Cuidados y desarrollo de la floración en la marihuana

Cuidados y desarrollo de la floración en la marihuana
Para ganar tiempo en la floración de las regulares es posible forzarla, revegetar y seguir el desarrollo vegetativo hacia la floración definitiva. Luego habrá que montar una guardia permanente hasta el final del ciclo para evitar hongos e insectos. Claves para la mejor floración.

La floración es una de las etapas del ciclo de vida de la planta de cannabis en donde puedes perder el trabajo de meses. O puedes tener el mejor cannabis que hayas fumado en tu vida. Todo depende del manejo fitosanitario que puedas darle a tu planta. Y de la precisión con la que controles ciertos criterios mínimos que llevan a la obtención de jugosas y saludables cosechas.

Veremos algunos de los momentos clave durante el proceso de desarrollo de los cogollos y algunas recomendaciones que puedan servir a la detección de problemas que, al ser tratados de manera temprana, eviten el daño de nuestros esperados cogollos.

Cuidados y desarrollo de la floración en la marihuana
Identificación temprana de una hembra.

Identifica temprano el sexo

Generalmente existen dos rutas al momento de obtener nuestras semillas para que el proceso de identificación del sexo de la planta pueda realizarse de manera efectiva.

Una ruta la constituyen las semillas regulares, aquellas que provienen de un cruce común entre un macho y una hembra. Por lo que no sabemos cuántos machos ni cuántas hembras pueden salir de dicho cruce. Esto hace que el primer paso con este tipo de semillas sea realizar el cultivo desde germinación bajo un fotoperiodo de 12 horas de luz y 12 de oscuridad total. De esta manera podemos identificar de manera temprana cuales son hembras y machos para evitar riesgos de polinización a futuro.

Los machos también entran en floración pero no serán de interés en este artículo porque nos enfocaremos solo en las hembras. Una vez identificado el sexo de la planta hembra procedemos a suministrar un fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad total. Esto ocasionará que la floración se detenga y la planta empiece un periodo de crecimiento vegetativo, lo que implicará un ahorro enorme en recursos y en materiales de plantas que pudieran no ser hembras y descubrirlo lo antes posible.

La segunda ruta la constituyen las semillas feminizadas que por un proceso diferente de reproducción pueden anticipar su sexo. Pues bajo una forma especial de polinización controlada, las semillas producidas serán plantas hembra casi en su totalidad. Por lo que se podrá suministrar desde germinación fotoperiodos de crecimiento vegetativo de 18 horas de luz, sin la necesidad de tener que inducir a flora temprana para determinar su sexo y tener que volver a obtener el crecimiento vegetativo por revegetación.

Cuidados y desarrollo de la floración en la marihuana
Pistilos en cogollo púrpura y formación inicial de tricomas.

Dentro de este tipo de semillas se encuentran también las autoflorecientes, que dependiendo de sus condiciones genéticas pueden entrar en floración de forma más temprana. Lo que no quiere decir que su floración sea más rápida sino que su proceso de sexado no responde a las horas de luz del periodo vegetativo.

Inicio de flora

Cuando la planta tiene el tamaño deseado y la ramificación óptima para iniciar el proceso de floración es necesario garantizarle una serie de parámetros básicos. Desde la infraestructura de la zona de cultivo hasta la humedad del entorno.

A pesar de que existe un tipo de cultivo denominado “guerrilla” donde las plantas se siembran a la intemperie en campos abiertos, no es objeto de interés para este escrito. Creo firmemente que el control de algunos parámetros ambientales garantiza resultados que de otra manera no se pueden obtener.

Lo primero es limitar la humedad producto de las lluvias con cultivos bajo techo o invernaderos. El descontrol de la humedad sobre el sustrato es el principal factor de riesgo de hongos como el Fusarium y el Phytium. Además, una alta humedad en los cogollos ocasiona la aparición de hongos como son oídio y la botrytis

Cuidados y desarrollo de la floración en la marihuana
Floración avanzada y aumento de tricomas sobre el material vegetal.

Lo segundo son las condiciones de luz y oscuridad. Para este periodo de floración la luz que recibe la planta durante 12 horas debe ser de la mejor calidad y proporcionarse de forma ininterrumpida durante este lapso. Mientras que las 12 horas de oscuridad deben ser totales donde no exista ningún tipo de contaminación lumínica que afecte la formación de los cogollos.

En tercer lugar, es ideal que en la zona de cultivo bajo techo la temperatura no se eleve por encima de los 35 grados ni descienda por debajo de los cuatro grados. Si se superan estos límites es importante tener a la mano extractores e intractores de aire, ventiladores o deshumificadores. Lo mismo sucede con humedades relativas constantes muy altas o muy bajas durante este ciclo de vida de la planta.

Cuidados y desarrollo de la floración en la marihuana
Desarrollo final del cogollo.

Nutrición y sustrato

Es importante destacar que luego de garantizar las condiciones ambientales es necesario revisar algunos asuntos relacionados con el sustrato, la maceta, la nutrición y los riegos. Pues la planta para entrar en una floración altamente productiva requiere de un espacio adecuado para el posterior desarrollo de la raíz y que pueda aprovechar la alimentación disponible. 

Realizar un trasplante luego de determinar el sexo de la planta es uno de los procesos más benéficos para la floración. Por lo general el cambio al fotoperiodo bajo 12 horas de luz se realiza simultáneamente con un trasplante a una maceta del doble de la capacidad del recipiente donde se desarrolló el crecimiento vegetativo.

Un nuevo espacio para las raíces se traduce en una mejor flor como resultado. El sustrato a utilizar puede ser de su elección, lo importante es reconocer en él las cantidades de macronutrientes y micronutrientes que puedan estar disponibles para este ciclo. Dado el caso que el suelo no sea muy nutrido o tenga altos componentes en fibras es ideal complementar con el uso de humus de lombriz líquido o utilizar guano de murciélago. 

Para prevenir la aparición de hongos en el sustrato que atacan la raíz de la planta es muy importante el control del riego, pues la humedad en el sustrato en exceso y en condiciones de resequedad son el principal factor causal de estos patógenos.

Por lo que una vigilancia constante sobre la planta permitirá identificar cuándo la baja o alta humedad comienzan a afectar el crecimiento ocasionando problemas en la nutrición y formación de los cogollos.

Las plantas tienen requerimientos hídricos muy diversos y encontrar un método único de riego es bastante complejo. Todo recae en los sentidos del cultivador quien debe determinar los momentos cuando la planta precisa de agua.

Cuidados y desarrollo de la floración en la marihuana
Últimas semanas de floración con cambios bruscos en el material vegetal.

Patologías previas a cosechar

Para finalizar este proceso de manera exitosa hay un indicador que nos muestra si este proceso llegó a feliz término y es el estado de salud de las flores. Los cogollos son constituidos por gran parte del material vegetal cubierto de tricomas pues la resina alcanza a abarcar gran parte de las hojas y los peciolos.

En el momento de la cosecha y la manicura fina suelen dejarse estas áreas con tricomas aunque no estén tan próximas a los cálices. Aunque las hojas pierden su color verde y comienzan a tornarse más amarillas debe tenerse la precaución de no llevarse ninguna plaga al secado o algún otro patógeno que afecte negativamente el proceso.

Por ello es clave buscar información y aprender a identificar plagas como la cochinilla, el pulgón, la araña roja y el tigre del plátano (Corythucha ciliata), pues suelen llegar en las fases de finales y aprovechar que no podemos aplicar controles de manera foliar, por lo que infestan los cogollos y se reproducen a velocidad acelerada.

Por último, la amenaza más agresiva por su capacidad de invasión y destrucción del material son los hongos. Por ello también es recomendable reconocer y obtener información adicional de hongos como fusarium, botrytis, mildiu, oídio y fumagina. Pues aparecen al más mínimo descontrol de humedad en el sustrato y en el ambiente.

Por lo que una de las conclusiones clave es mantener los cogollos lo más secos posible durante su formación pues el agua promueve la aparición de diversos tipos de moho.

En segundo lugar, establecer una vigilancia permanente mirando las flores muy de cerca y atendiendo a cualquier cambio brusco de color u olor y prevenir cualquier forma de pudrición de cálices y pistilos por ataques de patógenos. De esta manera una relación estrecha entre el cultivador, la planta y una vigilancia fitosanitaria permanente nos permitirá alcanzar la principal meta de una cosecha exitosa y saludable.

Jhohan Rincón

Jhohan Rincón

¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.