Apuntes históricos del uso de la pipa de cannabis

pipa fumar cannabis historia

Pipas: fumar cannabis es historia y presente

La pipa parece acompañar a la humanidad desde el principio de los días. Cáñamo, opio,
hachís, tabaco o simplemente yerbas aromáticas han sido quemadas desde tiempos remotos
en estos dispositivos. Actualmente, las pipas son parte fundamental de la cultura
cannábica y la oferta existente ofrece una amplia gama de colores, materiales, formas, usos y tipos. Saber cuál elegir, para qué momento utilizarla y cómo limpiarla es vital cuando deseas darte el gusto de fumar un cogollo sin tener que enrollarlo en un papel.

Para Giorgio Savinelli, autor del libro “El arte y el placer de fumar en pipa” en África Central se creó la primer pipa “de brasero” que estaba compuesta por un pequeño cono de arena con algunos orificios laterales. En su interior se hacía fuego con hojas de cáñamo y después se aspiraba el humo aproximando la boca a los agujeros.

En Europa se han encontrado cientos de vestigios arqueológicos al respecto, como la pipa romana de vidrio que fue confeccionada entre los siglos I y II d.C. Con la llegada de Colón a América, el consumo de tabaco se instaló en el viejo continente aunque su introducción cobró algunas víctimas como la de Rodrigo de Jerez, marinero que acompañó a Colón en su travesía, y que al fumar públicamente en España, fue encarcelado durante 7 años por la Inquisición que consideró que echar humo por la boca era una actitud demoníaca.

Pipa para fumar en América Latina

En América también las pipas tienen una larga data y existen desde tallados en piedras, donde se puede ver a sacerdotes mayas fumando, hasta hallazgos arqueológicos en Arizona, EE.UU, donde han encontrado pipas de piedra que aún contienen residuos de tabaco con una antigüedad aproximada de 4200 años.

En Asia Central, desde donde es originaria la cannabis, también se han realizado estudios arqueológicos que demuestran la utilización de pipas en este continente. Que la marihuana sea originaria de Asia y que los tailandeses le llamen a sus pipas baung son antecedentes que han propiciado una rica discusión académica con respecto a si el origen de las pipas de aguas dio como resultado los bongs (dispositivo que contiene agua y posee un largo cuello donde se conserva el humo) o simplemente estamos en presencia de dos tipos de pipas diferentes.

Destaca entre las teorías, la elaborada por John Edward Philips, catedrático experto en estudios africanos quien en su texto African Smoking and Pipes (1983) explica la importancia histórica y cultural de las pipas sobre todo en el África occidental. Philips sostiene como hipótesis más probable, que se fumaba cannabis en ellas. Incluso la palabra bong vendría de la lengua, casi extinta, de la tribu Bong’om, pueblo que pertenece actulamente  a Kenia.

Pero más allá de las teorías académicas, esta discusión, que aun no está zanjada, en cierta forma ha propiciado una serie de confusiones con respecto a las pipas, pipas de agua y bongs que, por su construcción y utilidad, se diferencian drásticamente.

La pipa de fumar en la historia

Las pipas son que están compuestos por una pequeña cámara para la combustión y un tubo que termina en la boquilla. Pueden ser fabricadas de diferentes materiales que van desde la arcilla, pasando por el vidrio, metales o madera, como la pipa Clay, hecha de un cerezo y que fue ampliamente utilizada en siglo XIX.

Entre los adeptos de la pipa Clay estaba el poeta Charles Baudelaire, quien además, en su obra Paraísos artificiales se encarga de dejar en claro la fascinación que sentía por las pipas para consumir, entre otras cosas, hachís: “Estáis sentados y fumáis; pero os creéis sentados en vuestra pipa y que es a vosotros a quien la pipa fuma”, reflexionaba, Baudelaire a lo largo de su libro.

Otro personaje destacado de la historia que era un reconocido admirador de las pipas, fue el físico Albert Einstein, quien disfrutaba de todo el proceso relativo a la preparación de la pipa antes de fumar. Su pasión por el arte de fumar en pipa le valió en 1950, a los 71 años,  ser reconocido por el Club de Pipafumadores de Montreal, como miembro perpetuo. En esa oportunidad lanzó una de sus celebres frases “el fumar pipa predispone a juzgar con serenidad y objetivamente las acciones de las personas.”

Narguile: pipa de agua para el fumador social

Compuesta de una cacerola de cerámica (donde se coloca la hierba), un cuerpo, la base y la manguera, el narguile –como todas las pipas- tiene un lugar de nacimiento no especificado que varía de la India a China.

Otro antecedente es el origen etimológico de la palabra, que  proviene del persa “narguil” que significa coco, ya que este era el material que más se utilizaba en su fabricación en un comienzo. Hoy los narguiles se fabrican en metal o vidrio y se componen por una serie de tubos flexibles y por un recipiente lleno de agua, cuya función es la de filtrar ya que el humo atraviesa dicho recipiente antes de salir por la boquilla.

Ciertamente el narguile sobresale del resto de las pipas porque propicia el consumo social, ya que –preferentemente- se realiza en las teterías, salones donde se puede fumar el típico tabaco húmedo llamado tömbeki.

Para consumir marihuana en el narguile se debe considerar, primero, que es un dispositivo complejo ya que la combustión depende en gran medida por la brasa que se coloca encima de la hierba, que debe estar recubierta por una lámina de aluminio agujerado. Al no realizar este procedimiento de la forma correcta es muy probable que se termine por quemar el contenido sin la posibilidad de extraer el humo.

Por eso y más allá de su belleza, el narguile puede que no brinde todas las garantías de una buena fumada ya que está pensada más para el disfrute de la fumada que para su rapidez de inhalación. No por nada, los fumadores de narguile pueden pasar horas fumando de la botella tranquilamente, en cambio el fumador de bong no podrá dar más de tres caladas consecutivas sin que antes sus pulmones queden abarrotados de humo.

Pipa para fumar cannabis: historia del Bong

El bong ha calado tan profundo en la cultura asociada a la marihuana que es pieza ícono en el consumo de cannabis. En internet abundan los foros que hablan de este utensilio. Incluso en el sitio web cannabiscafe.net, los foristas desde 2010, están construyendo la enciclopedia del bong.

En este hilo de discusión se pueden encontrar interesantes aproximaciones con respecto a sus características y que en líneas generales apuntan a los materiales utilizados en su manufactura  (que puede ser desde madera hasta acrílico), por sus formas (que pueden ser recto, cuello doblado, matraz, etc) y por sus cámaras (única, doble o multicámara).

Sin embargo, para reconocer un bong debe parecerse a esta descripción: es un tubo vertical sellado en la parte inferior y que posee insertado un tubo más delgado que en su extremo está adosada la cazoleta o cabeza de pipa. El agua se vierte en el tubo principal quedando sumergido el tubo más pequeño. Al aspirar por la parte superior de la tubería, el humo es filtrado, enfriado por el agua y contenido al interior de este. Además, posee un pequeño orificio por encima del agua que se mantiene cerrado con los dedos y que una vez retirado permiten aspirar rápidamente el humo contenido.

Sin duda, el bong brinda una experiencia única al fumar: rápidez de efecto, mega caladas que permiten aspirar una cantidad de humo que supera con creces la pitada de un cigarro, control del humo que se aspira y la posibilidad de filtrarlo en el agua que hay en su interior.

Bubbler y Bowls: a medio camino entre la pipa y el bong

El bubbler (en español burbujeador) es algo así como una pipa híbrida ya que contiene las características del bong y la pipa tradicional. Posee una pequeña recámara a la que se le agrega agua y donde el cuello de la cabeza de la pipa queda sumergido. Es fabricado principalmente en pyrex (cristal utilizado en utensilios de laboratorio) lo que lo hace mucho más resistente al calor y a los golpes que el vidrio. Su formato pequeño es ideal para quien quiere contar con una pipa de agua fácil de transportar.

Por su parte, el bowl es una pieza hecha también de cristal que posee una pequeña recámara –que no contiene agua- donde el humo se aloja y, como el bong, posee un pequeño orificio a un costado que permite aspirar rápidamente el humo contenido. Por su tamaño también es fácil de transportar, pero hay que tener ojo, ya que existe una amplia gama de bowls que están hechos de vidrio, muy similar al utilizado en los adornos navideños, lo que los hace extremadamente frágil.

Pipas de metal desarmables

Actualmente, entre las pipas para fumar marihuana, se destacan las que han sido diseñadas para poder desarmarlas y que son fabricadas generalmente con metal. Su resistencia y facilidad para limpiarlas de la resina resultante de la combustión de los tricomas, las convierte en un dispositivo ideal para el consumo de cannabis.

Hasta ahora, su inconveniente es que se calientan muchísimo, pero la industria de la parafernalia ya ha pensado en eso y para evitar quemarse las manos ha ido innovando en los materiales que se utilizan en la construcción de las pipas de mano.

Es el caso de las pipa Popoca que se fabrican en Denver (EE.UU) y que  están confeccionadas con aluminio utilizado en la industria aeronáutica, acero quirúrgico, policarbonato y gomas de Viton (uno de los cauchos sintéticos más resistentes a las altas temperaturas).

La Popoca, por la composición de sus materiales, es prácticamente irrompible, de ahí que tenga una garantía de por vida y es fabricada con tres cámaras de aire que ayudan a enfríar el humo. Al ser completamente desmontable, su limpieza se realiza sumergiendo las partes en alcohol por algunos minutos. Un dato, sus fabricantes recomiendan nunca utilizar un limpiador que contenga acetona.

Por otra parte, entre las pipas desmontables metálicas se destaca la Protopipe. Sus componentes son de metal, totalmente removibles y está compuesta por un cuerpo (tubo y boquilla), una pantalla (cabeza de pipa) con agujeros incorporados y una pequeña cámara que permite el flujo de aire a través de la pipa sin que arrastre pequeñas partículas provenientes de la combustión. Además, posee adosada a  un costado una herramienta que ayuda en la limpieza y al destape de los orificios.

Filtrando en agua: Un negocio en expansión

Lejos de la génesis de la pipa, hoy la industria ligada a la cultura cannábica  ha dado pasos sostenidos en la masificación de los bongs. Empresas como Molino Glass, que nació en 2001, han recurrido a expertos sopladores de vidrio de Suiza y Estados Unidos para dar vida a las creaciones más alocadas, donde se destaca la joyita “Mad Scientist” que puede alcanzar un precio superior a los 150 dólares.

En el sur de California la empresa Wicked Sands fabrica y distribuye impresionantes creaciones hechas con vidrio soplado. Kevin Krakower, propietario de esta empresa es asesorado por artesanos especialistas en el arte de soplar vidrio y se especializa en los burbujeadores, pero también poseen un amplio catálogo de bongs.

Sheldon Black, es un referente en pipas de agua. Desde 1988 viene perfeccionando sus productos. Son pioneros en la industria de las pipas de agua en Norteamérica y además son capaces de sacar al mercado, en pequeñas cantidades, piezas de colección que son creadas por destacados artistas sopladores. 

Pero la industria de las pipas no sólo se queda ahí. Es tal el interés que han generado que la prestigiosa marca Porsche en su tienda de diseño ofrece a Shisha, una pipa de agua de edición limitada que estaría fabricada -nada menos- con TecFlex, vidrio, aluminio y acero inoxidable, los mismos materiales que se ocupan en sus lujosos autos.

Pero si de modelos económicos se trata, actualmente están las versiones de bongs menos costosas, donde el material más recurrido es el acrílico, que destaca por sus colores fuertes y por ser más resistente y liviano que el vidrio.

Básico: con pipa limpia se fuma mejor

Cuando se trata del cuidado de una pipa de agua se debe tener en cuenta que la limpieza de todos sus componentes es esencial y, de preferencia, se debe hacer cada vez que se fuma. Lo recomendable es usar agua muy caliente lo que permitirá sacar los residuos resinosos que se obtienen de la combustión y que quedaron atrapados en el agua. En internet existen algunos videos donde la limpieza del bong se realiza sumergiendo y agitando la pipa o bong en un recipiente con sal y alcohol.

La oferta en tiendas especializadas se concentra en un producto llamado Grunge Off, que quita completamente la resina resultante de la combustión además de desodorizar y desinfectarla.

También es importante buscar un lugar propicio para mantener la pipa de agua. Lo mejor es guardarla en una caja y sacarla cuando se necesite. Hay muchos bongs y pipas de agua de vidrio que deslumbran por su belleza pero son utensilios delicados que deben estar en un lugar seguro.

Con respecto al agua que se coloca al interior del bong, es escencial cambiarla cada vez que se fume ya que la idea es contar con agua que filtre el humo y que no añada residuos de combustiones anteriores a la fumada.

Un dato con respecto al agua, si la dejas enfriar un rato en el congelador obtendrás un filtro que además te permitirá aspirar la bocanada sin esa sensación de ardor que a veces produce esta súper calada de marihuana. Hay personas que incluso colocan hielo en escamas en el interior del bong o de la pipa para mantener ese toque gélido.

 

Relacionados: Limpia tu bong

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario