Haciendo híbridos con cruces de cannabis

Soft Secrets
09 Feb 2018

Cruces de cannabis: crianza selectiva o selección artificial

A veces el breedertiene objetivos específicos en mente para criar cannabis. La búsqueda de una característica en particular puede seguir el proceso frecuentemente conocido como selective breeding (crianza selectiva), ocasionalmente se llama selección artificial.

En los cruces de cannabis las plantas parentales son seleccionadas para escoger una característica particular entre ellas, como el aroma frutal, el buen gusto, o grandes cogollos. Cruzando los parentales con genéticas similares aumentan las posibilidades que ese atributo semejante sea compartido en la cruza que nazca. Con el selective breeding hay más trucos que los criadores pueden usar para aumentar la consistencia y la semejanza genética de las semillas finales de la cruza. Por ejemplo, la planta se puede retrocruzar con un parental o un grandparent (un parental abuelo) para aumentar las posibilidades de que una característica particular se exprese en la nueva variedad. El retrocruzamiento es una herramienta potente, pero se debe utilizar correctamente. Si se realiza de forma incorrecta (heavily inbred), puede estabilizar los errores de las propiedades.

Cruces de cannabis: el híbrido F1

En otras ocasiones el breeder puede intentar algo bien diferente y cruzar dos parentales bien diferentes de variedades genéticamente diversas. Esta es una filosofía diferente para la crianza selectiva. Con un híbrido cruzado se consiguen dos grupos de genes separados, combinados pueden producir algo mejor que el parental.

Los resultados pueden ser geniales o decepcionantes. Como muchas cosas en la vida, la perseverancia y el esfuerzo pueden recompensarse, pero no hay garantía de esto. Cuando dos cultivares diferentes de cannabis se cruzan no se consigue necesariamente un blend50/50de las genéticas, ese trabajo de afinación puede tomar bastante tiempo y trabajo duro. Pero uno de los beneficios reales de hacer un híbrido es que el crecimiento puede mostrar una mejora en la forma y la velocidad, incluso mejorar la de sus parentales. Este proceso es conocido como heterosis, ha sido utilizado durante mucho tiempo por los granjeros agrícolas tradicionales como en el caso del maíz. Este fenómeno también se conoce como el "outbreeding enhancement”. Los cultivadores de cannabis pueden estar familiarizados con la terminología heterosis que significa vigor del híbrido, que se obtiene cuando las cualidades del híbrido del cannabis superan a su parenteles. Como resultado de combinar genéticas diferentes, la nueva descendencia mostrará el vigor del híbrido. Los criadores de cannabis serán conscientes de que el vigor del híbrido (la heterosis) puede provenir de una complicada herencia genética llamada mendelianas o no mendeliana.

Heterosis o el vigor del híbrido

El vigor del híbrido es uno de los beneficios reales de una variedad híbrida para el autocultivador. Las semillas producidas a partir de la cruza de dos parentales diferentes de cannabis pueden crecer con más velocidad y fuerza que los padres. Esto puede significar una mayor cosecha, un rápido proceso de desarrollo del cogollo y más producción de THC y cannabinoides.

Las semillas producidas por el híbrido de dos variedades diferentes de cannabis habitualmente se llaman semillas F1 o cruces de primera generación. Las semillas F1 solo pueden ser producidas cruzando dos plantas parentales específicas, habitualmente el breeder tendrá que estudiar numerosos especímenes antes de escoger las dos plantas seleccionadas.

Un cannabis de buena calidad a menudo es el resultado de meses o años de trabajo si los parentales son altamente estimados y bien cuidados. Una vez que una de las variedades desaparece/muere también lo hace el híbrido F1. Si cruzas semillas F1 entre ellas se obtendrá una F2, una segunda generación cruzada que podría no ser semejante a la cruza original F1.

Genética del cannabis F1

El crecimiento extra del vigor de un híbrido F1 es evidente tanto durante el crecimiento como durante la cosecha. Durante el crecimiento el híbrido F1 crecerá a velocidad y fuerza insospechada, las plantas pueden crecer más altas, anchas y mejorar la ramificación más de lo que esperaría. Durante la floración los cogollos crecerán más rápido y más grandes, usted puede comprobar que la cosecha de un híbrido F1 tendrá mejor peso que sus parentales. Pero la mejora en crecimiento y rendimiento que se produce con la heterosis no es tan pronunciada como en la semilla F2 de segunda generación. En cuanto continúe cruzando variedades genéticamente distintas verá el vigor de la F1 en los resultados.

Limitaciones del vigor y la heterosis

Los breeders hablan con frecuencia acerca de los beneficios que puede ofrecer un buen híbrido vigoroso. Pero no es tan común escuchar de los asuntos y retos que enfrentan tratando de crear un buen híbrido. Los híbridos F1 habitualmente son homogéneos y crecen con vigor, pero también pueden ser inestables. Un resultado de la incertidumbre con respecto a la estabilidad es que los criadores deben realizar pruebas de gran rendimiento en la fase F1 antes de liberar el lote para garantizar características consistentes de crecimiento. Y cuando lo hacen correctamente, el buen híbrido del cannabis puede regalar resultados excepcionales. Habitualmente los parentales son seleccionados para ser ricos en THC, genéticamente diferentes, estables y con buenos rendimientos. No es garantía de que el híbrido F1 será perfecto, pero es la mejor manera de empezar.

Selección de parentales para hibridar

Habitualmente los mejores criadores de cannabis harán varios intentos de hibridación para que crezcan semillas con la mejor expresión del híbrido vigoroso y por supuesto el de más alto THC y cannabinoides que muestren los resultados de los análisis.

En estos días los análisis de laboratorios para cannabinoides son un importante aspecto de la crianza, permiten a los criadores profesionales un entendimiento y comprensión de la calidad de las plantas parentales y de la descendencia.

Con los análisis de laboratorio el trabajo de hibridar variedades de cannabis se hace significativamente más fácil y permite al criador comparar de forma transparente los resultados y los progresos. También permite al breeder desechar rápidamente líneas de crianza no efectivas y enfocar en la mejor alternativa.

Habitualmente habrá varias selecciones de parentales especialmente de cada una de las dos variedades hibridadas. Los mejores criadores sabrán el perfil de cada parental, y habitualmente se eligen, por ejemplo, por su alto nivel de THC y buena cosecha. Pero la parte importante de la hibridación se ve cuando el primer lote de semillas, producido por dos parentales diferentes, consigue un híbrido exitoso que supera cada parental en crecimiento, retiene niveles excelentes de THC y genera cosechas pesadas. Habitualmente el criador preferirá las variedades de más rápida floración, o tal vez que las semillas F1 crezcan rápido.

En estos días la mayoría de los cultivadores de cannabis dejan el trabajo de la crianza de cannabis a las empresas de producción de semillas. Y el consejo para los cultivadores del hogar sigue siendo el mismo: no use tantas semillas de cannabis cada año para conseguir las mejores genéticas, lo puedes hacer con un banco de semillas en el que confíes. Y disfruta de cultivar cannabis en casa.

S
Soft Secrets