Parámetros a controlar en el agua de riego.

El agua es uno de los elementos más importantes en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Para sobrevivir, la marihuana necesita agua en abundancia y una alimentación específica en cada ciclo de su vida. Controlando determinados valores conseguiremos una calidad de agua y una concentración ideal en todo momento.

Hace más de 100 años, en España, la transparencia o ausencia de turbidez del agua era un criterio de calidad de la misma; en algunos sitios era casi el único criterio que se empleaba. La transparencia del agua implicaba su cristalinidad y su pureza biológica. Según lo dicho, entonces, las aguas se podían clasificar en aguas claras, aguas con viso (claro-oscuras), opalinas, turbias y muy turbias. Su identificación se llevaba a cabo con arreglo a una escala.El agua es uno de los elementos más importantes en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Para sobrevivir, la marihuana necesita agua en abundancia y una alimentación específica en cada ciclo de su vida. Controlando determinados valores conseguiremos una calidad de agua y una concentración ideal en todo momento.

Actualmente el aspecto visual de las aguas sigue siendo un parámetro de calidad, aunque conjuntamente con otros muchos parámetros organolépticos, físico-químico, relativos a sustancias tóxicas, microbiológicos, etc. Entre todos ellos nos centraremos en las características físico-químicas de temperatura, dureza, pH y conductividad eléctrica. Los parámetros aquí indicados son orientativos, aunque sean aproximados para el cannabis, cada variedad tiene sus necesidades específicas.

Toma de muestras

La toma de muestras de agua debe hacerse cuidadosamente, siguiendo un determinado protocolo con el fin de que la muestra sea representativa y la determinación correspondiente tenga validez. La técnica variará en función de la muestra y el tipo de control. Hay que dejar fluir el agua durante algún tiempo cuando el flujo no es continuo, como en los grifos. Debemos dejar que el agua repose en un recipiente abierto al menos 24 horas antes de usarla para que el cloro se evapore. Ni los recipientes que contengan las muestras, ni los métodos empleados, ni el transporte, almacenamiento y preparación previa al análisis, deben ocasionar una alteración significativa de los resultados.

Protocolo de muestreo:

1. Establecer los puntos de muestreo considerando los factores necesarios, como el lugar más adecuado, el tipo de muestreo y la técnica concreta a realizar.
2. Establecer la frecuencia de muestreo.
3. Conocer los parámetros a determinar.
4. Preparar el material necesario para la toma de muestras y el ajuste de la solución nutriente.
5. Tomar las muestras y ajustar la solución en función de los valores obtenidos.
6. Repetir el proceso hasta conseguir los valores deseados.
La temperatura del agua de riego es uno de los factores que menos se tienen en cuenta y puede acarrear una serie de problemas a nuestras plantas sino es la adecuada. La composición del agua varía en función de su temperatura. Si está demasiado fría o caliente, los nutrientes no estarán disponibles para las plantas. A una temperatura inferior a 16º las raíces se bloquean causando una deficiencia de nutrientes y un parón en el desarrollo. Las hojas se tornan de color oscuro, los bordes se secan y se vuelven marrones, llegando a quebrarse. Si está caliente no se absorberán los nutrientes necesarios y nuestras plantas comenzarán a tener carencias. A 20º las raíces se desarrollan a máxima velocidad. Si lo que pretendemos es aumentar al máximo la absorción de nutrientes la temperatura debería ascender a 24º. La medición de la temperatura del agua se puede llevar a cabo utilizando termómetros convencionales. La medida de la temperatura siempre se realiza in situ, en una zona representativa de la masa de agua a analizar. El termómetro debe mantenerse sumergido hasta que se estabilice su medida. También existen enfriadores y calentadores de agua con los que podemos mantener una temperatura constante.Temperatura

pH

La sigla significa: potencial de hidrógeno o potencial de hidrogeniones. Se define como el logaritmo negativo en base 10 de la actividad de los iones de hidrógeno. Este parámetro nos indica si el agua es alcalina, ácida o neutra. Se mide en una escala de 0 a 14, considerándose el pH 7 neutro, por encima de 7 alcalino e inferior a 7 ácido. Si la solución es alcalina significa que está cargada con iones negativos (OH-); si es ácida que está cargada con iones positivos (H+). Un pH correcto determina la cantidad de nutrientes que pueden ser absorbidos por la planta; cuando se sitúa fuera de determinados porcentajes, una parte de los nutrientes dejan de estar disponibles.
Para el cannabis el nivel óptimo se sitúa aproximadamente entre 5,8 y 6,5. En Hydro se utilizan márgenes algo inferiores. Fuera de estos valores los nutrientes pueden estar presentes en la solución, pero no ser absorbidos por la planta. Es imprescindible controlar el pH antes de cada riego para certificar que la solución es la ideal. La solución ha de controlarse a diario, si aumenta hay que bajarlo con una solución acida, preferiblemente con ácido cítrico. En caso de disminuir podemos ajustarlo añadiendo agua del grifo al situarse el pH de este entorno a 8-8,5.
1. El peachímetro: utiliza un electrodo de vidrio capaz de medir el potencial eléctrico en su membrana, debido a la actividad de los iones hidrógeno a ambos lados de la misma. Hay que tener siempre en cuenta la temperatura del agua, pues nos dará distintas lecturas según sea mayor o menor. Debe calibrarse cada cierto tiempo.Disponemos de distintos métodos para determinar el pH:
2. Tiras reactivas, papeles indicadores e indicadores líquidos. Quizás no tan exactos, pero perfectamente válidos para el trabajo diario. Estos también pueden servir para confirmar las medidas efectuadas por el peachímetro. En todos estos procedimientos el fundamento es el mismo: generación de color y comparación con una escala suministrada junto al producto.

Conductividad eléctrica

En principio, el agua libre de minerales no conduce la electricidad. Son los minerales disueltos en ésta los que la conducen. La electroconductividad es la capacidad de un material o disolución para transportar la corriente eléctrica y nos da una idea de la cantidad de nutrientes y otras sales presentes en ella. Se mide en Siemens por centímetro (S/cm); al ser una medida demasiado grande se utiliza el milisiemens por centímetro (ms/cm) o microsiemens por centímetro (µs/cm).
Generalmente el aumento de conductividad en una muestra de agua se debe a una mayor cantidad de sales en disolución. Si el valor de la EC en inferior a 0,4 añadiremos calcio y magnesio hasta 0,4-0,6 y posteriormente abono hasta llegar al nivel deseado. Si la EC aumenta más de lo necesario debemos rebajarla añadiendo agua. Una elevada conductividad eléctrica deshidrata las plantas. Es importantes controlar tanto en tierra como en hidropónico este valor, pero especialmente en los sistemas que no usan tierra.
El aparato para su medición es un conductímetro. Constan de dos placas metálicas enfrentadas entre sí que miden la electricidad que circula entre ellas. Estos aparatos nos indican una cantidad aproximada de las sales disueltas más no que sales son. Al igual que los medidores de pH nos mostrará distintas lecturas de una misma solución según la temperatura a la que se encuentre y deben calibrarse también con frecuencia.

Dureza del agua

Nos informa de la cantidad de sales de calcio y magnesio que contiene el agua, principalmente carbonatos, bicarbonatos, sulfatos y cloruros. Pueden estar incluidas otras sales o incluso metales, pero lo hacen en cantidades notablemente inferiores a las antes citadas que son mayoritarias. Un agua apropiada para el cultivo de cannabis contiene entre 100 y 150 mg de calcio por litro. Si contiene menos de 50 mg por litro debería añadirse calcio y magnesio.

Filtros de ósmosis inversa

Las raíces absorben la solución nutriente por el proceso de la ósmosis. Es la tendencia de los fluidos a pasar a través de una membrana semipermeable localizada en los pelos de las raíces que permite que el agua que contiene los nutrientes disueltos necesarios penetre en la planta, mientras que las impurezas y otros nutrientes se quedan fuera formándose la misma concentración a ambos lados de la membrana. Los pelos de las raíces poseen una solución salina que contiene ácidos orgánicos. Esta solución es la que empuja la solución nutriente a través de la membrana semipermeable.
El funcionamiento de los filtros de ósmosis inversa está basado en este proceso y son la solución más eficaz para mejorar la calidad del agua y eliminar de ella todos los minerales no deseados. La línea de productos Grow Max Water es una opción excelente para conseguir el agua ideal. Disponen de una amplia gama de productos para cubrir las necesidades de pequeños y grandes jardines. Sus sistemas de ósmosis inversa producen desde 500 a 3000 litros de agua pura por día. Eliminan o reducen: sales, metales pesados, cloraminas, nitratos, nitritos, cloro, sedimentos, tierra, óxidos, herbicidas, pesticidas y contaminantes orgánicos volátiles. Con estos sistemas partiremos de una EC idónea con lo que evitaremos muchos problemas al conocer los nutrientes y que cantidad de estos damos a nuestro jardín. También ayudan a estabilizar el pH (el agua de ósmosis inversa se sitúa alrededor de 6,5) y protege a los organismos beneficiosos. Incluyen manómetros de presión, restrictores de flujo y válvulas automáticas de cierre para asegurar que el sistema funcione correctamente. Entre sus distintos accesorios incluyen también una lámpara ultravioleta que mata el 99% de las bacterias y virus y un kit de desionización diseñado para añadirlo a cualquier equipo de ósmosis inversa y conseguir agua ultra pura con una electroconductividad 0,0.
Autor: TricomaTeam (tricomateam@gmail.com)

Recientes

Sobre Soft Secrets

Acerca de los secretos suaves Soft Secrets es la principal fuente de cultivo, legalización, cultura y entretenimiento de la cannabis para su dedicado y diverso público en todo el mundo. La clave es conectar a las personas mediante información pertinente y actual con el mismo interés que la salud, el estilo de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis.
¿Necesitas ayuda porque tienes un problema relacionado a las drogas? Conversalo con tus amigos y familia. Busca un médico realmente especializado y amigable. Los grupos de reducción de riesgos y daños también pueden ayudar. También piensa si es el único problema que tienes. O “el problema” viene por otro lado. En caso de intoxicación: no lo dudes, llama al servicio médico.

Deje una respuesta