Testado de Quick Critical + y Quick Kush

27 Feb 2020
Visitamos a David, un cultivador aragonés que en la temporada 2019 realizó un cultivo de exterior de Quick Critical + y Quick Kush. Estas variedades de Dinafem destacan por su cosecha temprana, característica que pudo comprobar en persona.

A David le encanta la Critical+, por lo que no podría faltar en sus tarros. Pero esta temporada quería varie-dades más tempranas, tanto para evitar las lluvias de final de verano y las nieblas de octubre, como porque la temporada anterior sufrió intentos de robo. Al adelantar la cosecha, las podía quitar antes de que llegaran los ladrones.

El 2019 empezó con buena climatología, por lo que inició el cultivo a finales de marzo. Germinó 3 Quick Critical + y 3 Quick Kush en papel de cocina, de ahí las pasó a la tierra. Al principio, mantuvo las plantas en un balcón, tapó cada una con una botella recortada, a modo de invernadero, para evitar que las atacaran pájaros o ratoncillos. En mayo las bajó al corral, a finales de mes ya tenían medio metro de altura.

Para proteger a las plantas de ladrones y otros problemas, las metió dentro de una jaula gigante. Además, hace una cruz con cañas en la base de la maceta, sobre la que coloca, con bridas y cinta americana, una malla metálica circular rodeándolas, con un diámetro de unos 160 centímetros. También las entutora con una caña en el centro. Abre las ramas a los lados, atándolas a la malla metálica.

Quick-Critical-y-Qu-Kush
Quick Kush y Quick Critical + en mayo.

Sustrato y fertilización

Las empezó a cultivar en macetas de 90 litros. Posteriormente, pasó a macetas de 150 litros dos Quik Critical Mass y dos Quick Kush. Empleó sustrato All Mix, al que añade humus de lombriz y guano de murciélago de Guanokalong. Prefiere los abonos orgánicos por el mejor sabor, por lo que la mayor parte de la fertilización la hizo con la gama completa de Biobizz. 

Empezó fertilizando una vez a la semana, según avanzó el cultivo, pasó a fertilizar dos veces a la semana o incluso tres, pues en el momento cumbre llegaron a crecer hasta cinco centímetros al día. Por eso, también añadió el fertilizante de crecimiento, Bio Grow, hasta mitad de la floración.

De Guanokalong emplea el formato en polvo para asimilación rápida, considera que esta marca ofrece un producto de excelente calidad y buena asimilación. Al añadir al sustrato humus de lombriz y Guanokalong consigue un doble objetivo. Por un lado, activa la vida del sustrato, por otro asegura una fertilización continua, si algún día no se puede fertilizar por falta del tiempo, basta con regar con agua y el alimento ya está en el sustrato. También cuando llueve va alimentando a la planta, aunque ese día no reciban riego.

Quick-Critical-y-Qu-Kush
Quick Kush en plena floración.

Crecimiento Quick Critical + y Quick Kush

Con alimentación abundante, buen sustrato y tiempo soleado, crecieron de forma continua. Aunque las dos variedades se desarrollaron bien, desde el principio la Quick Kush era la más rápida, con un tallo grueso se mostró muy frondosa, desarrollando ramas fuertes cada dos centímetros. Sobre esta ramificación, sólida y abundante, se desarrollan gran cantidad de brotes que dieron lugar a muchos cogollos y mucho follaje. La Quick Critical + creó también plantas fuertes, pero con el tallo más fino, a la vez que desarrolló menos exce-so de follaje.

Por esta profusa ramificación y follaje, practicó la poda así como la defoliación. Respecto a la poda, eliminó todas las ramas secundarias de la parte inferior, así como cualquier rama débil y las primeras que salieron junto a las ramas, pues si no se eliminan nada más nacer, hay que acabar quitándolas luego. A esto sumó una poda apical de la punta, eliminando solo el brote superior para hacerlas crecer más redondeadas. Ade-más, sobre todo en el caso de las Quick Kush, practicó la defoliación o poda de las hojas más grandes, de forma que se favorece que la luz pueda llegar a los brotes inferiores.

cannabis
Quick Kush y Quick Critical agosto.

Floración Quick Critical + y Quick Kush

Las primeras en empezar a florecer fueron las Quick Critical +, aunque pronto les siguieron las Quick Kush. Ambas variedades producen mucha resina desde las primera etapas, aunque la Quik Kush impresiona por su cantidad de tricomas. En el caso de la Quick Critical +, éstos destacaron por su largo tamaño, cubriendo todos los racimos florales, que en algún caso parecía que tenían piedrecitas blancas. Ambas variedades destacaron también por su olor penetrante. Al estar muy estiradas, las Quick Kush rindieron una gran canti-dad de cogollos redondeados y con vistosas puntas. Los racimos florales de la Quick Critical fueron más chillones, con un color verde más pálido, mientras que Quick Kush presentaba tonalidades más oscuras.

Durante las lluvias del final del verano, las Quick Critical + aguantaron muy bien la botritys, pero las Quick Kush, por su gran densidad floral que no permite buena aireación, se mostraron más sensibles, con unos pocos cogollos infectados. En cambio, el oidio no tocó las Quick Kush, mientras que en el caso de las Quick Critical +, durante los últimos días de cosecha aparecieron manchas en alguna hoja, sin producirse merma en el resultado final.

Quick-Critical-y-Qu-Kush
Quick Kush y Quick Critical el 17 julio.

Cosecha y cata de Quick Critical + y Quick Kush

A mediados de septiembre, la primera en cosecharse fue una Quick Kush, a los 4 días se cosecharon las Quick Critical +, y a los 10 días se recolectaron las otras dos Quick Kush. Algunas personas las cosechan antes, a principios de septiembre, pero David prefiere esperar a que estén bien maduras. Respecto al momento que suele cosechar las versiones convencionales de estas variedades, calcula que adelantó unos 15 días, sin perdida ninguna de calidad y vigor abundante.

Por la menor cantidad de follaje, la Quick Critical + fue la más sencilla de manicurar. Aunque no lo parecía, al final la báscula señaló que la más productiva fue la Quick Kush, ya que sus cogollos eran más densos, por lo que al final revelaron pesar más.

En la Quick Kush el humo es muy sabroso y espeso, casi se puede masticar. El paladar es intenso, con toques terrosos y dulces. También amaderados, pero sin presencia de pino. En el olor también se presentan tonos inciensados que no aparecen en el paladar durante la cata. El sabor es muy profundo y persiste en la boca.

En la cata, una de las Quick Critical se mostró más frutal, con toques de naranja, mientras que en las otras dos predominó la esencia Skunk de la Critical 2.0, y son las que más resina mostraron. Sin duda, es un paladar más dulce que en las Quick Kush, elaborado y trabajado, que se puede exprimir al degustarlo con una sensación final de marihuana sabrosa.

Otros artículos de Dinafem en Soft Secrets

Historia de las variedades Dinafem

Variedades de cannabis americanas: Élite mundial

OG Kush – La superestrella norteamericana

Goza las Cookies 2.0

Dinamed reina en Suiza

Entrevistamos a King Kush, creador de la mítica Moby Dick

  •