“A mis plantas no les tengo que demostrar nada”

Welcome to Soft Secrets

Hay bancos que apuestan al mundo desde el mundo entero. Hay otros que apuestan a su interior sin mirar demasiado a los costados, concentrándose en un objetivo en particular. Ese es el caso de Medical Seeds, un banco que prioriza lo suyo y lo comparte con el mundo.

Hay bancos que apuestan al mundo desde el mundo entero. Hay otros que apuestan a su interior sin mirar demasiado a los costados, concentrándose en un objetivo en particular. Ese es el caso de Medical Seeds, un banco que prioriza lo suyo y lo comparte con el mundo.

Javi es el criador de Medical Seeds. Un banco que mira mucho más hacia adentro que hacia afuera. No hace mucho Javi se dio cuenta que sus sativas en América del Sur se desarrollaban como nunca. Fue en Argentina que encontró, de la mano de Puro Humo lo que llama el feno madre de su YGriega, una bella sativa que se ha llevado premios por todos lados, pero además el reconocimiento de cultivadores y criadores.

Sus variedades se plantan en dispensarios de marihuana medicinal de Canadá. Javi es de Pamplona, vasco. Pero lleva 15 años en Barcelona. Una ciudad espantosamente complicada para plantar, donde Javi y su equipo, colaboradores y amigos sacan unas genéticas que luego saboreamos por todo el mundo.

¿Cuándo empezaste a cultivar el cannabis?

Uff… Hace años ya. La gente se piensa que soy más joven de lo que soy, tengo 41 años y empecé a los 16,17 años.

¿Cómo era en Euskadi el asunto de cultivar en aquella época?

Nosotros, los españoles, venimos de la cultura del hachís. Siempre se cultivaba marihuana, pero era lo menos, era marihuana de baja calidad. Lo que se fumaba era el hachís. Cuando probé algo bueno fue en Holanda, más o menos a la misma edad que empecé a cultivar. En cuanto vi lo que había allá pensé: quiero.

¿Qué empezaste a cultivar?

Creo que Skunk. En aquella época era la Northern Lights, la Jack Herer, las genéticas antiguas. La AK 47.

Los clásicos…

Claro, los que se utilizan para hacer cruces.

¿Cómo es la aventura para crear tus variedades?

En Argentina hay más demanda de semillas de las que se pueden cultivar, entonces hay casi un breeder en cada esquina. La gente hasta intenta sacar sus propias semillas. Y al principio conmigo era parecido, aunque no tan intenso como ustedes. Yo tenía que ir a Holanda por las semillas, los viajes eran costosos, tenía la suerte que jugaba con genéticas de elite y no lo sabía. Al principio hacía cosas increíbles porque partía de una buena base. Algunas cosas que seleccioné aquellos años ya ni están. Incluso aquellos bancos están cerrados como por ejemplo Spice of Life o Secret Valley y otros. Cuando llegué a Barcelona había muy buen cultivo sobre todo de interior, había madres, había intercambio de clones. Ahora llevo guardando madres más de veinte años, es increíble.

¿Madres de 20 años?

SI, sativas en interior increíbles, con todos sus veranos, otoños y primaveras, porque en una ciudad como Barcelona donde no tengas aire acondicionado y filtro de osmosis… Es de los peores sitos del mundo para cultivar porque es ciudad, hace calor, el agua es una mierda. Tienes que tener todo super mega ultra optimizado y aprendes a cultivar en base de palos.

¿Cómo haces para mantener una sativa 20 años?

Con mucho amor, a veces teniendo réplicas por muchos sitios como forma de seguridad. Todo breeder sabrá que en algún verano fuerte de calor se te va a la mierda porque no cuentas con ese día que toca el pico más alto.

¿Cómo empezó esta aventura llamada Medical Seeds?

Yo hacía mis pinitos y era muy buen cultivador. Empecé a guardar machos a 18 horas, y me di cuenta que los machos florecían, yo quería elegir machos que aguantaran 18 horas para empezar a trabajar, esos eran los buenos para mi.

Una de las pruebas de germinación que hago para seleccionar machos es dejarlos crecer por 18 horas durante seis meses cortando, cortando y cortando, llega un momento que esa planta tiene la edad adulta y se define macho o hembra.

Empecé a trabajar en el grow shop, la gente pedía buenas genéticas, empecé a hacer algún cruce, a seleccionar alguna planta nuestra y la gente quedaba maravillada. Y ahí empecé, me decidí un día porque en el grow shop nos fallaban las semillas holandesas y el único que vendía era Dinafem, un banco español. Eso me armó de valor para decir: joder, yo también tengo cepas muy antiguas, tengo edad por conocimiento y estaba en el momento que tenía que estar y probar de lanzarnos al mercado tímidamente.

Pero jamás pensé que esto iba a llegar y tomara el carácter que ha tomado. Jamás pensé vender semillas en Europa. Jamás pensé que iba a vender semillas en todo América, jamás lo pensé. Yo me dediqué al trabajo, a hacer breeding y amar las plantas y de hecho con todo este mercado de marihuana que se armó con quien más a gusto me siento es con ellas y es verdad. Es verdad, te lo digo de corazón, yo soy cultivador y en este teatro que son las ferias, cada uno viene a desempeñar su papel lo mejor que puede. A mis plantas no les tengo que demostrar nada. Me hago un caño con ellas y mejor salen. La gente que es cultivador, perciben que soy cultivador, saben que lo que digo es verdad, la mierda es tener que venderse.

Una de la características de tu banco es justamente que haces una producción a escala humana…

Nosotros somos breeders, hemos intentado replicar e incluso mejorar genéticas. Hace unos años estuve viviendo en Canadá, hay semillas de Medical allá para los cultivos medicinales que se están dispensando hace más de cinco años. En Canadá ganamos copas.

No es la única, la Y Griega y la 1024 se llevaron todo…

Holandeses, canadienses, estadounidenses son pioneros. Me muevo en esos sitios y la gente me reconoce. Hay un cultivador argentino que tiene la 2046 desde el 2008. En ese momento dije: este tío es un cultivador, la ha guardado como yo en invierno, en verano. Una de las plantas que lleva la YGriega es Kali Mist (antes de 1998) con una Neville Haze de más de 20 años. Es sativa por sativa, Haze por Haze. Salga el feno que salga, es buenísimo. Puro Humo (cultivador argentino) encontró el feno madre, super eléctrico. Sativo de que fumas y vas para arriba. No vas nunca para abajo.

¿Cuándo fumaste la primer Y Griega?

No sé, tiempo atrás. Cuando presento una variedad en España yo llevo dos años fumándola. La presento en algún sitio, tímidamente. La podrán probar de mi mano. Soy como un niño con sus zapatos nuevos. Me gusta cultivarla varias veces, hacer extracciones, estudio mi planta para que cuando cualquiera pregunte lo que sea, ahí estoy yo. Papá conoce a sus hijas, es así.

¿La 1024 cómo surgió?

Tiene ese nombre para empezar porque es el número de la planta que criamos con cuatro breeders, pusimos unas 300 semillas cada uno, eran 1500 y la seleccionada fue la 1024, es un número mágico. Me gusta esa variedad sativa. Nosotros tenemos muy, muy buenas sativas. Sativas de más de 14 semanas. En Europa la gente está más para producir, y sacan índicas. América del Sur es culturalmente sativa. He visto mis variedades cultivadas, seleccionadas y me he emocionado.

¿Con cuál te emocionaste?

Con la 2046, un breeder me dijo que la tenía de tantos años y que había ganado tantas copas y no entendía nada. Yo soy un loco, me entero poco de las cosas, me fijo más en lo mío, ahora que estoy saliendo más y visitando estoy contento y me llena de orgullo. Para mi la recompensa no es hacer cosas grandes, sino lo que pueden hacer otros con lo que yo he creado. El año pasado sacamos una variedad regular, aunque se venden más las otras. Pero para que la gente pueda seleccionar machos y hembras. (…) Que la gente haga sus cosas y continúen con el trabajo no me jode, me llena de orgullo. Las plantas en un momento no son de nadie, hay que trabajar con respeto y con alguien que la ame. El cannabis en la historia ha sido usado para ritos, ceremonias, curanderos, ni para gilipolleces o tonterías.

¿Por qué Medical y no Recreational Seeds?

Vimos hacia dónde venía el mercado, ya hacía muchas extracciones y muchas tinturas y cosas, regalaba todo. No soy médico ni nada, el que acude a mí no es como Javi de Medical sino como Javier Ruano, la persona. Las cosas que he dado nunca han sido desde mi empresa, porque estaría cometiendo una ilegalidad y como ya he dicho no soy médico pero he facilitado tinturas y cosas así o aceites de Rick Simpson. No soy médico pero he visto con mis propios ojos cómo podía hacer bien a las personas. La marihuana no cura, pero mitiga dolores, ayuda a tener una mejor vida para un enfermo. Entonces señores, aquí estamos esperando. Cuando lo vi con mis ojos pensé que no es utopía, que no es leyenda urbana. Me puse a investigar la que seda, la que calma, esta con esta y fui buscando siempre.

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario