La nuez del cáñamo: una delicia nutritiva

Exitable
30 Jul 2019
La semilla del cannabis es un maravilloso elemento vegetal que tiene tanta proteína como la carne. Sus propiedades antiinflamatorias la hacen una rara avis en estos tiempos de comestibles ultraprocesados. Todos podemos beneficiarnos de ella. Las semillas de cáñamo o de cannabis son un magnífico regalo que la madre naturaleza nos dio. Y por supuesto, la tonta civilización se encargó de quitar del medio como Dios le quitó la entrada al paraíso a Adán y Eva y se lo bloqueó de policías (o querubines como dice la fábula) para que no accedan a ella. Por suerte cada vez en más países la semilla de cáñamo está disponible con y sin cáscara. E incluso hay harinas que preservan las propiedades de esta nuez sin igual. Y cuando decimos sin igual no es un lugar común. La semilla de cáñamo es el único elemento vegetal que tiene omega 6 (ácido linoleico) y omega 3 (ácido alfa linolénico). Su ratio, por lo general es de 2:1 a 3:1. Además, entre sus ácidos lipídicos se encuentra el gamma linoleico. Los estudios muestran que la semilla contiene un 25% de proteína. Principalmente albúmina y edestina que son de fácil digestión y portan cantidades relevantes de todos los amino ácidos esenciales. También un 30% de aceite, además de una gran proporción de fibra, minerales y vitaminas. Cruda, cocida o tostada la nuez del cáñamo es deliciosa. Y tiene todo tipo de propiedades beneficiosas para el organismo. Por ejemplo, entre sus aminoácidos contiene arginina, un precursor del óxido nítrico, molécula indispensable para la dilatación de los vasos sanguíneos, que disminuye la presión arterial. Hay evidencia sólida de que su biodisponibilidad ayuda a prevenir las patologías cardíacas. A la semilla del cáñamo se le suele clasificar como súper alimento. Tiene muchas otras propiedades que la hacen muy interesante. Tiene una comunicación directa con el sistema inmune. Que es la función del cuerpo que activa las defensas a los agentes externos que quieren colonizar para mal el cuerpo. El sistema inmune lo es todo. Sin él no existiríamos como especie. La primer gripe hubiera devastado la humanidad. Muchas veces en la cocina se usa la soja como sustituto de la carne por su alto contenido de proteína. Pero la soja es pro inflamatoria. Es algo que habitualmente no se dice, no se sabe, pero la soja atenta contra el sistema inmune que no le gustan las inflamaciones. La semilla del cáñamo también es alta en proteína, pero es anti inflamatoria. De hecho, tiene casi tanta proteína como la carne animal. La semilla está considerada como una fuente completa de proteínas porque contiene todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita y que no obtiene de otra forma que no sea a través de la alimentación. De hecho, una buena parte de la homeostasis, es decir del equilibrio, del sistema inmune depende de los ácidos grasos y muy fuertemente de los omega 3 y 6. Hay cada vez más estudios que asocian la salud del intestino a la salud general del cuerpo. En el intestino se haya la microbiota. Son bacterias que colonizan todo el aparato gástrico. Las hay malas y buenas. Por lo general los alimentos (como el repollo fermentado, las hojas verdes, etc.) auspician la formación de las que hacen bien. Y los comestibles (toda la gama de productos industriales que se pueden comprar en cualquier supermercado) fomentan las malas. Que promueven la inflamación sistémica. ¿Vieron esas panzas enormes? No son de obesidad, son intestinos inflamados. La alta cantidad de fibras de la semilla de cáñamo le hace muy bien al intestino, reduce los niveles de colesterol y evita picos en la presión arterial. La semilla es un gran alimento. Sin dudas. Sus utilidades además están todavía poco exploradas. Pero también hay evidencia que su uso cotidiano podría ayudar a las mujeres a sobrellevar mejor sus síntomas premenstruales. Que sobrevienen principalmente por la aparición de una hormona, la prolactina. El ácido gamma linoleico produce prostaglandina E1 que bloquea muchos de los efectos de la prolactina que tan mal hace sentir a las chicas regularmente. Dolor de senos, irritabilidad, tristeza y sensibilidad, todos síntomas del síndrome pre menstrual, se reducen con la ingesta del ácido gamma linoleico. Vale la pena conseguir semillas e incorporarlas a la dieta.

Fuentes

Hempseed as a nutritional resource: An overview. Disponible en: https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10681-004-4811-6 Dietary nitrates, nitrites, and cardiovascular disease. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21968645 Cholesterol-induced stimulation of platelet aggregation is prevented by a hempseed-enriched diet. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18418423 Isolation and Primary Structure of a Methionine- and Cystine-rich Seed Protein of Cannabis sativa Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1271/bbb.62.650
E
Exitable