Cannábicas, el documental de las mujeres

Cannábicas

Ayer, 27 de febrero de 2021, se emitió a través del canal de You Tube “Documental CANNÁBICAS” el primer documental colectivo de mujeres cannábicas del mundo. El documental fue desarrollado por la Red Latinoamericana de Mujeres Cannábicas Antiprohibicionistas (RELAMUCA), la Red Estatal de Mujeres Antiprohibicionistas en España (REMA), la Rede Nacional de Feministas Antiprohibicionistas en Brasil (RENFA), y Cannábicas Latinas Chile. Este documental une a más de 200 voces de 30 países de los 5 continentes del mundo.

Colaboraron en la realización de este documental mujeres del Hash Marihuana & Hemp Museum, del Centro Internacional para la Educación, la Investigación y el Servicio Etnobotánico (ICEERS), Sensi Seeds, Cannaveras Genetics, Revista Cáñamo, Cannativa, Cultivando Aconcagua, y Marihuana Televisión. Además colaboraron mujeres de Encuentro de mujeres cannábicas, Mulheres Cannabicas, Muyeres y Cannabis, Metzineres Entorns d’Aixopluc, XADUD, HempFlax, Fields of Green for All, Dagga Couple, y We’ Canna. También colaboraron mujeres de Terra Aquatica, Macrohuana, Amici di Nonna Canapa, Delta-9 México,Obelisk Farm, Humboldt Seed Organization, El Cultivar Growshop, Entrebellotas Growshop, y LERN Herstory. 

A continuación, el mensaje aniprohibicionista y feminista de Cannábicas.

El mundo entero clama la revolución feminista

Muchas representantes se unieron desde lugares de todo el mundo para abrazarse, acompañarse y darse fuerza para seguir luchando. Ellas expresaron la situación que viven las mujeres en Uruguay, México, Brasil, Chile, India, España, Argentina, Colombia, Sudáfrica, Italia, Ecuador, Turquía, Perú, y Costa Rica. También se escucharon las voces de las mujeres de Holanda, Puerto Rico, Nepal, Venezuela, Portugal, Jamaica, Grecia, Canadá, Francia, Letonia, Bélgica, Reino Unido, República Checa, Alemania, Ucrania, Israel, Australia, y Estados Unidos.

Mujeres que unieron sus voces para gritar esta causa

En el documental se manifestaron las voces de muchas mujeres que merecen ser nombradas y visibilizadas para reivindicar esta causa. Ellas son: Fernanda de la Figuera, Michka Seeliger-Chatelain, Janis Marquez de la Plata, Estefanía, Polo, Mila Jansen, Alicia Castilla, Freya y Jorgito, Elvy Musikka, Lucy Mthembu, Cecilia Heyder, Mayela Benavides, Graciela, Valentina y Bárbara, Inés Cano y Luna Valentina, Gizem T. Karadağ, Anna Obrados, Nuria Calzada, Ana Flor Sclani, Ana María Gazmuri, Daniela y Rocío, The Dank Duchess, Marie Noucetta Kehdi, Rossana “Nermi” Zappia, Philasande Mahlakata, Paulina Bobadilla, Angélica Ospina, Mariana Sevilla, Zara Snapp, Fany, Zoraida, Eva María, Familia Alchimia, Sisters of The Valley, Gemma Lago, Primavera, Lily Malone, Priya Mashra, Mary Córdoba, Callie Blackwell, Debora Paulino, Gogo Zanele, Mazibuko, Myrtel Clarke, Celia Maestre, Ericka Morera, Nuria Porras, Polita Pepper, Tali, Eisenberg, Sandrine, Viviana Navia, Florinda Vitale, Daniela Kreher, Patty Amiguet, Andrea Corral, Tesa Altesa, Paola Díaz, Raquel García, Maite Paillet, Patricia, Raisa, Gaby, Paola Pineda, Midora Sovino, Marta Trigo, Marta Sanz, Margui y Elena, Danitza Badilla, Cultivadas, Belén Riveros, Sheyla Urrieta, Marisel Marquez, Sussie Ramírez, Laura Pinta, Alexandra, Cecilia Olivera, Constanza, Natalia, Estefanía Alfaro, Gabriela Sierra, Maribel González, Marta Galván, Susana, Tre Borràs, Nonna Canapa, Serena, Ilenia y Elide, Maruxa Garcia, Mary Tomillero, Tania Albornoz, Laura Freitas, Ileana Beloli, Luz, Neus, Marituly, Esther M., Ana Afuera, Betsabé Vasquez, Marcela Fúquene, Emma Rodríguez, Abril Galván, Mercedes, Francesca Brivio, Sandra Corominas, Marialba, Rebeca Lerer, Daniela Barrios, Celeste Romero, Frances González, Sister Camilla y Sister Luna, Noemi Sánchez-Nacher, Jacqueline Pérez, Ingrid Farias, Carola Pérez, Alice Dos Reis, Karoliya, Dra Uma, Mara Gordon, Shiva & Shanti, Mikki Norris, Dra Weed Ana, Anna Bordonada, Oksana Devoe, Nuria La Percances, Mane Ossandón, Sari Prutchi-Sagiv, Nikki Lastreto, Brenda Hernandez, Danielle Ceruti, Kyndra Miller, Mariela Hernández, Nabeelah Khan, Shulka Manickchund, Marianela Chiarella, Patricia Fontanils, Laura Fraidias, Maria, Perkances, Rosa, Deli y Jaqueline, Aimar Sahae, Amy Case King, Emilia Pérez, Monica Pupo, Marcy Herrera, Adriana Friedman, Gisela Ferrer, Narely Cortés, Natalia Guaraní, Oriana Ciconni y Zoe, Rosina Yemini, Dana, Alex y María, Carly Jayne Barton, Nancy Anne Rose, Talita Chef y Esmeralda, Virginia Montañés, Stacie Swanson-Crass, Tricia Dennis, Julie Fry, Ellen Komp, Lisa Campbell, Gill Polard, Luisa Ospina, Lorena Beltrán, Carola Flowers, Hanna Gabrielovà, Nivedita Bansal, Jessica Steinberg, Kieley Beaudry, Charlie Snow, Stephanie, Valeria Salech, Kitty Harris, Sarah Duff, Lisa, Mariana Pinzón, Jackeline Poitras, Noemí Solanas, Kat King, Julie Chiariello, y Clara Sativa.

¿Quiénes somos las mujeres cannábicas?

El primer mensaje que da Cannábicas es la diversidad de roles que ocupamos las mujeres en esta sociedad. Nosotras somos madres, hermanas, hijas, compañeras, amigas, sobrinas, tías, abuelas, primas, fundadoras de asociaciones, inventoras de tecnología, usuarias de Cannabis, cultivadoras, presidentas de fundaciones, periodistas, directoras, médicas, terapeutas, psicólogas, educadoras, botánicas, escritoras, agricultoras, profesoras, docentes, investigadoras, autoras de libros, chefs, organizadoras de eventos cannábicos, creadoras, biólogas, diseñadoras industriales, cuidadoras de personas, dueñas de grow shops, personas, y por sobretodo, somos mujeres.

mujeres-cannabis
Las mujeres cumplimos muchas funciones en nuestra sociedad.

¿Para qué consumimos Cannabis las mujeres?

Desde ya que no lo hacemos para indicar que estamos sexualmente disponibles como muchas personas machistas asumen. Las mujeres consumimos Cannabis con fines medicinales. Consumimos Cannabis para calmar la ansiedad, conciliar el sueño, contrarrestar los efectos secundarios de la quimioterapia, tratar la artritis reumatoidea, el cáncer, la fibromialgia, las convulsiones, el glaucoma, las enfermedades degenerativas óseas y articulares, la hiperactividad, el estrés, el dolor, el dolor menstrual, el dolor de cabeza, el parkinson, la depresión, la esclerosis múltiple, para tratar enfermedades consideradas raras, y para reemplazar fármacos con severos efectos secundarios. 

También utilizamos marihuana con fines recreativos. Nos sirve para mejorar el bienestar, para relajarnos, nos permite experimentar otros estados de conciencia, aumentar la creatividad, y estar más tranquilas. El Cannabis no sólo lo consumimos, también lo utilizamos para construir edificaciones, para producir papel, alimentos, y productos textiles. 

Unimos nuestras voces y experiencias para dar un mensaje claro. Para mostrar que el Cannabis es una planta sagrada, noble y que hace un mundo mejor. Así, denunciamos los desastrosos efectos que causan las políticas prohibicionistas de la guerra contra las drogas.

Los efectos de la guerra contra las drogas en las mujeres

Otra denuncia que hace Cannábicas es la desproporcionada sanción que sufren las mujeres víctimas de una legislación en contra de la necesidad social en relación a las drogas, especialmente al Cannabis. Muchas somos madres solteras a las que nos obligan a dejar deshauciados a nuestros hijos por esta razón. Por ejemplo en México, las mujeres sufren mayores condenas por los mismos hechos delictivos que los hombres. 

Por eso decimos: Hoy la guerra contra las drogas tiene cara de mujer. Basta de allanamientos, basta de encarcelamientos, basta de leyes injustas, basta de ignorancia. No hay derecho para que se otorguen grandes licencias a grandes multinacionales, mientras nosotras en nuestra casa, al igual que nos plantamos unos tomates, no nos podamos plantar unas plantas de marihuana.

cultiva
El feminismo y el antiprohibicionismo van de la mano.

Los prejuicios hacia las mujeres cannábicas

1. Las mujeres estamos incapacitadas para desarrollar nuestro rol

Uno de los estigmas de ser mujeres y consumidoras de Cannabis atenta contra nuestro rol de madres, abuelas. Se nos vé como incapacitadas para desarrollar estos roles. La desigualdad se manifiesta en el hecho que está socialmente peor vista una madre que consume Cannabis que un padre. Muchas veces son los médicos quienes estigmatizan a las mujeres por usar como terapia al Cannabis o por dársela a nuestros hijos o hijas. Las mujeres decimos: “No puede ser prohibido lo que la naturaleza nos dá”.

2. Las mujeres somos un objeto sexual

Este es un periódico que une una diversidad de voces y representa la sociedad en la que vivimos. El machismo también se expresa aquí, y es nuestra responsabilidad ser conscientes de lo que decimos y de sus consecuencias.

En cada edición se promueve la violencia y el acoso hacia nosotras. A la vez se invisibiliza nuestra personalidad, intelecto, y valores humanos. A su vez, en el documental se visibiliza la enorme cantidad de publicidad sexista que llega a los grow shops. Esto provoca muchas agresiones, situaciones incómodas, violentas, y desagradables para nosotras. Machistas, tenemos un mensaje para vosotros: 

  • El simple hecho de estar relacionadas con el Cannabis no habla sobre nuestra postura sexual
  • Que usemos drogas no quiere decir que estemos sexualmente disponibles
  • Estamos hartas de la figura de la mujer como objeto sexual
  • Valoren nuestro intelecto

Si bien el machismo está aquí ¡El feminismo también! Desde aquí, las mujeres seguimos uniendo nuestras fuerzas para decir “Basta ya de sexismo”. Las mujeres somos más de lo que ves.

3. Las mujeres debemos tener un salario menor al de los hombres

Este es un tema muy denunciado por el feminismo en general, no sólo en el sector Cannábico. Muchas mujeres son testigos de trabajar más y recibir una remuneración considerablemente menor a la que recibe un hombre que ejerce la misma labor. Otra consecuencia de silenciar nuestro intelecto y vulnerar nuestros derechos. 

El mensaje feminista

8M
Todos los días son 8 de marzo.

Esperamos que el mundo cannábico haya despertado y deje de participar en el patriarcado y la cosificación de las mujeres. La lucha por la regulación del Cannabis y por la igualdad de género se unen en Cannábicas para proclamar la autonomía sobre el propio cuerpo, nuestros territorios, nuestra salud, nuestros conocimientos, y nuestra tierra. El feminismo y el Cannabis van de la mano. Éstos nos empoderan y nos une para encontrar las soluciones de los problemas que el patriarcado nos trajo. 

El feminismo no es una lucha donde unos ganan y otros pierden. Se trata de unirnos, de complementarnos, y de estar en equilibrio. Es hora de renacer, de aceptar que nos necesitamos. Debemos buscar una equidad de género y hacer un mundo mejor. La diversidad es la respuesta. 

Este mundo necesita más empatía y compasión hacia todas las personas. Basta de la guerra contra las drogas y contra cualquier diferencia. Queremos paz. Esta es una lucha de amor, una lucha contra el miedo, y contra la prohibición. Sin nosotras, no hay revolución. 

Mujer es revolución. El mundo está propagando conciencia con esta planta. Esta planta ha unido a las mujeres que entienden la verdad del Cannabis alrededor de todo el mundo. Cambiemos el estigma sobre las mujeres y dejemos un mundo mejor para las próximas generaciones. 

¡La revolución será feminista, antiprohibicionista o no será! El futuro de nuestro planeta depende de nosotras. Necesitamos la colaboración pacífica de todas las personas. Queremos un mundo donde quepan muchos mundos. Todos los días son 8 de marzo. 

Más artículos relacionados de Soft Secrets

Políticas para el desarrollo sostenible del Cannabis

Aspectos políticos del Congreso de Cannabis

Aspectos medicinales del congreso de Cannabis

Recientes

Sobre Soft Secrets

Acerca de los secretos suaves Soft Secrets es la principal fuente de cultivo, legalización, cultura y entretenimiento de la cannabis para su dedicado y diverso público en todo el mundo. La clave es conectar a las personas mediante información pertinente y actual con el mismo interés que la salud, el estilo de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis.
¿Necesitas ayuda porque tienes un problema relacionado a las drogas? Conversalo con tus amigos y familia. Busca un médico realmente especializado y amigable. Los grupos de reducción de riesgos y daños también pueden ayudar. También piensa si es el único problema que tienes. O “el problema” viene por otro lado. En caso de intoxicación: no lo dudes, llama al servicio médico.

Deje una respuesta