Un cultivo implagable

Arañas, ácaros, pulgones, hormigas, cochinillas, trips y hongos de diversos tipos y orígenes, son sólo algunos de los peligros naturales en el cultivo de marihuana. Para combatirlas y prevenirlas, hay una serie de productos disponibles y muchas otras soluciones caseras, 100% naturales.

 1477295165171

El cultivo de cannabis requiere tiempo, paciencia y experiencia. Sin embargo, algunas veces, incluso los jardineros más expertos se sorprenden con las plagas, que si no se controlan a tiempo, pueden obstaculizar el pleno desarrollo de las flores e incluso arruinar por completo el jardín.

Legado del agronegocio

A pesar de la potencial eficacia de este tipo de productos es seductor a primera vista, parece que los riesgos para la salud compensan los daños, para muchos. De acuerdo con un estudio publicado en 2013 en el Journal of Toxicology, el 70% de los pesticidas rociados en las flores de cannabis pueden ser inhalados por los consumidores finales de la hierba. El problema es tan grave que en algunos países existe la devolución de productos, como concentrados de hierbas y comestibles, por el exceso de pesticidas.
En Oregon, donde el uso recreativo del cannabis fue legalizado a finales de 2015, los legisladores decidieron poner el asunto en debate después de que el Departamento de Agricultura presentara pruebas de que alrededor de 250 diferentes plaguicidas son utilizados por los productores de cannabis en ese estado. Vale la pena conocer estas sustancias y sus riesgos para la salud humana.

Avermectina

Acaricida sintético de larga duración, la avermectina es el producto de la fermentación de la bacteria Streptomyces avermitilis. Actúa por contacto e ingestión y es ampliamente utilizado para combatir los ácaros y pulgones. Adecuado para plantas ornamentales, no debe aplicarse sobre el cannabis, sobre todo en las plantas en fase de floración.
Entre las recomendaciones de uso, el fabricante advierte de la necesidad de equipo de protección personal completo cuando se aplica el producto, incluyendo gafas, máscaras y ropa que lo cubra de la cabeza a los pies. Además, no se recomienda entrar al cultivo antes de las doce horas de la aplicación.

Miclobutanil

Uno de los fungicidas utilizados por la industria agrícola en todo el mundo, miclobutanil también se utiliza erróneamente en el cultivo de la marihuana, poniendo en peligro la salud de los usuarios y los jardineros.
Aunque la Organización Mundial de la Salud considera que la sustancia es “poco peligrosa”, los productos a base de Myclobutanil pueden causar diversos síntomas de intoxicación, tales como vómitos, dermatitis alérgica, sangrado nasal, irritación de los ojos, dolores de cabeza, náuseas, erupción cutánea y picor en cuerpo.

Bifenazato

Ingrediente activo del insecticida de marca conocida como Floramite, bifenazato, potente acaricida capaz de controlar diversas plagas en las plantas ornamentales. Aunque no hay ensayos en humanos, los estudios en ratas no son nada buenos: disminución en el peso corporal, problemas renales y el bazo.

Etoxazol

Acaricida de amplio espectro, etoxazol se asocia con problemas graves de salud tales como agrandamiento del hígado en roedores expuestos a la sustancia durante las pruebas de laboratorio. Altamente tóxico, el producto requiere la manipulación y eliminación de los envases con cuidado.

Diclorvos (DDVP o)

Se encuentran fácilmente en el mercado, los pesticidas en base de diclorvos (DDVP o) pertenecen a la clase de los organofosforados. Su origen se remonta a la segunda guerra mundial, fue usado como arma química capaz de atacar el sistema nervioso central. Tienen efecto casi instantáneo, provocan parálisis y muerte de las plagas, también asfixia y convulsiones.

Acetamiprid

Es un insecticida sistémico de la clase de los neonicotinoides, se usa comúnmente para combatir los áfidos y moscas blancas. Actúa por contacto e ingestión. Es extremadamente tóxico y puede causar efectos adversos para la salud y el medio ambiente, especialmente si se usa cerca de los ríos, lagos y manantiales.

Clorpirifos

Pertenece a la clase de los fosfatos orgánicos, se utiliza para combatir diversas plagas, aunque ya hay muchas pruebas de contaminación humana. La aparición de los trastornos neurológicos y enfermedades autoinmunes puede estar relacionada con la exposición crónica a la sustancia, que por desgracia también se utiliza de manera indiscriminada por parte de algunos growers.

Deltametrina

Insecticida y acaricida de la familia de los piretroides, la deltametrina se comercializa desde finales de la década de 1970, hoy en día es uno de los defensivos más utilizados en los cultivos en todo el mundo. Es capaz de eliminar las hormigas y trips e irreversiblemente contaminar el suelo y las aguas subterráneas. Es una neurotoxina que puede afectar el sistema nervioso central y causar efectos devastadores en la salud humana y animal.
 

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario