Fungicidas del cannabis: bicarbonato, azufre y jabón

Exitable
20 Jan 2019
La industria ha desarrollado no pocos productos sintéticos. Químicos que son capaces de repeler insectos. Pero también de frenar hongos y otras podredumbres. Por supuesto, no solo en el cultivo del cannabis. Si la cosa es parar hongos es mejor usar productos orgánicos o lo más parecido posible. Muchos de estos productos son derivados de síntesis de productos naturales. Pero a diferencia de los productos naturales, los sintéticos dejan residuos que se trasladan de tu maceta al saneamiento y de ahí al río, al mar. Estos productos son de nuevísima aparición para lo que es el desarrollo de la historia de la agricultura en la humanidad. No recomendamos usar productos contaminantes. No es necesario. Muchas veces su impacto en el medio ambiente es desconocido. Sin embargo, hay algunos productos químicos que tienen una baja toxicidad. Por ejemplo, el cobre que como fungicida es de lo mejor que se puede usar. Nunca debe usarse en floración porque te lo fumarías y eso sí sería tóxico. La aspersión de sulfato de cobre es de lo más utilizado también para botrytis y mildiu.

Bicarbonato y jabón

El bicarbonato de sodio es otro buen químico. Su dilución con agua puede frenar un hongo sin mucho problema. Una cucharada de bicarbonato en cuatro litros de agua es suficiente. Unas cucharaditas de jabón neutro y aceite auspiciará que la solución queda adherida a la planta. El jabón es otro de esos productos químicos que son interesantes de usar en el cultivo de cannabis. Controla varios tipos de insectos, entre ellos, moscas, cochinillas y trips tan habituales en verano. El azufre es un mineral de baja toxicidad, aunque huela horrible. Es un gran funguicida. Aunque si utilizas alguna base que contenga aceites mejor evitarlo durante unos días hasta que no queden rastros de la solución aceitosa. "Ajo y tabaco preventivo contra plagas"
E
Exitable