Golden Oil: una potente extracción

Una de las recetas favoritas del equipo de Eva Seeds es el Golden Oil, un extracto de
alta potencia, mucho sabor y consistencia entre lo maleable y la cristalización sólida  resultando un auténtico aceite de oro que con facilidad puede mudar del estado
cristalizado al untuoso, trabajarse para ofrecer coloraciones que van de la miel
transparente al negro intenso o un marrón magdalena que despierta el apetito solo con
verlo. Todo depende del toque final que prefiera cada cannasibarita. En todo caso,
resulta siempre un extracto potente y delicioso que merece la pena probar.

¡PRECAUCIONES!

Antes de empezar con el Golden Oil de cannabis hay que destacar que es muy importante la precaución cuando realizamos este tipo de extracciones, ya que nos encontramos con peligros como la ignición, la explosión o la implosión, derivados respectivamente de estar en ambientes inflamables e introducir gas a presión en tubos y sistemas de purgado con bombas de vacío.

Por eso es importante saber hasta dónde llegan los materiales con los que contamos en cada momento y ser muy precavidos. Por supuesto las extracciones con gas hay que realizarlas al aire libre o en un lugar muy ventilado, sin fumar ni nada que provoque llama o chispas, no hay que confiarse, especialmente cuando hay una buena cantidad de gas líquido con cannabinoides esperando a ser evaporado, ya que una ignición espontánea puede provocar un accidente muy grave. Hay veteranos que se empiezan a confiar hasta que un día llega el accidente. Ten siempre mucho cuidado y avisa a otra gente que hace extracciones sobre los riesgos de manejar gas.

Golden Oil : Materiales

Para realizar esta hornada generosa de “Golden Oil” empleamos:

A) En la extracción

– Picadora/Picachu/Grinder
– Cogollos de African Free
– Gas sin impurezas
– Tubo de borosilicato
– Filtros
– Bridas
– Recipientes de pyrex
– Cucharilla y tacador

B) Purgado por calor

– Segunda fuente de pyrex de tamaño mayor
– Espátula y rayador
– Hornillo eléctrico
– Termómetro

C) Purgado al vacío

– Bomba de vacío
– Frasco con válvula de vacío
– Papel de horno

 

Golden Oil: La materia prima

Se dice que la buena calidad de la materia prima es la base para una extracción de calidad, aunque desde el equipo de Eva Seeds matizan esta cuestión. Nos comentan que“con unos buenos cogollos como los de este reportaje siempre saldrá una buena extracción, pero si una mano experta no la vigila, el aspecto puede no ser todo lo perfecto que este sistema permite, ya que resulta más difícil dejar una buena textura con las operaciones de purgado al vacío al estar basada la extracción en mucha cantidad de tricomas gruesos”.

En cambio han comprobado que con restos y cogollos menores resulta más sencillo elaborar un “Golden Oil” de textura perfecta, suponen que por ser los tricomas implicados más pequeños y maleables, antes de formar parte de la extracción.

A partir de restos y cogollos pequeños se puede elaborar un “Golden Oil” de calidad increíble, con humo denso, una potencia muy alta, sabor que llena la boca y presencias muy atrayentes. Esto sin duda hace que los sistemas de extracción con gas y purgado posterior se estén popularizando a toda velocidad, ya que la potencia es elevada al eliminar la mayor parte de la materia vegetal que acompaña a los cannabinoides con unos rendimientos muy óptimos y difíciles de conseguir con otros sistemas, pues la cantidad de cannabinoides desperdiciada es mínima.

Calidad de los materiales

En este apartado es importante destacar que para un buen producto final sin impurezas el camino empieza en la selección de unos buenos productos iniciales. Hace diez años, en las extracciones con gas era típico usar gas de encendedor normal o incluso butano convencional combinado con tubos de PVC. Al día de hoy los materiales han mejorado mucho, por ejemplo en este caso empleamos un tubo de borosilicato que no deja ninguna impureza en la extracción,junto con un gas de encendedor especial que pasa por un proceso de refinado para disminuir sus residuos.

Extracción con gas del Golden Oil

La extracción con gas es la base de todos estos procesos donde se obtiene la materia prima que luego se procederá a refinar. El proceso se basa en hacer pasar por la materia vegetal un chorro de butano que al salir de la botella cambia de estado gaseoso a líquido arrastrando prácticamente todos los cannabinoides en el proceso. Empezamos la operación con el molido de los cogollos, gracias a este triturado se consigue introducir más material en el tubo y así homogeneizar toda la masa vegetal que resulta más fácil de manejar.

A continuación se introduce la marihuana picada dentro del tubo de borosilicato con una cuchara, usamos un palo de plástico como tacador sin presionar tampoco a lo salvaje, pues entonces el gas no pasaría bien por el tubo. Una vez que está relleno se cierra con un filtro de café y una brida. Usamos filtros de café sin blanquear que contienen menos restos de productos químicos que se puedan quedar en nuestra extracción. La brida debe estar ajustada bien firme para no correr el peligro de que salga disparada la yerba al introducir el gas en el tubo.

Este es el momento de hacer pasar el butano por la masa vegetal. Hay que insistir una vez más que esta operación hay que efectuarla en exterior o un lugar muy ventilado en ausencia total de llama o chispas.

Se sujeta el tubo con el lado del filtro orientado a una fuente de pyrex y se procede a descargar el gas con la bombona invertida como si recargaremos un mechero. Hay que actuar con calma pues si se suelta el butano a chorro no maximiza sus posibilidades de absorción de cannabinoides. En el equipo de Eva Seeds nos remarcan que uno de sus secretos es descargar el gas despacio, haciendo paradas en lugar de soltar la botella de golpe. Con esto consiguen que el butano empape la materia vegetal poco a poco por lo que arrastra más cannabinoides.

Al final de la primera botella ya empieza a caer el extracto a la bandeja de pyrex, inyectamos una segunda botella para una máxima extracción. Volvemos a rellenar el tubo e inyectarle un par de botellas de butano. Ahora ya tenemos la fuente de pyrex llena de cannabinoides mezclados con gas licuado.

Purgado por calor: Golden Oil


Los métodos de extracción con butano siempre han tenido en cuenta que es necesario sacar el gas una vez hecha la extracción por lo que es típica una primera evaporación del butano. Las formas tradicionales de hacerlo son la exposición directa a la luz solar o el baño maría, pero en ambos procesos el exceso de calor produce una importante destrucción de cannabinoides. Resulta mucho más conveniente un baño maría vigilado en el que con un termómetro se controle que la temperatura no pase de los 60º.

La bandeja de pyrex con la mezcla de butano y cannabinoides se dispone en otra bandeja de pyrex mayor en la que se habrá dispuesto un dedo de agua, todo el conjunto se coloca encima de un hornillo eléctrico ycon el termómetro se vigila que la temperatura del agua no suba de los 60º. Hay que permitir que el proceso se desarrolle con calma, pues querer acelerarlo a base de calentones solo sirve para estropear el producto final. La extracción burbujea y se torna más densa por lo que al final las burbujas de gas quedan atrapadas sin fuerza para poder salir. Se deshace entonces con un rayador, para esta operación empleamos un tenedor de fondue. Seguimos otro rato con el extracto al baño maría y finalmente lo recogemos de la bandeja, en este caso empleamos una rasqueta de pintor.

Purgado por vacío

En las primeras recetas de extracción con gas nos deteníamos en el paso anterior y el extracto pasaba a ser consumido directamente, aunque todavía contiene restos de butano, lo que afecta no solo al paladar sino también a la salud del usuario. Con el tiempo se han ido perfeccionando diversos sistemas de purgado para conseguir extractos depurados de restos de butano. Para hacer “Golden Oil” se emplea en el purgado una bomba de vacío que extrae el gas.

La extracción recogida con la rasqueta se coloca en papel de horno. Este tipo de papel que impide que se quede pegada se coloca en un bote con válvula de vacío conectada a una bomba. Al poner a funcionar la bomba de vacío y sacar el aire, la extracción empieza a hincharse como una magdalena (muffin), es un espectáculo de belleza hipnótica para el cannabicultor sibarita ya que la masa incluso parece cobrar vida. En este proceso sale parte del butano retenido dentro de la extracción al hacerse su estructura mucho más porosa. Cuando se introduce aire otra vez las extracciones elaboradas con cogollos suelen deshincharse sin mantener la forma de magdalena.

Prensados y purgados

La extracción se saca del bote, plegamos el papel sobre sí mismo y apretamos con las manos, al abrir el papel la extracción ya tendrá forma de una pieza homogénea y brillante. Plegamos el papel en dirección contraria doblando la extracción sobre ella misma, repetimos la operación y volvemos a introducir la extracción en el frasco y aplicar vacío. De nuevo la mezcla se hincha y deshincha al ritmo impuesto por la bomba. Esta vez dejamos el frasco bajo un chorro de agua fría durante la operación, de forma que se refrigere pues es preferible hacer todas las operaciones a una temperatura baja.

De nuevo se saca del frasco y se procede a trabajarla. Este segundo purgado se hace a mano desnuda, para lo cual es muy importante lavarse las manos de forma escrupulosa y hacer un último enjuagado con alcohol de manera que la bola no se quede pegada a las manos. Procedemos con rapidez y decisión a formar una bola que alargamos en forma de churro. Este churro se coloca agrupado en el papel secante y se vuelve a introducir en el frasco de vacío.

Esta vez damos un purgado extralargo, cuando se introduce aire por tercera vez la extracción no se deshincha del todo aunque haya sido elaborada con cogollos.

 

Conclusión: texturas y consistencias

Después de tres buenos purgados al vacío, la base del “Golden Oil” ya está hecha. En función de la textura que persigamos se pueden efectuar distintos prensados a mano o dentro del papel secante, seguidos de purgados al vacío. Podemos, por ejemplo, probar a prensar una bola y se quedará con aspecto negro y brillante, como una pelota de Ice-o-lator de alta calidad, si luego lo estiramos y tornamos lo más fino posible, queda con una consistencia más cristalizada y color miel. Si lo mantenemos sin manipular, tras un purgado al vacío adquiere consistencia de magdalena, muy esponjosa y con burbujas de aire, su color es más claro con tonalidades marrones.

Según nos comentan desde el equipo de Eva Seeds: “Las recetas actuales dan todas un resultado final de alta potencia y sabor, en este momento la diferencia más bien resulta estética, con diferentes densidades y colores para la misma base. De cómo conseguir diferentes texturas podría hacerse un artículo completo, que nos comprometemos a preparar en un futuro”

Procedemos a la cata de lo elaborado en una buena pipa de borosilicato. Tanto la parte con consistencia de magdalena como la prensada resultan deliciosas. Mientras tanto hablamos de las golosas presentaciones que se pueden elaborar ¡Aún no hemos acabado este artículo y ya hay ganas del siguiente!

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario