Los cannabinoides sintéticos son dañinos

22 Jan 2021

 

Los cannabinoides sintéticos no son seguros. Hubo muertes asociadas a ellos y problemas de salud. Así lo han reportado diversos sitios especializados.

Los cannabinoides sintéticos son hechos en laboratorios y se han creado para investigación científica. Tienen una estructura molecular semejante (análogos) pero no similar a los canabinoides sintéticos que son los que produce naturalemtne la planta de cannabis.

Hay varios productos que se ofrecen en internet y muchas veces simplmente son catalogados como cannabinoides: Scooby Doo, K2 y Spice son quizás los más habituales. Pero hay muchos otros sobre todo en la dark web. Uno de los ganchos para vender estos cannabinoides sintéticos es que son legales.

Y eso es parcialmente verdad. Varios países europeos y estados en Estados Unidos los han prohibido. Lo que, por supuesto, no ha hecho más que fomentar la curiosidad de miles de personas en todo el mundo.

Los cannabinoides extraídos de la planta son agnonistas parciales de los receptores endocannabinoides que tiene el cuerpo humano en varios órganos y tejidos. Por el contrario los sintéticos son agonistas completos de esos mismos recpetores que tiene el cuerpo, divididos en dos grandes categorías: CB1 y CB2.

Los cannabinoides sintéticos activan al 100% los endocannbinoides. Por eso casuan efectos coleterales que han sido observados en emergencias médicas en Estados Unidos como problemas cardiovasculares, daños en los riñones, coma, agitación, problemas respiratorios y hasta la muerte.

Estos productos sintéticos, escapados de laboratorios clandestinos, no tienen ningún beneficio comparando al daño que pueden causar. Por eso no los recomendamos. Aunque sean más baratos y prometan un paraíso que solo existe en descripciones comerciales de clanes que no les importa la gente sino su propio lucro.