Argentina decreta acceso a cannabis medicinal

16 Nov 2020

El acceso real y efectivo al cannabis medicinal es una realidad en Argentina. El gobierno decretó la legalidad del autocultivo y también del cultivo de red comunitario de cannabis para quienes posean una indicación médica.

Así lo firmó el presidente justicialista Alberto Fernández. El decreto reglamentó la ley 27.350 de acceso a cannabis medicinal aprobada por el Congreso en 2017 que había sido reglamentada anteriormente pero de muy mala forma por el gobierno del neoliberal Mauricio Macri.

Una de las principales ventajas del decreto es que se favorecerá la producción en laboratorios estatales. Pero también a nivel privado mediante convenios organizaciones sociales e instituciones científicas o académicas. Para que cultiven y provean de cannabis y sus derivados a los pacientes de las patologías que los médicos especialistas indiquen.

La autorización del cultivo será potestad del Registro del Programa de Cannabis que permitirá el cultivo con los fines previstos. Pacientes, familiares u organizaciones civiles podrán inscribirse para hacer su cultivo.

El registro será gestionado por cada provincia que adhiera a la ley. Y deberá ser entregado gratuitamente por el estado para quienes no posean cobertura de seguridad social o médica.

Otro de los puntos interesantes es que los científicos no deberán pedir permiso a las autoridades de salud pública para hacer investigación que no sea clínica, es decir con personas.

Este decreto del gobierno de Alberto Fernández es uno de los más innovadores y que sin duda dotan de mayores derechos a quienes necesitan del cannabis como terápico o medicina.

Luego de aprobada la ley en 2017 Argentina siguió sin proveer de cannabis a los usuarios. En eses sentido el decreto es muy claro.

“Estas restricciones reglamentarias configuraron barreras al acceso oportuno del cannabis por parte de la población. Y como respuesta a ello, un núcleo significativo de usuarias y usuarios han decidido satisfacer su propia demanda de aceite de cannabis a través de las prácticas de autocultivo. Y con el tiempo se fueron organizando redes y crearon organizaciones civiles que actualmente gozan no solo de reconocimiento jurídico sino también de legitimación social”, señala el decreto.

La nueva normativa es un reconocimiento a ese trabajo en red de la sociedad argentina. Por eso es tan loable este amplio acceso de Argentina al cannabis medicinal. A la Argentina, salud.