que influyen en el éxito y velocidad de enraizamiento; la adecuación de la temperatura, el buen estado del material vegetal, minimizar el stress hídrico, “controlar” la actividad fotosintética, la idoneidad del sustrato (así como su estado de humedad, temperatura y sanitario), las propias características de cada planta o la aplicación de reguladores del crecimiento tipo auxina.

Estos reguladores (fitohormonas sintéticas) aumentan en la capacidad de enraizamiento del esqueje por los efectos positivos de las auxinas sobre la división celular, unido al efecto estimulador del transporte de carbohidratos y cofactores foliares hacia las regiones tratadas. Otro efecto de estas es su capacidad de estimular la síntesis de ADN, lo que se traduce en una mayor división celular.

El gradiente de temperatura es algo muy comentado. Si se calienta un poco el substrato la rizogénesis se ve favorecida. He visto muchas técnicas, desde manta electricas hasta bandejas flotando encima de agua  con un calentador de acuario… busca la tuya pero ten cuidado en no “cocer”.

Es importante también seleccionar bien que rama cortamos y su morfología. Hay gente que cree que solo se puede enraizar si se “entierra” un nudo (raspado y acondicionado) pero esto es falso. Lo cierto es que un nudo tiene tejido meristemático con lo que facilita el proceso y lo hace más rápido, pero podemos enraizar esquejes sin más nudos que los de la parte aérea. 

También he oído decir que solo se pueden enraizar ramas bajas o los esquejes sufren. Esto es falso también, es cierto que las ramas medias, resultado de brotes sobre ramas horizontales, tienen más hidratos de carbono (siendo más fácil enraizarlos), pero es bastante fácil sacar raíces a cualquier rama de cannabis. Esto no quiere decir que cualquier rama sea igual, por lo que si se quiere numero y homogeneidad, habrá que prestar atención a la poda.    

Repaso de lo más básico de la técnica

Resumidamente: cortamos una rama. Hay autores que aseguran que si no se corta a 45 grados, entra aire en el sistema vascular, pienso que el motivo por el que se hacía esto es maximizar la zona sin epidermis en contacto con la hormona, innecesario si se raspa, bajo mi punto de vista, claro. 

Una vez se cortan las ramas, hay usuarios que deciden dejarlas en remojo 24 o incluso 48 h pues dicen que hidrata y funciona mejor todo. Un buen riego hora y media antes de cortar garantiza que tu rama esté hidratada y hace este paso inútil. Me da la impresión de que es una importación innecesaria desde el proceso de estaquillado de especies leñosas.

La raspamos un poquito para quitar la epidermis y facilitar la absorción de la hormona, acido indolbutírico normalmente, el cual untaremos. Usad guantes y tened en cuenta que una vez entre en contacto con vegetal la hormona ya no vale, por lo que es recomendable aplicarla con un palito de plástico que use la cantidad justa. 

Una vez hecho esto se clava el esqueje (en un jiffy, lana, tierra…). Tendremos cuidado de no partir el tallo, pues fastidiaríamos todo el proceso. Debemos usar algo para hacer el principio del agujero o romperemos más de lo que nos creeríamos. Se “peluquea”, es decir recortamos las ramas dejando solo un nudo y alguna hoja (si esto se nos complica fijaros en la foto o en la explicación de “problemas”).

Luego pulverizamos abono foliar y se lleva al invernadero con temperatura media (en torno 20) y alta humedad (90%) que prevengan su deshidratación, reduciendo la transpiración, y una exposición lumínica moderada que mantenga la actividad fotosintética baja 18 horas al día.

Recomiendo que se rocíe foliarmente cada tres días una disolución estimulante y revitalizante o similar que evitará el agotamiento de las reservas que tienen los esquejes en las hojas, haciendo que enraícen más verdes. Los días restantes los divido en aplicaciones foliares de Rhizotonic y Thrive Alive verde (rico en tiamina). Haciendo un circulo continuo con estos tres productos verás esquejes sanos y fuertes.   

Problemas

He observado en mis años de cannabicultura que muchos amigos le echan la culpa a otras cosas, cuando lo que les falla es el material vegetal del que parten, por un motivo u otro. Las necesidades de absoluta homogeneidad y buena condición fitosanitaria de los esquejes son una realidad, si queremos cultivos optimizados.

Un problema que veo con demasiada frecuencia es que apenas se hacen los esquejes justos que se va a necesitar. Siempre hay unos que enraízan antes, otros que les falta tienen vigor al crecer… aunque sean clones al final va a haber cierto grado de variabilidad entre individuos, ese grado hay que reducirlo al mínimo para mantener la homogeneidad, con lo que si hacemos muchos más de los que vamos a usar siempre tendremos la oportunidad de seleccionar un numero grande de esquejes homogéneos. No hay que ser rácanos con nuestro tiempo.

Los fallos en cuanto a salud, sean nutricionales o por plagas,  son más difíciles de solucionar, pues requieren más conocimientos de cultivo. Quizás los dividiría en dos grupos, igual de importantes, problemas a causa del estado de  las madres y los que no tienen nada que ver con ellas.

Cuidar las madres es algo inevitable si queremos esquejes sanos, no es posible obtener clones sanos si la madre está mal. Para ello debemos tener cuidado con la alimentación de la “mami”, no debemos limitarnos a usar un A+B, sino que procuraremos que nuestra madre reciba vitaminas, hormonas y estimulantes que hagan que su sistemas inmune y endocrino vayan al 100%, ¡no escatiméis!

El plan de prevención de plagas es esencial para las madres. Además, como a los esquejes que salgan de esa planta le quedan meses para ser cosechados, es permisible usar cosas más fuertes a las plantas que estemos cultivando para fumar. Si nuestros esquejes tienen un sistema inmune fuerte y además persiste el efecto de los fitosanitarios será difícil que les ataquen plagas. Esto no quiere decir que fumiguéis el veneno mas chungo que encontréis, pensad que aunque pase el tiempo lo vais a consumir vosotros…  

La zona de la que cortáis los esquejes o como podáis las madres también influye. Conozco un cultivador que se empeña en solo cortar esquejes larguísimos y con tallos medio lignificados. Diré que es innecesario, además mi experiencia me dice que a más duro está el tallo más se tarde en enraizar. No digo con esto que haya que usar ramitas ínfimas y verdes, pero lo que desde luego no es necesario es usar ramas enormes que llevan creciendo un mes y pico… 

Intentad mantened las madres en una altura contenida, a una planta de un metro y medio apenas le llega luz abajo. En 60/80 cm si se poda bien se puede tener una madre muy ancha con miles de esquejes. Que el tallo se bifurque desde bien abajo como sabéis es necesario pero no es menos necesario podar las ramas bajas y multitud de mini brotes sin luz, que solo hacen de sumideros a la planta y que poco a poco la deterioran. Aprender a podar parece complicado pero practica y equivócate o no aprenderás.

El tema del “peluqueo” es clave, no podemos dejar grandes hojas pues al final se deshidrataría antes el esqueje. De lo contrario manejar el mini invernadero es un suplicio… se quedan llenos de hojas que dificultarán su manejo a la hora de cerrar y abrir, con más tendencia a la aparición de “damping off” y otros problemas. Las grandes, las suelo cortar en forma triangular, dejando el foliolo de en medio como uno de los vértices, las pequeñas las suelo dejar. En cualquier caso no me gusta dejar más que el nudito y una hoja o dos hojas (recortadas).

Una cosa que recomiendo es la aplicación de Mineral Magic en la superficie superior del jiffy o lana una vez se ha clavado el palito, es funguicida y también tiene otras muchas cualidades. La aplicación o no de funguicidas es algo personal; yo, para pocos esquejes con Mineral Mágic y cuidando las condiciones de limpieza y factores de cultivo, prescindo de ellos. Si la producción de clones es relativamente alta, un hongo en un esqueje puede comprometer al resto así que para cultivos de clubes vienen bien.

En cualquier caso si vemos aparecer un hongo sea del tipo que sea (raíz o no) recomiendo tirar todo el contenido del mini invernadero ipso facto y limpiar con disolución fuerte de hipoclorito sódico (lejía), es el mejor método para desinfectar. Si no se hace así, los esquejes salvados podrían presentar el problema en poco tiempo y los sucesivos esquejes que metas a enraizar en ese invernadero también. Desinfecta siempre después de un lote el invernadero y casi a diario tijeras y materiales.  

Aeroclonadores

Usar clonadores es bastante cómodo pero también dan origen a problemas, no son mágicos. De hecho hace años le presté un modelo conocido de aeroclonador americano a un amigo y me lo devolvió, diciendo que era una máquina de matar esquejes. El problema obviamente era suyo y no del aparato, que funciona perfectamente si se usa después de pensar un poco.

He visto muchas personas tener un Rainforest en medio de un cuarto, a menos de 60% de humedad, sin ningún tipo de accesorio que convierta el clonador en un mini-invernadero, grave error. El caso del amigo al que le dejé el aparato era hasta peor, pues por lo visto los esquejes recibían buena parte del calor del foco (un 600 HPS encima), con el que cuidaba varias madres. Es absolutamente necesario que los esquejes estén en un ambiente húmedo para no deshidratarse y con una intensidad lumínica suave.   

Tendremos especialmente cuidado en la temperatura del agua, teniendo en cuenta la perdida de oxigeno que experimenta el agua a partir de ciertas temperaturas. Intentaremos que el agua esté a unos 23 grados para evitar pudriciones. Tened en cuenta que a veces el origen del problema puede ser que la propia bomba va calentando el agua, incluso la propia luminaria. Un poco de H2O2 en el agua puede ayudaros si sufrís un desbarajuste.

Debemos tener cuidado con el ritmo de riegos, y adecuarlo según el tipo de sustrato que usemos para enraizar. Macetas de rejilla con arlita o hydroplets tendrán una oxigenación máxima que permitirán riego casi 24h. En cambio con lana encharcaríamos el esqueje con ese ritmo de riego. Elegid este sustrato pensando en donde vais a cultivar luego.

Tapad los agujeros sin usar o entra mierda en el agua que es lo último que queremos. Limpiad siempre el aparato con lejía y aclaradlo entre lotes. Si alguna vez veis un hongo, yo tiraría todo a la basura y a limpiar, más vale prevenir que lamentarse.

 

Un saludo y espero que vuestros esquejes, igual que vuestras cosechas, satisfagan vuestras necesidades!

Recientes

Sobre Soft Secrets

Acerca de los secretos suaves Soft Secrets es la principal fuente de cultivo, legalización, cultura y entretenimiento de la cannabis para su dedicado y diverso público en todo el mundo. La clave es conectar a las personas mediante información pertinente y actual con el mismo interés que la salud, el estilo de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis.
¿Necesitas ayuda porque tienes un problema relacionado a las drogas? Conversalo con tus amigos y familia. Busca un médico realmente especializado y amigable. Los grupos de reducción de riesgos y daños también pueden ayudar. También piensa si es el único problema que tienes. O “el problema” viene por otro lado. En caso de intoxicación: no lo dudes, llama al servicio médico.

Deje una respuesta