Terpenos cannábicos: fragancia, sabor y medicina

Demian Jara
24 Aug 2022

Los terpenos de la marihuana le dan el aroma. Son secretados de las glándulas, están contenidos en los tricomas, como los demás metabolitos secundarios del cannabis. Los científicos dicen que la planta los produce naturalmente como forma de repeler insectos y predadores.


Los humanos los queremos porque son el alma del cannabis, la quintaesencia. Los terpenos le dan a cada variedad sus características más codiciadas: aroma por ejemplo cítrico, terroso, picante. Por eso muchas de las últimas técnicas de cultivo apuntan a privilegiar la cosecha de mayor cantidad y calidad de terpenos. Además, tienen un precio internacional que supera ampliamente al de las extracciones de calidad farmacéutica.

Hay un centenar de terpenos conocidos en la planta de cannabis. Los más conocidos son el pineno que tiene propiedades antiinflamatorias, además incrementa la alerta. El linalool, es el de la lavanda, hay evidencia que muestra que tiene potencial para ayudar al relax y al sueño. También se ha descrito su acción contra el dolor, como sedante y anti convulsiva.

El limoneno, no hay ni que escribirlo: es el que da aroma cítrico. Tiene propiedades anti fúngicas y varios estudios científicos muestran sus propiedades para frenar la ansiedad.

El mirceno tiene propiedades antisépticas, anti fúngicas y contra bacterias, ayuda al THC a llevarse los dolores también.

Muchos cultivadores de cannabis han comenzado a hacer los destilados. Aunque no es tan sencillo como conseguir aceite de cannabis, se puede logar. La destilación consigue quedarse con el aroma y el sabor del cannabis en un líquido transparente y algo pegajoso.

Los terpenos son la espina dorsal de la marihuana. O por lo menos de su fragancia y olor. Cosa que no es poco.  

D
Demian Jara