Cultivo de cannabis con luces LED: del vegetativo a la cosecha

Cultivo cannabis indoor LED

Cultivo de cannabis con luces LED

En este artículo vamos a tratar de iluminarnos un poco sobre el cultivo de cannabis con luces LED. ¿Funcionan? ¿Son productivos para el florecimiento? ¿Vale la pena cambiarse a estas luces? Aquí les dejo mis impresiones después de un año y medio de cultivar con este tipo de luz.

Algunos pioneros del cultivo de cannabis con luces LED ya habían comenzado a hablar acerca de este nuevo tipo de luces hace algunos años y de su viabilidad para aplicarlas en nuestros preciados cultivos. Los leds no son nada nuevo en la industria, el único motivo para no haber empezado antes su incursión en la escena cannábica es que su rendimiento no era suficiente, hasta ahora. La cantidad de luz que se conseguía por los vatios utilizados salía perdiendo por goleada contra las luces de sodio. Pero actualmente los leds ya cuentan con una eficiencia competitiva que, sin duda va en aumento.

Cultivo cannabis con luces LED: comenzando

El mejor modo de saber cómo funciona algo es probándolo uno mismo, así es que hace un año y medio compré unas luces LED y empecé las pruebas.
Cuando uno enciende una bombilla led, lo primero que sorprende es la gran cantidad de luz que emite y su velocidad de arranque. Una ventaja es que todo el sistema está integrado y no requiere gravas externas ni operaciones complejas. Es un sistema práctico, no se calienta y en principio su duración es excelente, con lo que nos ahorramos los frecuentes cambios de bombilla de las incandescentes.
La primera prueba, de las cinco que he realizado, fue en verano. Esto ya nos muestra una posibilidad que antes era casi utópica para los interiores: cultivar en época estival, ya que la temperatura ambiente apenas sube un grado estando muy cerca del cristal. Aunque esto también será, en parte, el talón de Aquiles de este sistema.
Por otra parte, este tipo de luminaria no necesita reflectores y su ángulo de apertura es muy bajo (sobre los ciento veinte grados), lo que proporciona una ventaja y un inconveniente: nos ahorramos un gasto importante en materiales reflectantes, pero si solo utilizamos una unidad tendremos que elevarla mucho para iluminar todo. Ahí empieza el problema. Si necesitamos levantar excesivamente las luces perdemos sus ventajas principales: poder aproximarlas y ofrecer a las hojas una gran cantidad de luz. Sin embargo, la solución es simple: es mucho más eficaz utilizar varias unidades de baja potencia, bien distribuidas y ubicadas cerca de las plantas, en lugar de una sola unidad grande de alto voltaje. Este es un consejo de vital importancia.
Cuando se cultiva con led se pueden apreciar varias diferencias en las plantas. La más notable es que no suelen mostrar carencias ni manchas: su verde es perfecto. Esto se da gracias al hecho de poder acercar la luz a la hoja sin que aumente la temperatura, lo que favorece la floración.
Además, las plantas cultivadas con led se defienden muy bien durante la fase vegetativa, dando excelentes resultados para enraizar y mantener a las madres con muy pocos vatios. Este es un salvavidas para quienes cultivan durante el verano o para aquellos que no tienen mucho espacio disponible para las hembras.
Los patrones de cuidado en cuanto a fertilización varían ligeramente. Al no tener tanta temperatura, las plantas necesitan ser regadas con menos frecuencia, por lo que debemos asegurarnos de fijar más alto los parámetros de CE (conducción eléctrica) con el fin de proporcionarles la misma cantidad de alimento.

Luces LED en cutivo de cannabis en floración

Las plantas cultivadas con LED comienzan la floración correctamente, con una distancia internodal que no dudaría en calificar como mejor que la conseguida con luces de sodio de alta presión. Esto nos indica que la planta no se espiga buscando más luz ni tampoco se retrasa el cambio al modificar el fotoperíodo: todo se desarrolla como siempre (excepto el cobro de tu cuenta de luz, que será mucho más amable). A medida que pasan los días, las plantas forman flores compactas, resinosas y con todas sus cualidades desarrolladas. La ausencia de calor parece preservar mejor las propiedades organolépticas de las flores.
Los problemas comienzan cuando los led se utilizan durante el invierno. Después de años de estar acostumbrados a utilizar la iluminación incandescente a modo de estufa, nos quedamos sin esos grados más que tanto se necesitan cuando llega el frío.
Las bajas temperaturas afectan a las partes más débiles de las plantas, sus raíces tienden a atrofiarse, y las macetas son imposibles de secar durante varias semanas. Este hecho no puede ser ignorado ya que si se hace necesario el uso de equipos de calefacción adicionales (como un radiador, aire acondicionado o cualquier cosa que consuma mucha energía) todo habrá sido en vano, ya que el pago de la electricidad requerida por el aire acondicionado automáticamente cancelará todos los otros ahorros que habíamos hecho. Para aquellos cuyo cultivo no es mucho mayor a un metro cuadrado, la solución ideal es combinar ambos tipos de iluminación. De esta manera podrás disfrutar de una sinergia mucho más eficiente que logre tanto la temperatura de las luces de sodio, como el buen rendimiento de los led.
Cuando hice esta combinación durante el invierno, las plantas que quedaban en la línea entre las dos luminarias, pudiendo elegir hacia donde inclinar sus hojas, siempre lo hacían hacia los leds. Creo que eso es bastante significativo.

Cambiar luces LED para cultivo de cannabis

Este tema ha creado mucha controversia en la web y en la prensa especializada ya que muchos críticos han insistido en que las luces led no funcionan durante el período de floración. En parte, eso es cierto, pero hay una explicación. Cuando los primeros modelos de led estaban siendo publicitados se dieron datos irreales, muy por encima de sus auténticas características. Hubo quien llegó afirmar que una lámpara de noventa vatios era superior a una de seiscientos (sin comentarios). Esa enorme expectación jugó en contra de este sistema y la gente que compró esos modelos (que tenían un precio muy elevado y además carecían del suficiente espectro para trabajar de forma correcta), obtuvo resultados totalmente pobres. Así es que la primera hornada de valientes se llevó una buena decepción, pero ahora las lámparas combinan el espectro de forma mucho más completa, y sobre todo, ahora sabemos qué esperar y qué no. Además, los precios han bajado y lo seguirán haciendo.
Los cultivadores más creativos pueden aprender a crear sus propias luces; hay muchos y excelentes tutoriales en la web que muestran cómo armarlas con la distribución y potencia deseada. Actualmente se puede ver gran cantidad de seguimientos con resultados serios y sin manipulación, y los cultivadores que obtienen buenos resultados con las lámparas de sodio, de hecho, trabajan más eficientemente con los leds. Por el contrario, aquellos que han comenzado, o que suelen tener problemas con sus cosechas, van a ver sus errores potenciados.
Actualmente hay muchas empresas que ofrecen leds para el cultivo, especialmente en internet. Hay nuevos modelos y combinaciones disponibles por lo que no es posible recomendar una marca en particular; además, lo que es útil hoy día, podría volverse obsoleto mañana. Sin embargo, lo que sí podemos decir, es que la mayoría de las luces que se venden en e-Bay son de muy mala calidad y no sirven ni para esquejes; de hecho, no sirven para nada. Pero ante el desconocimiento general se siguen vendiendo, lo que es una lástima porque esto está aumentando la mala fama de los leds. Tenemos que tratar de averiguar dónde obtener modelos probados y garantizados. Y no esperar ganar sin invertir.

Pros y contras de luces LED  para cultivo de cannabis

Resumiendo, podemos decir que los leds funcionan, (aunque no tan eficientemente como se dijo cuando llegaron) y definitivamente son entre un 30% y un 60% más eficaces que las luces incandescentes. Siguen siendo caros, pero los precios van bajando y la calidad aumentando. Si piensas que disminuir la potencia a la mitad para una cosecha grande mediante la combinación con luces HPS es una buena idea, puedes reducir el consumo en un 30% sin perder gramos.

Pros

– Bajo consumo.
– Durabilidad sin pérdidas.
– Arranque inmediato.
– Muy eficaces.
– Posibilidad de cultivar en verano y en espacios reducidos.

Contras

– Alto precio.
– Exigen elevar las temperaturas durante el invierno.
– Es difícil saber cuáles marcas son las más eficientes.
– Se necesitan varias unidades para una distribución adecuada de la luz.

Posts Recientes

Sobre Soft Secrets

Soft Secrets es la fuente principal de información para el cultivo de cannabis, su legalización, cultura y entretenimiento. Nuestra audiencia es global, apasionada y diversa. Nuestra clave es conectar a las personas a través de información relevante y actual sobre salud, estilos de vida y las oportunidades de negocio que ofrece la cultura del cannabis en todo el mundo.
¿NECESITAS AYUDA PORQUE TIENES UN PROBLEMA RELACIONADO A LAS DROGAS? CONTACTA A TU LÍNEA DE APOYO LOCAL CUANTO ANTES. EN CASO DE RIESGO DE VIDA LLAMA AL 911 AHORA.

Deja un comentario