Receta: alfajor cannábico de maicena

Alfajores cannábicos de maicena - Tradición e innovación culinaria revolada
Originalmente la palabra alfajor proviene del hispanoárabe “al-hasú” que significa “el relleno” y se refiere a un postre de la gastronomía andaluza. Durante la Edad Media, Andalucía fue parte del imperio musulmán por más de 700 años y la colonización dejó influencias en el idioma, la cultura y las tradiciones culinarias. Dulces como el turrón, el mazapán y el alfajor son partes de este heritage que llegó a Sudamérica con los inmigrantes españoles. Herederos y muy diferentes de sus homónimos, nuestros alfajores de maicena son los dulces más típicos e identificables de nuestra región y se merecían desde tiempo una versión cannábica.

Antes de compartir la receta del alfajor cannábico de maicena quiero hacer historia. En los últimos años aprendí de la naturaleza y la cocina. Como las plantas y los árboles van tejiendo redes para ayudarse y comunicarse en el bosque, tejí redes de personas que me ayudan con mis cultivos de plantas y mis recetas de cocina, entre otras cosas. A lo largo de estos años, nunca me atreví a preparar estos dulces tan característicos de la gastronomía sudamericana, ya que no tenía una receta segura, hasta probar los alfajores de maicena de una vecina, una delicia, livianos y dulces, uno de los mejores dulces bajoneros que una consumidora de cannabis puede soñar a la hora de merendar. Ella amablemente me compartió su receta y otra vecina, gran cocinera cannábica me sugirió agregar cannabis a la masa. La suma de sus trucos terminó en la receta que hoy les comparto.

Alfajores cannábicos de maicena
Alfajores cannábicos de maicena.

Alfajor cannábico de maicena: la receta

Esta receta de alfajores cannábicos se prepara con la tradicional manteca cannábica. En tiempo de cosecha siempre es recomendado aprovechar la abundancia y preparar extracciones en cantidad suficiente para varias recetas, ya que se puede guardar la manteca cannábica en el congelador por varios meses sin alterarse. De este modo, revolucionas la cocina de una vez y siempre tendrás manteca pronta para cualquier ocasión. Recomiendo preparar un kilo de manteca con 100 gramos de pequeños cogollos y hojas chicas de manicura. Las hojas chiquitas recubren los cogollos para protegerlos, pero si se fuman dan un gusto áspero, están llenos de tricomas y son muy útiles en la cocina.
Lo ideal es cocinar durante dos horas, a baño maría el kilo de manteca con el cannabis y dos tazas de agua, de esta manera las impurezas y la clorofila quedan en el agua mientras los cannabinoides y el THC pasan a la manteca. Al enfriarse se solidifica la manteca y se separa del agua. La manteca que obtenemos tendrá una tinta verdosa, mientras el agua será más de color marrón. Las proporciones permiten tener una manteca muy potente de un gramo de cannabis para cada diez gramos de manteca. En este caso, se usarían solo unos 40 gramos de manteca cannábica mezclada con 160 gramos de manteca normal para realizar unos 24 alfajorcitos. La dosis media para una persona acostumbrada a consumir comida cannábica son dos alfajores.

Alfajor cannábico: prepara la mantequilla

En caso de no tener una manteca preparada, para realizar esta receta puedes hacerla a baño maría con cuatro gramos de flores de cannabis secos, curados y cortados, en 200 gramos de manteca durante una hora, luego colarlo y dejarlo enfriar hasta que la manteca vuelva a una consistencia pomada. Este método vale si estas un poco apurado y con pocas cantidades para cocinar. También puedes usar hachís en vez de flores, diluyendo 2 gramos en la manteca a baño maría.
Para realizar estos alfajores cannábicos necesitamos que la manteca esté a punto pomada, es decir bien blanda y maleable, por esto es importante dejarla a temperatura ambiente una hora antes de empezar a cocinar. En un recipiente mezclamos la harina, la maicena y el polvo de hornear. En otro bowl, mezclamos el azúcar con la manteca cannábica y cuando el azúcar está totalmente incorporado agregamos una por una las yemas de los huevos. A esta preparación, se le suman los ingredientes secos tamizados hasta incorporarlos y formar una masa que se pueda desgranar un poco, pero con la humedad de los huevos poco a poco se va compactando.
Deja descansar la masa media hora en la heladera envuelta en papel film. Delicadamente estira sobre harina, con cuidado, esta masa se puede romper. Usa un corta masas o un vaso y corta formas redonditas para formar las galletas y se colocan en una placa sin manteca para cocinar en horno pre-calentado a 180 grados. Entonces, no habrá tiempo para fumarse uno y colgarse, apenas para armarlo, que ya el olor nos dirá rápidamente que es tiempo de sacarlos. El punto de cocción es muy importante para lograr el efecto polvorones, con esta textura característica, suave y quebradiza que le da ese sabor tan especial. Para lograr esto hay que sacarlo apenas termina la cocción cuando todavía están blancos pero empiezan a dorarse abajo, son unos 10 minutos que dependen de cada horno. Si se dejan dorar un poco más, estarán tostaditos y crocantes, por no decir duros si de verdad se colgaron.
Deja enfriar las galletas para que endurezcan un poco, se tienen que manipular con cuidado, ya que se pueden romper fácilmente. Formamos los alfajores uniendo dos galletas con dulce de leche y terminamos pasando coco rallado en los bordes. Se pueden guardar en la nevera, si quedan…

Alfajores cannábicos de maicena cada vez más cerca del horno.
Alfajores cannábicos de maicena cada vez más cerca del horno.

Ingredientes para receta de alfajor cannábico de maicena
Para 30 alfajorcitos:
200 gramos de harina.
300 gramos de maicena.
3 cucharaditas de polvo de hornear.
200 gramos de manteca cannábica.
150 gramos de azúcar.
3 yemas de huevos.
Dulce de leche y coco rallado.
¡Coma despacio! Precauciones antes de comer marihuana
Como siempre: hay que consumir con cuidado. Es preferible experimentar con dosis bajas para empezar y luego aumentar poco a poco hasta encontrar la medida que te conviene para disfrutar y solo disfrutar.
Es necesario ser cuidadoso con la dosis empleada, la calidad de la materia prima y la situación de consumo. Si, por ejemplo, tenemos el estómago vacío será una condicionante para tener en cuenta. Es preferible que estés descansado, bien alimentado e hidratado y lo hagas en un lugar donde te sientas a gusto. No es recomendable mezclar comida cannábica con alcohol u otras drogas.
Todas las recetas cannábicas de Soft Secrets aquí

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario