Biofertilizantes del cannabis: Compost, té de compost

nutrición-de-marihuana-sin-salir-de-casa
Última actualización
A veces olvidamos que todo está a nuestro alrededor. También una correcta y completa nutrición de la planta de cannabis. La tierra base para cultivar marihuana puede salir de tu patio. Si tienes un fondo, un jardín o vives en las afueras de cualquier ciudad, puedes recolectar todo lo necesario para hacer compost. O humus de lombriz. O quizás un té de compost para prevenir enfermedades y auspiciar un buen sistema radicular. La base nutritiva es la clave. Sin buenas raíces olvídate de un buen cultivo de cannabis. Sin una correcta nutrición tampoco sería posible. Así que a preparar un buen compost con los residuos orgánicos.

El compost es uno de los abonos orgánicos más utilizados para nutrir a la vida en todo el reino vegetal. Es sumamente importante en la agricultura familiar de todo el mundo. Su uso también es muy recomendado para el cannabis. De hecho, es la base de cualquier sustrato. Los cannabicultores deben tomar algunas precauciones para hacerlo bien. Así que manos a la obra. Manos al compost.

El compost se hace con el producto de la descomposición de los residuos orgánicos de la alimentación humana, como son frutas, verduras, café o té. Pero también de restos vegetales de plantas o pasto y ramas. Hongos, bacterias, protozoarios, ácaros, insectos, lombrices, aire y humedad trabajando en conjunto harán el requerido compost con el paso del tiempo. Es la base del sustrato que necesitamos para tener la base de un cultivo saludable. Y lo mejor de todo es que es gratuito. Lleva tiempo, es decir lleva constancia y trabajo. Pero sus resultados son óptimos.

El compost auspicia la buena nutrición de las plantas de cannabis por lo que aumenta su resistencia a las enfermedades más habituales de patógenos y plagas. Es un alimento muy completo para la marihuana. Mejora la estructura del sustrato porque promueve la actividad biológica, su porosidad esponjosa ayuda a retener el aire y también el riego.

Biofertilizantes-del-cannabis
Las lombrices californianas aceleran el compostaje.

Compost para marihuana

Recoge hojas, yuyos, deposiciones de animales y pasto del jardín (o de donde puedas). También presta atención a los restos de poda, al aserrín, viruta y hojas de árboles. Son materiales de descomposición lenta que ayudarán a la aireación del proceso de compostaje. Hay otros materiales que también serán muy útiles para este proceso, que son de descomposición incluso más lenta. Hablo de cartones, bolsas y toallas de papel. Los papeles sirven, pero evita aquellos que están impresos. La tinta no es buena para compostar.

Junta estos materiales y, sobre todo, la base de nuestro compost: los desperdicios orgánicos de nuestra cocina y las de nuestros amigos o familia (¿Por qué no?).

Nunca utilices carnes o comida cocida. Su descomposición solo atraerá alimañas como ratones, ratas y animalitos carroñeros.

Para hacer este compost de marihuana, que no tiene diferencia de otro para las plantas del hogar, se apilan los elementos para crear capas con los restos de cocina, el pasto, las hojas, si hubiera estiércol, otros materiales compostables, y tierra. Siempre tierra.

El tipo de compostera que fabrico es con tablones de una pulgada. Clavo estacas en la tierra, previamente limpia y removidos los cinco primeros centímetros del suelo. Ahí voy disponiendo del material en capas. Es conveniente ponerle un nylon o algo que lo tape para evitar demasiada agua cuando llueve o el calor espeso del verano. Dos factores nocivos para una buena descomposición del compost.

¿Cuándo queda listo el compost para cannabis?

El compost quedará listo al cabo de unos meses. Pueden ser tres meses o incluso un año dependiendo de la cantidad de materia y de cómo fueron manejados los restos. Hay algunos cultivadores que abastecen a otros o incluso a viveros que tienen un buen truco para hacer respirar grandes montañas de material en descomposición.

Como juntan mucho material compostable deben hacer que el aire entre hasta el fondo. He visto montañas de metro y medio compostándose. Y eso requiere una forma especial para lograr que el aire, necesario para la fermentación, llegue hasta la base de la montaña de compost. A medida que van haciendo el montículo con el material colocan una vara gruesa o rama de árbol en el centro. Cuando logran una altura que les convence sacan la vara. Entonces queda un orificio en el medio del material compostable con una buena respiración.

Cuando salga un agradable olor a tierra, el sustrato tenga un color oscuro y los materiales que fueron utilizados no se reconozcan, sino que se hayan transformado en tierra negra, es cuando el compost estará listo.

Biofertilizantes-del-cannabis
Los restos orgánicos del hogar le pueden dar casi todo lo que necesita la planta de cannabis en materia nutricional.

Compost para marihuana: la base del cultivo

Este compost será la tierra base para el sustrato cannábico. Hemos recomendado en otras ocasiones usar un 40 % de compost o tierra base, 20% de turba y/o fibra de coco, 20% de perlita, 10% de vermiculita y 10% de humus de lombriz. Todo ello se puede comprar en un growshop, incluso en estas tiendas cannábicas especializadas ya ofrecen las mezclas hechas. Pero nada como hacerlo uno mismo. En fin. Lo otro que podemos hacer fácilmente es el humus de lombriz. Su procedimiento es similar al compost.

Humus de lombriz para cannabis

Los materiales para hacer humus de lombriz para cannabis son los mismos del compost. Pero hay que tomar algunos recaudos. Por ejemplo, es bueno trozar el material y mezclarlo, es decir evitar la pila. Es recomendable que la pila de material no llegue a más de 40 centímetros de alto. Mucho material junto puede significar calor en exceso. Y eso ahuyenta a las lombrices que son nuestras aliadas.

Algo que las lombrices adoran es la humedad. Si en alguna época llueve poco conviene regar el montículo en descomposición. Las lombrices californianas son las que aceleran mejor el proceso. Y no sé por qué se llaman de esa manera, pero son las lombrices que están desde Calinfornia a Tierra del Fuego en toda América Latina. Así que más que californiana capaz les podemos decir americanas y se entiende mejor.

Esta vermicompostera, como le dicen en la agricultura, puede emplazarse con chapas, maderas o en un cantero simplemente. Cuando el compost queda pronto para usar llega el momento de sacar a las amigas lombrices de adentro. Esto es sencillo. Hay que construirles trampas. Que pueden ser con una malla o una red. Adentro hay que colocar restos orgánicos húmedos. Ellas irán a hacer su trabajo y sin saberlo quedarán dentro de la trampa.

Para saber si es momento de sacar las lombrices y usar el humus de lombriz en la mezcla de sustrato seleccionada necesitamos chequear los mismos parámetros que con el compost: que la tierra quede bien negra y que desaparezcan los antiguos restos orgánicos. Para chequear que el proceso de compostaje terminó correctamente, se puede colocar el compostado en una bolsa plástica y cerrarla durante dos días. Si no hay olor a descomposición es que el compost está pronto. Si el contenido huele mal. Incorpóralo a la compostera nuevamente y sigue esperando un poco más.

Té de compost:
Abono foliar cannábico natural

El té de compost es un biopreparado líquido que otorga una muy buena nutrición foliar al reino vegetal. En el cannabis se puede utilizar durante la vegetación, directamente sobre las hojas o en el riego.

Cuando el compost está pronto se puede sumergir una bolsa de arpillera (o alguna fibra vegetal que deje “respirar”) de medio quilo de compost en cinco litros de agua durante doce horas. Y luego se incorpora al riego o se pulveriza como abono foliar.

El té de compost tiene mucho de lo que una planta de marihuana necesita. Fortalece el sistema inmune de las plantas y actúa como preventivo de plagas. También mejora el color del follaje y la estructura de la planta a nivel de tallos y frutos.

El té de compost aporta muchos de los micro organismos benéficos. Entre ellos auspicia la aparición de los hongos beneficos de las micorrizas que auspician una mejor funcionalidad de las raíces. Les permite absorber más y mejor dentro del crisol de nutrientes disponibles.

Eso redundará en mejores frutos, pero también en una mejor estabilidad de la planta y el desarrollo de defensas ante invasores o inclemencias climáticas. También aporta una dosis importante de ácaros depredadores, que son positivos ya que potencian la salud del sistema radicular en el cannabis porque “pelean” contra los nematodos malos que quieren colonizar el cultivo con sus pestilencias. Mediante abono foliar con té de compost estos nematodos positivos pueden combatir a las plagas en hojas y tallos.

La base está. Bienvenidos al cultivo con biofertilizantes. Orgánico, casero, barato y que sale del patio de tu casa.
¿Necesitas ayuda porque tienes un problema relacionado a las drogas? Conversalo con tus amigos y familia. Busca un médico realmente especializado y amigable. Los grupos de reducción de riesgos y daños también pueden ayudar. También piensa si es el único problema que tienes. O “el problema” viene por otro lado. En caso de intoxicación: no lo dudes, llama al servicio médico.

Deje una respuesta

Recientes

Sobre Soft Secrets

Acerca de los secretos suaves Soft Secrets es la principal fuente de cultivo, legalización, cultura y entretenimiento de la cannabis para su dedicado y diverso público en todo el mundo. La clave es conectar a las personas mediante información pertinente y actual con el mismo interés que la salud, el estilo de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis.